Un Año. Semanas #51 y #52

Bonitos números para este recopilatorio semanal, o intento de tal.

Es curioso que me de cuenta ahora de que los números no cuadran. La semana 52 debería ser la del 17 del mes… pero después de saltarme tantas, sobre todo últimamente, seré indulgente conmigo misma, y seguiré con la cuenta tal cual. Total, al menos duré más que Daniel, jeje, mal de muchos…

Parece que por ahora Noviembre me trata mejor que el sádico Octubre.

Se van resolviendo algunos temas, coche nuevo ya en casa, aquel nuevo trabajo ya rodando, mi abuela ha salido hoy del hospital -aunque yo tengo mis reticencias- y unas buenas semanas en el trabajo me dejan hoy agotada pero en paz, así que puedo volver a mis problemas del primer mundo:

En Digio, con la aplicación que rediseñamos, la propuesta para listados parece que ya está bien encaminada, nos queda un tema pequeño por resolver. Tenemos que poner mucha atención en este elemento, y vaya que si lo estamos haciendo. Espero que quede perfecto.

Sigo avanzando con el resto de vistas, unas mejor que otras. Creo que el tema de las interacciones mejora la aplicación actual, pero el visual no está todavía a nivel suficiente.

Al principio, cuando usé un moodboard para inspirarme, funcionó muy bien, pero para estas vistas lo he ido dejando un poco de lado. Tendré que volver a él para reconstruir y que la aplicación tenga un visual a la altura, como pretendía con los primeros diseños. Ha sido como un despegue muy fuerte, que luego ha perdido potencia.

En WSL muchas muchas muchas reuniones. Lo bueno es que todas van dando fruto.

La semana anterior nuestro CTO nos propuso probar un nuevo sistema de organización de trabajo, y esta semana nos hemos ocupado de implantarlo y probarlo. Seguiremos especializados, no tanto como hasta ahora porque compartiremos más trabajo, y trabajaremos más en equipo. Además, este sistema permitirá a parte del equipo trabajar sin interrupciones, e iremos rotando en ese tipo de puestos.

Me ha sorprendido lo rápido que lo hemos puesto en marcha, y lo bien que creo que ha salido, al menos en esta primera prueba. Imagino que por ser un sistema que él ya había probado con el equipo de desarrollo, y que sabía bien cómo tenía que probar con nosotros.

Seguimos también con el curso de formación, que aunque no estoy de acuerdo con algunas cosas que nos enseñan, sigue siendo muy interesante porque hay otras que son muy valiosas.

Mucho sobre gestión de personas… hay parte de esa gestión que no me sentiría cómoda haciendo. Ingeniería social, inteligencia emocional… al final creo que son técnicas para llevar a la gente a la posición que tú quieres, y es un terreno gris en el que no me siento muy cómoda. Pero hay otras cosas, aprender a preguntar, actitud ante los conflictos… que veo muy útiles y practicaré todo lo que pueda.

La Tarea la hemos pausado un poco con la implantación del nuevo sistema de trabajo. Hubo una subtarea que sí completamos, pero esta última semana no hemos avanzado en el diseño. Sí nuestro jefe en la especificación, así que imagino que la que viene será más intensa.

Terminé la tarea F y la acogida ha sido buena por parte del cliente, y pronto la probaremos con los usuarios. Espero que la semana que viene ya esté en producción.

Seguimos preparando los Premios Xataka y a estas alturas todavía no sé si podré ir. Con todos los líos en casa la verdad que se me hace más difícil, pero oye, parece que si todo sigue por buen camino, es posible que la semana del 27 esté por Madrid… si a alguien le apetece una cerveza y quiere quedar, será un motivo más para hacer el ánimo :-)

Semanas #48, #49, #50

Casi otro mes sin pasar por aquí. Bueno, ni por aquí ni por ningún sitio. Tengo Instagram, mi nueva vieja red social favorita, abandonada. Y por Twitter más de lo mismo. Pero en estos momentos tampoco me preocupa mucho eso.

Algunos problemas familiares, con visitas al hospital, la compra de un nuevo coche, alguien de la familia que consigue un esperado trabajo… muchas noticias y asuntos que atender, que han hecho de octubre un mes muy denso y que tenía ganas de que terminase. Espero que Noviembre se enderece un poco y pueda aburrirme algún rato.

Fuera del trabajo, una vez más vuelve a surgir en la conversación el siempre comentado, y siempre postergado proyecto de negocio pasivo. Esta vez espoleado por la publicación de Txarly, de nvivo, sobre cómo han lanzado un sideproject rentable.

Así que tras la enésima lluvia de no-ideas con mi socia, esta vez… tenemos algo! Por fin se nos ha ocurrido una que podemos hacer realidad sin necesidad de una inversión desproporcionada, y vamos a ir a por ello.

Y ahora me doy cuenta también de que en las asignaturas empresariales de la carrera me sirvieron de bien poco, pues no sé cómo hacer los cálculos de lo que necesitamos, de los gastos que tendremos, cuánto tenemos que cobrar para que sea rentable, cómo prever el volumen de trabajo… de los pasos que hay que dar para empezar a plantear un negocio.

Tengo que conseguir algo de información aquí, buscar a alguien con experiencia que pueda contarme un poco para no lanzarnos tan a ciegas.

Estoy en medio de un cambio de móvil. Finalmente he comprado un iPhone, no tanto por gusto, sino porque es lo más razonable para mi trabajo, y ya estoy toda la semana quejándome de iOS.

Este móvil tiene cosas excelentes, como todo el mundo sabe. Para mi hasta ahora lo mejor la cámara, y el Touch ID, y eso que por ahora no le saco partido.

Pero luego hay una serie de tonterías, detalles de diseño, que me matan. La que más, el teclado mayúsculo siempre. Una cosa tan sencilla de cambiar… también tengo la sensación de que necesito muchos más toques y gestos para moverme entre aplicaciones y en ellas que con Windows Phone.

El uso más intensivo que con el iPad, me confirma que ahora mismo Windows Phone es el mejor sistema operativo para móviles. Pero la disponibilidad de aplicaciones para iOS, es insuperable.

Respecto al trabajo, con Digio seguimos con la app de la que hacemos rediseño visual. La propuesta ha gustado al cliente, aunque hay una parte importante, un listado de elementos, que no llegamos a cerrar. El cliente quiere tener mucha información visible en el listado, y yo soy reacia, pues le quita al listado su esencia, de ser escaneable y procesable, para ser una vista detalle de muchos elementos.

Ahora seguimos trabajando en una nueva propuesta para el listado, y extendiendo el diseño a todas las vistas de la app. Para las pruebas y presentaciones estamos usando Marvel App, una aplicación que permite montar un prototipo de forma muy muy sencilla, que funciona genial en el teléfono como fake. Además, su versión gratuita es bastante completa y fácil de usar.

También con Digio he estado haciendo consultoría de diseño para otra aplicación. Cuando hago esto, y este mes lo he hecho bastante, tanto aquí como en WSL, me doy cuenta de que se me da bastante bien. No me gusta mucho, pero veo cosas más fácilmente que cuando diseño yo. Creo que es cuestión de dejarlos reposar más tiempo antes de revisar. Tiempo que nunca se tiene.

En WSL la principal tarea del mes ha sido la tarea que surgió del experimento. Ahora es una Tarea con mayúsculas, importante, ambiciosa. Parece que esa prueba, ese prototipo, llegó en el momento acertado, y hemos pescado la oportunidad al vuelo. Así que seguimos trabajando en el prototipo, o más bien, destrozándolo.

Hemos hecho algunas iteraciones a lo bruto simplemente para conseguir tener un prototipo funcional con las máximas prestaciones, y un diseño visual inexistente, y ahora paramos un poco, recogemos todo lo aprendido, nos recomponemos y volvemos a empezar, ya con las cosas más claras. Así evitamos desarrollar caminos que luego haya que desandar.

Además en esta tarea estoy trabajando con mi compañero Javi. Hay que ver lo bueno que es trabajar con alguien en ciertos puntos del proceso. Lo fácil que es que salgan ideas diferentes simplemente hablando. En estos momentos me doy cuenta de que trabajar solo tiene más inconvenientes de los que he tenido presentes siempre, inconvenientes por omisión.

Una nueva tarea, F la llamaré (una nueva F), me llevó a volver a visitar los foros de Domestika, que hace mil años frecuentaba mucho. Lo bien que aguantan el paso del tiempo! y además descubrí un curso que, aunque me tienta mucho, tendré que dejar para un momento en el que no esté tan ocupada: Sastrería de papel: Ilustrando con tijeras.

Seguimos con los Premios Xataka, parece que todo va muy bien este año, y la verdad que la imagen que hemos preparado me gusta mucho. Todavía no sé si la podré ver en directo… a ver qué tal me trata Noviembre, que Octubre me ha dejado K.O.

Cocina y color: ensalada de salmón de La Pescadería

Parmesano, rúcula, mango y salmón

Hace unos años en Tarifa visité este restaurante por recomendación de 11870, y descubrí una ensalada que no se me hubiera ocurrido nunca, pero ahora es de mis preferidas.

Cuatro ingredientes nada más:

– Salmón, ahumado o marinado casero, en láminas, se pone en la base
– Mango, cortado tipo juliana
– Rúcula, no escatimar con ella!
– Queso parmesano, rallado por encima.

Aliñar con pimienta y aceite de oliva. Antes de ponerle sal… probadla. El parmesano ya sala lo suyo.

Parece poca cosa, pero la combinación de sabores me sorprendió.

El resultado: ensalada preparada

Semana #47

Un fin de semana agridulce.

Por un lado, celebrando el cumpleaños de dos de mis mejores amigas, una fiesta como las de antes. Y por otro, asistiendo al deterioro progresivo de alguien muy querido. Los estragos de la edad y de la mala condición física. Estas cosas son las que realmente me motivan para hacer deporte y cuidarme. Ni operación bikini ni chorradas. Poder llegar a los 80 años en condiciones de disfrutarlos. Ser como los ancianos que veo en el gimnasio, o corriendo triatlones.

