Vacaciones. Semanas #37 y #38

Último resumen antes de las vacaciones, aunque no tenga mucho que contar. Es una época tranquila, previa a la tempestad de septiembre.

Este año recibo las vacaciones con expectación. El año pasado las tuve muy repartidas, y éste no he tenido días libres así que va a ser la primera vez que tenga tres semanas seguidas. Quería planificarlas bien para aprovechar, pero por ahora solamente me he dejado llevar por eventos y sensaciones.

En el trabajo hemos tenido dos semanas bastante planas. Se notan las vacaciones del resto del equipo, así que he aprovechado para seguir con el refactoring. Es un poco pesado pero nos dará agilidad y flexibilidad que nos hace falta. Es una inversión para hacer el trabajo más fácil después.

Estuve documentando los cambios para añadir estadísticas en el panel de edición, para que los compañeros de desarrollo puedan empezar con la implementación.

Y también del panel, dando soporte a desarrolladores para probar y volver a probar algunas de las mejoras programadas. Lo malo es que a veces en ese momento encuentro una forma mejor de hacerlo. Creo que un día me matan. Y esto además significa que no lo había probado lo suficiente antes.

Hubo una tarea inesperada, para la que tuve que preparar un widget de producto en muy poco tiempo. No estoy 100% contenta con el diseño, a mi vuelta veremos los resultados que da, e iteraré sobre él.

Lo malo es que hay poca materia prima. Fotos de calidad muy mejorable, sin poder procesarlas (es para una producción automatizada y por lotes), la información disponible para cada producto no es homogénea… Pero puedo dejar esta primera versión para que se implemente en mi ausencia, y luego estudiar los datos.

Tuvimos la siguiente reunión de status del departamento, ya en formato estandarizado con lo que decidimos en la anterior. Más corta y bastante eficaz. Y por mi parte, pedí a mi jefe hacer una reunión para que me diera la valoración de mi rendimiento en lo que llevamos de año.

El año pasado, entre viajes por el curso y más cosas, había bajado mi nivel, y este año quería dar un buen empujón. De lo que me ha comentado, coincidimos bastante en mi punto débil: la estética y la creatividad. Literalmente, me dice que funciono muy bien cuando hay una tarea muy definida, pero que cuando hay más libertad, me quedo muy corta.

Hay una parte relativamente fácil de resolver, la más técnica, tipografía, color, composición… que ya he ido mejorando un poco, y sigo estudiando. Pero la parte de las ideas es la que más me cuesta.

Yo también lo creo, siempre lo he visto como mi mayor limitación, incluso en los ejercicios del curso del año pasado. Y recuerdo lo que me decía mi compañero Danny, “hay que mirar, mirar y mirar”. Él es una de las personas con más talento para el visual que he conocido en persona, y además gracias a él conocí también a Marta Romero, cuyo estilo también me parece de un buen gusto y equilibrio excelentes.

Así que en esas estoy, intentando reunir fuentes de inspiración para ir mirando, mirando, mirando, y practicando. Otra idea que tengo es retomar alguna afición, como los abandonados dibujo y fotografía.

Aparte, continúo leyendo Now You See It, que está siendo muy didáctico, y en el tema de filosofía del diseño, si se puede llamar así, sigo con Design for the real world de Victor Papanek. Por ahora creo que es el diseñador con cuya visión más llego a congeniar.

In persuading people to buy things they don’t need, with money they don’t have, in order to impress others who don’t care, commercial design is probably one of the phoniest fields in existence today.

¿Suena la frase? Recomiendo este breve artículo sobre Papanek, y, por supuesto el libro.

Y en el ocio, estoy en una etapa extraña. Hace mucho que perdí el interés en el cine, y tuve una época de series. Pero con el final de Breaking Bad me quedé muy vacía, y en los últimos meses el entretenimiento audiovisual que más he consumido son los deportes y documentales.

Pero en los últimos días he vuelto a tener sensaciones con sendas Dune y Blue Velvet. Pese a que no son lo primero que veo de David Lynch, son películas extrañas, y traen sensaciones extrañas, buenas y malas. Pero sensaciones al fin y al cabo.

Lo único malo de Lynch es que luego necesitas el antídoto…

El fin de la obra de El Escorial. Semanas #35 y #36

Se va haciendo costumbre publicar cada dos semanas… si es que no me puedo dejar sola…

Al margen de las típicas actividades veraniegas, piscina, terraza, mojitos, poca vida social. Pronto serán las fiestas en mi pueblo y entonces vendrán los días de salir todas las tardes.

