Semana #25

Calles viejas y nuevas ideas. Combinación interesante pero arriesgada.

Un fin de semana convencional, un poco de descanso y lectura que también apetecía, con un improvisado paseo por el casco antiguo de mi pueblo. Inspirador, aunque acabé fatal después de cientos de escalones a pleno sol hasta la parte más alta: el castillo.

En WSL empezamos la semana con una reunión con varios compañeros del departamento de servicios a empresas. Hay nuevas necesidades y hemos preparado documentación para dar apoyo a los project managers en las presentaciones.

También vamos a añadir un nuevo protocolo de comunicación con los clientes y con el resto del equipo para que tengan más visibilidad del trabajo que vamos haciendo. Ahora el proceso de implementación es como una caja negra, una entrega llave en mano, ya que en ese proceso podemos avanzar sin participación de nadie más. Esto hacía el proceso opaco para el resto de participantes, que quedaban esperando el resultado. A partir de ahora, pasaremos a dar informes del estado del desarrollo mientras se implementa el diseño realizado.

Se ha reactivado por fin la tarea R, que llevaba un mes aproximadamente en revisión por parte del equipo de desarrollo. No solo nos han dado luz verde, sino que va a ser algo más ambicioso de lo que en principio se planteó, genial! Se ha visto el potencial y ha cambiado todo el planteamiento.

De todas formas, vamos a seguir el enfoque de empezar por algo muy concreto, así que me he dedicado a hacer análisis de los datos y competidores, y los primeros bocetos en papel para el uso piloto.

Hemos extendido el nuevo panel de edición a todas las publicaciones ya, y con algunas funcionalidades más que estaban en la recámara y han salido en esta release. Está saliendo muy bien, y en general la gente está contenta, a pesar de que con el aumento de volumen de uso y las novedades han salido algunos bugs más.

Así que el viernes tuve una reunión con el director de tecnología y personal de desarrollo en el que decidimos los siguientes pasos que daremos en este proyecto: mejoras de usabilidad, desarrollo de la capa de ayuda en la que ya he estado trabajando, algunas peticiones expresas de los editores, y abordar procesos que tienen cierta envergadura y habíamos conservado intactos, como la subida de imágenes.

En el proyecto bancario mi compañero Diego ha realizado la entrega del material y el cliente ha empezado la instalación.

Para la red social de moda, se aprobó la tarea breve que acabé la semana pasada, y ahora hay que hacer las pruebas.

Y también revisamos la última iteración del proceso principal que estamos rediseñando, y las nuevas pantallas que preparé la semana anterior. Los cambios han sido menores y ahora nos queda completar los últimos casos: cuando no hay resultados de búsqueda y prácticamente nada más.

¿Será la semana que viene cuando por fin retome el proyecto personal M? Lo veremos en el próximo episodio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *