¿Se puede repartir el trabajo?

Con la técnica moderna sería posible distribuir el ocio sin menoscabo para la civilización… En un mundo sensato, todos los implicados en la fabricación de alfileres pasarían a trabajar cuatro horas en lugar de ocho, y todo lo demás continuaría como antes. Pero en el mundo real esto se juzgaría desmoralizador. Los hombres aún trabajan ocho horas; hay demasiados alfileres; algunos patronos quiebran y, la mitad de los hombres anteriormente empleados son despedidos. Al final hay tanto tiempo libre como en el otro plan, pero la mitad de los hombres están absolutamente ociosos, mientras la otra mitad sigue trabajando demasiado

(Bertrand Russell,1935, Elogio de la ociosidad)

Via estratega.

A ver qué nos trae el 2012…

No me da ninguna vergüenza decir que no he cumplido ninguno de los propósitos que hice para 2011. Si me diera alguna, no haría propósitos para 2012, ji. ji, ji. Y ya, como el colmo de la gandulería, me quedo con los mismos, a ver si este año cuelan.

Lo importante es que lo importante siga como el año anterior, o mejor. Salud, trabajo y buena compañía en todos los sentidos. Porque eso es lo importante al final!

Hoy os dejo un par de recomendaciones, el especial de Nochevieja de José Mota de este año, y una musical: Mika – Any other world.

Buen día y buen año!

El periodista & el camarero

La triste realidad de muchos en España, no poder trabajar de lo que eres.

Visto en El Blog Salmón.

¿Cómo se fabrica(ba) una silla Eames?

Mucho tiempo sin pasar por aquí!

Esta semana me lo recordaron en Twitter, y también un par de veces offline… y es que ni me acordé de celebrar el aniversario del blog, 8 años ya, y cada vez escribiendo menos!

Trabajo y otras obligaciones no me dejan tiempo… bla bla bla… menos excusas y más vídeos de gatos!

O vídeos curiosos como el que traigo hoy: el proceso de fabricación clásico de las sillas Eames en Herman Miller. Ya no se fabrican así, claro, pero da gusto verlo, la manipulación de la piel, colorear la fibra de vidrio…

Las sillas de los Eames son algunas de mis favoritas en clásicos del diseño del siglo XX, junto con la Barcelona de Mies van der Rohe. Y a ti ¿cuál te gusta más?

Un vídeo que encontré en Plataforma Arquitectura.

Summertime… uno más, uno menos

Playa de las dunas

Un verano más, un verano menos.

Esta vez ha sido Fuerteventura y una breve escapada a Aguadulce y Mojácar. Queda algo en la reserva para octubre, pero ya no es mi querido verano.

12 pasos… Recovering Lazyholic

El juego de palabras no es tan efectista en castellano: lazyholic, algo como adicto a la vagancia, a la gandulería, como se dice por aquí.

De nuevo Erin Hanson, de ¿qué queremos? ¿qué necesitamos?, esta vez con 12 pasos para para vencer esta adicción, la pereza, que parece que últimamente está bastante de moda, ni mi abuela se libra :-D

Aquí van los pasos “to recover lazyholic”:

  1. Admite que tienes un problema.
  2. Levántate de la cama.
  3. Aséate.
  4. Analiza la situación
  5. Haz una lista.
  6. No te quedes en la idea.
  7. Apaga la televisión.
  8. Haz ejercicio.
  9. Visita sitios nuevos.
  10. Lee, escribe, escucha, aprende.
  11. Busca tiempo para tus aficiones.
  12. Comparte lo que sabes.

Y de propina, unos consejos gráficos también:

Lee un libro

Sal fuera

Come más fibra

Más en Koning.

¿Qué queremos? ¿Qué necesitamos?

Tan simple y tan importante, ¿qué queremos y qué necesitamos? ¿cómo se relaciona?

Erin Hanson nos hace pensar en ello mediante unas sencillas pero efectivas ilustraciones:

Quiero demasiadas cosas, necesito querer menos

Debería leer para alimentar mi cerebro en lugar de feeds sin contenido

Mucho trabajo y no salir hacen que sea una chica pálida

Mi factura dice que un teléfono más sencillo hubiera sido una mejor decisión

Visto en Koning, donde podemos ver algunas ilustraciones más. Llegué a través de Twitter, una vez más no recuerdo la referencia :-(

Consumo colaborativo ¿alternativa sostenible al hiperconsumo?

¿Usted se ha parado a pensar en que las taladradoras que tenemos en nuestras casas están en funcionamiento entre 12 y 13 minutos durante toda su vida útil, y el resto del tiempo duermen en la caja de herramientas? ¿Qué pasaría si pusiera su taladradora a disposición de quienes necesitan hacer taladros, y estos le pagaran un alquiler por su uso y al mensajero que va y viene con la herramienta?

El consumo colaborativo, una de las nuevas tendencias impulsadas en parte por el avance de la tecnología.

Gracias a la hiperconexión que internet y las redes sociales nos proporcionan, podemos consumir de maneras muy diferentes a las que estamos acostumbrados: comprar directamente a productores de alimentos, intercambiar bienes que ya no utilizamos, tanto por otros bienes, o incluso tiempo en los bancos de tiempo.

A través de Inteligencia Ética, nuevo blog en mis feeds, llego a este vídeo de TED con la charla de Rachel Botsman, que cuenta algunos casos de consumo colaborativo en Estados Unidos.

Ejemplos ilustrativos y esperanzadores, pero que intentando imaginar cómo se podrían desarrollar en España, me generan más dudas que otra cosa.

Este sistema se basa en la reputación y la confianza, y viendo lo presente que sigue estando la picaresca aquí… habría que andarse con bastante cuidado.

Aquí la charla, solo 15 minutos, y, aunqe está en inglés, se pueden activar los subtítulos en español:

Cuando alguien te grite desde su coche…

Cuando alguien te grite desde el coche, manten la calma y responde de una forma creativa, le darás qué pensar para todo el día¿Vas simplemente a darle otro grito?

Hay alternativas mejores, como muestra este póster que encontré en Dale pedales, el blog de una tienda de transformación y personalización de bicicletas. Una tienda donde disfrutarás de buen “bikeporn”, que además me ha enternecido con su lema:

Una bicicleta vieja… reciclala, transformala y cuando la uses piensa que era algo que no tenia valor para nadie, solo para ti.

En este mundo loco, de comprar, tirar, comprar, quizá el vintage es una moda más, pero quizá para algunos puede ser un punto de partida hacia la reflexión: reutilizar, reciclar, y poco a poco, cambiar de actitud: “take it slow“.

Conocí Dale pedales a través del twitter de Furilo.

Esta semana en mi Kindle… (5)

Es verdad que la semana pasada fue la primera que di palo, sí… pero aquí va mi recopilación de enlaces, ración doble incluyendo los guardados la semana anterior:

Política, economía, vida y el mundo en general:

Vida freelance, productividad, gestión personal:

Diseño y desarrollo web, UX:

Buen fin de semana a todos, haced algo especial, y ya sabéis… take it slow!