En WSL sobre todo he estado centrada en la tarea de visualización de datos. Terminé de leer Digital Diagrams, pero me ha sabido a poco. Tiene muchos ejemplos básicos pero no es esclarecedor. Y he empezado con Now You See It, que finalmente compré, y por ahora me está encantando. A ver si cuando acabe tengo algo de tiempo y cuento un poco más por aquí.

Así pues, la primera semana estuve trabajando en el diseño de la primera versión de estos gráficos, y, por extensión, del panel donde se alojan. No solamente se trata de plantarlos ahí, sino de reestructurar para que todo tenga sentido.

Era bastante necesario, pues habíamos ido añadiendo características sin ser un sistema extensible. Ahora funciona mejor pero todavía no llega a ser un sistema, eso necesitará más trabajo después, por ahora ponemos el foco en las nuevas estadísticas.

La siguiente semana estuve implementando el front de ambas cosas. Usaremos Google Charts para los gráficos, así que mi gozo en un pozo con los diseños pixel perfect. La herramienta está bastante bien pero no he conseguido sacar con ella todos los detalles visuales que había preparado. Así que he tenido que cambiar algunos elementos de la forma, texturas por colores por ejemplo.

Con el refactoring un poco parado debido a esto y a otras tareas de arreglo de bugs con los snippets para ayudar con el código que habíamos implementado consumí prácticamente la primera semana.

Y después se añadió el final del proyecto largamente retrasado, el rediseño y reconversión del sitio corporativo de Weblogs SL.

Un año, ¡un año! hemos tardado en sacar la primera versión. Como ya explicó Julio Alonso en el blog, muchos proyectos de clientes se han colado por delante, y desde el verano pasado que empezamos, lanzamos ahora.

Por mi parte hice el diseño, y mi compañero Javi lo implementó con una plantilla para WordPress, con maquetación responsive y un montón de detalles, como siempre hace. Enhorabuena y gracias Javi, hiciste un trabajo increíble!

Diagramas, un doctorado, refactoring y rebajas! Semanas #33 y #34

De nuevo voy a contar dos semanas en una, mi disculpa: estaba de shopping :-)

Mi debilidad, las rebajas, compras por internet a horas intempestivas, pero también una actividad familiar que ya es tradición ir con mi hermana y mi madre. Tan buena para nosotras como ir al cine o de cañas, o incluso mejor, me atrevo a decir. Lo malo es que sufrimos bulimia de compras, término acuñado por Suso Lahuerta para describir la forma de comprar típica de mi madre.

Pero no toda la actividad familiar fue tan superficial, ya que este jueves acompañamos a mi hermana en la lectura de su tesis doctoral en Filosofía: El problema de la interpretación en el arte: intención y significado.

Una presentación impecable, un saber estar en la tarima y la forma de responder a las preguntas, con naturalidad pero contundencia, un dominio del inglés hablado que para mi quisiera la mitad, y, sobre todo, valentía al elegir un tema actual, desarrollado por filósofos contemporáneos y generando contenido original. Enhorabuena Ali!

En el trabajo, han sido dos semanas muy diferentes. La primera, dedicada a cerrar frentes, como el proyecto largamente retrasado, revisión, ayudar a la implementación de los snippets de código en el panel de edición, hacer algunos prototipos para implementar la votación de comentarios en nuestras versiones móviles, y dar soporte a algunos compañeros de servicios a empresas, que han tenido mucho trabajo estos días y necesitaban un poco de ayuda.

También empecé una tarea que llevaba tiempo pendiente: refactorizar el CSS de nuestra capa de visualización. Decir que el código no estaba optimizado es ser muy amable: tras tres versiones de diseño y dos del backend completamente diferentes que tuvieron que convivir durante un tiempo, con las versiones para tablet y móvil que desarrollamos en base a un framework genérico (Twitter Bootstrap), y haber introducido LESS en medio de todo este proceso, la cosa está de mírame y no me toques.

Así que, como la arquitectura está muy definida en este momento, he empezado a hacer limpieza y a crear módulos reutilizables pero extensibles, para, por ejemplo, tener una definición base de botones, y luego sólo tener que ajustar las mínimas propiedades necesarias para adaptarlo a móviles o tablets (ej. tamaño del área pulsable, o del texto), todo a través de LESS. Así tendremos un código más sencillo, modular, con menos sitio para errores, y más fácil de mantener.

Botones, iconos, formularios, colores… es lo básico que he abordado esta emana, pero aun queda la mayor parte, que seguiré haciendo poco a poco. Después además quiero construir una guía del estilo de la de Mapbox o Heroku que permita a front-ends y desarrolladores usar los componentes fácilmente, y respetando el estilo.

También he empezado a preparar una escala tipográfica nueva, que no será tan sencilla de incorporar en esta refactorización como el resto de componentes. Necesita mucho más trabajo de diseño previo, pero es necesario también.

Y la siguiente semana ha venido marcada por una nueva tarea que me han pedido para el panel de edición, relacionada con la visualización de datos.

En este tema estoy bastante verde, así que lo primero que hice fue dejar mi lectura de verano y coger un libro que tenía pendiente desde hace tiempo, Digital Diagrams (uno de los recomendados por el profesor Cañada), que por ahora me parece bastante básico, y con muchísimos ejemplos, lo que me viene de perlas, y buscando un poco más, di con Now You See It: Simple Visualization Techniques for Quantitative Analysis, que Yusef Hassan ha recomendado alguna vez en su blog, que me he pasado esta semana. Tengo que buscar alguna referencia más de este libro, a ver si voy a por él o no.

Con todo esto, y repasando los principios de la Gestalt y la teoría de diseño de información que aprendí el año pasado, espero poder hacer un buen trabajo. Estoy un poco nerviosilla con esto.

Por último, acabamos la semana con una reunión de departamento. Normalmente las hacíamos entre dos compañeros, sin periodicidad, y dábamos reporte de actividad al resto del equipo, pero ahora hemos cambiado el método y vamos a mantener un documento con el estado de los proyectos, de forma que quien quiera pueda consultarlo en cualquier momento y tener una visión global de los avances. Y cada dos semanas, reunión de departamento para contarnos entre nosotros.

A ver si esta manera, sencilla pero más metódica que lo anterior, nos permite mejorar nuestra comunicación y visibilidad, ya que tenemos un problema grave con esto: los otros departamentos no tienen conocimiento de la mitad de o que hacemos.

Y ahora, a darme un remojón!

Semana #32

Parece que fue ayer cuando salió el primer tomate y ya estamos comiendo los de verdad.

Esta semana la novedad es mi vuelta con ganas al mundo de las masas. Tras un retiro voluntario de la repostería y pan, retomo los experimentos con la receta de pan casero de Ibán Yarza, empezando con su método para hacer masa madre.

En WSL abordé la tarea de diseñar los snippets para el panel de edición de nuevo. Mucho papel y boli para superar el bloqueo de la semana anterior.

He usado atajos de teclado y una barra de dos niveles (básico y avanzado) para poder hacer fácilmente accesibles las herramientas. Al principio quería usar un menú contextual, y, aunque finalmente he sido más conservadora, creo que voy a volver sobre esta idea para algunas de las herramientas, las más sencillas y que implican dar formato a un solo bloque de texto.

También trabajé en prototipos para rediseñar el módulo de artículos recomendados, relacionados con el artículo actual, simplificar el que tenemos y hacerlo más gráfico, e incluir ahí nuestro branded content convenientemente diferenciado.

Tuvimos un poco de lío con los compañeros de ventas: cerraron con un cliente un patrocinio que luego no era tal, sino algo un poco más especial, y claro, no teníamos especificaciones a seguir. De nuevo se pone de manifiesto la importancia de seguir la documentación y ajustarse a lo que tenemos definido.

Creo que ellos necesitan más flexibilidad, pero hay que ver cómo poder darle soporte antes de lanzarse a la piscina.

Empezamos un pequeño proceso de recruiting para cubrir el hueco que deja nuestro compañero Dani, aunque con pasitos cortos. Primero buscando entre la gente con quien hemos trabajando alguna vez y ha ido bien, y después pidiendo referencias directas.

Qué importante es dejar a la gente contenta, la verdad que muchas veces me pregunto cómo serían las referencias que darían de mi mis compañeros actuales y clientes anteriores.

Aunque siempre intento tratar como me gustaría que me tratasen, y he desarrollado mi paciencia y buena voluntad mucho más de lo que pensaba que sería capaz, mi mirada escéptica sigue saliendo a su antojo, y sin mirar a quién.

Bueno, pues para ver qué tal nos va con los posibles fichajes, hemos pensado trabajar con ellos en modo freelance para proyectos concretos y así conocernos. Tengamos una cita, sin compromiso. Suena muy romántico pero en realidad es cubrirse las espaldas.

Por último, algunos pequeños retoques a las especificaciones de la tarea R, ya en manos del equipo de desarrollo que necesitaron algunas aclaraciones. Y ahora viene una fase dura… presentación a equipos de ventas y editorial. A coger carrerilla!

Por fin pude dedicar un poco de tiempo a desatascar el proyecto personal M, y, visto lo visto, me lancé a simplificar. Es la única forma de ponerlo en marcha en algún momento antes de que deje de parecerme interesante!