Esta semana he publicado un nuevo diseño de mi portfolio, sin mucho ruido porque tampoco ha sido algo planeado, sino más bien un rediseño de urgencia.

Me advirtieron que estaba funcionando mal en algunos móviles y como la plantilla de WordPress anterior no la había creado yo, prefiero hacer algo sencillo sobre una base nueva que bucear en un código que no conozco para encontrar la solución. Así que gracias a las recomendaciones de los buenos compañeros de Twitter pude implementar muy rápido el diseño que había hecho y ahora ya hay una versión básica nueva.

Aun así, pendiente me queda hacer el rediseño de verdad. Ahora he aplicado principios básicos para hacer algo sencillo y funcional. Por eso en realidad se parece mucho en contenido y estructura al anterior. Pero quiero que sea más personal y que refleje la evolución que (creo) que he tenido desde 2012.

Empecé la semana enviando a Digio la propuesta de rediseño visual de la aplicación que me propusieron. Habíamos elegido para empezar la propuesta la pantalla de más uso, y además del nuevo look & feel, hice algunos cambios más para mejorar cómo se usa. La acogida fue bastante buena, y además me dieron un feedback muy valioso para detectar dos problemas, cosas que no quedaban 100% claras al enfrentarse a la interfaz por primera vez, y que pude mejorar haciendo una iteración adicional.

Ahora toca la presentación al cliente final, y para dar un poco de apoyo, hice un pequeño montaje para presentar el diseño de forma que se hiciera muy evidente el valor adicional que aporto con los cambios que propongo. Espero que tengamos respuesta positiva.

En WSL la semana ha sido sencilla pero intensa. Pocas tareas pero que me han dejado exhausta.

Preparando los Premios Xataka. Otros años no he participado prácticamente nada, pero esta vez, como contaba la semana anterior, sí que he participado en la fase inicial para crear la imagen visual que usaremos después para desarrollar materiales.

Ha sido una experiencia curiosa y bonita para mi, ya que no suelo trabajar en equipo, y no me parecía ésta una tarea que admitiera fácilmente la participación de mucha gente sin quedar desvirtuada. Pero creo que lo hemos enfocado bien, haciendo en equipo la parte de buscar inspiración, referencias, sentar la dirección de lo que queríamos, y siendo luego una única persona persona la que trabajase gráficamente las propuestas, es decir, sólo uno diseñaba. Creo que nos ha funcionado bastante bien, y tenemos una propuesta muy chula.

Además, propuse preparar con un poco de amor el envío a los jefes: crear una presentación para que ellos pudieran experimentar la misma inmersión que nos había llevado a nosotros al resultado. Aprendí bien la importancia de presentar el trabajo en el PV4, y es a una de las clases que más rápido le estoy sacando rendimiento.

Y luego, del experimento que hice por mi cuenta, inspirado por una reunión que en realidad no tenía ninguna relación con ello, hay posibilidades de que salga algo más. Por eso he estado trabajando en una propuesta nueva para presentar, de nuevo.

Lamentablemente esta vez no me ha ido tan bien. Cada uno cojea de un pie, y creo que en esta tarea, el mío me ha hecho arrastrarme más para un lado que para otros, dejando la mesa coja. Mi jefe me dio buenos consejos para enmendarlo, así que a trabajar duro y a ver si puedo dar con el resultado que necesitamos.

Y ya fuera del trabajo, y en mis experimentos con el diseño visual, una pequeña chorrada: de una ensalada saqué una paleta de color -no muy atractiva, lamentablemente- pero la ensalada vale la pena, pronto os dejaré la receta por aquí.

Semanas #43 – #46. Septiembre entero, vamos

Un mes entero esta vez el tiempo de ausencia del resumen semanal. Mi desconexión digital ha llegado demasiado lejos. A ponerse al día, ¿no?

No es que mis obligaciones sociales hayan aumentado tanto, sólo un par de proyectos nuevos que me han tenido más ocupada.

Por un lado, empecé un rediseño exprés de mi portfolio. No me había dado cuenta de que en algunos móviles el layout responsive se rompía, así que se ha convertido en un asunto urgente. Tengo ya casi listo el nuevo, me falta redactar los contenidos para poder ponerlo online.

Por otro lado, en Digio me han pedido colaboración para el rediseño de una aplicación móvil, y aunque tenía el objetivo de no hacer trabajos freelance una temporada, he aceptado. Me gusta el proyecto, y hace bastante que no trabajo en producto puro y duro. Además la aplicación pertenece a un sector en el que no he trabajado antes, es un un reto. Espero poder ir enseñando los avances en la propuesta.

En el trabajo de Weblogs SL, llegada esta altura del año ya estamos en plena vorágine de preparar los Premios Xataka. Tenemos un colaborador externo para el diseño de la imagen, y Esther, de mi equipo, llevará las aplicaciones. Por mi parte, ahora participo al principio, para definir la imagen que queremos, y luego echaré una mano cuando sea necesario, pero no lo llevaré directamente.

He continuado con el refactoring. Ya tenemos en producción, y extendido a todos los blogs, el sistema de iconos nuevo. ¡Qué delicia! Ganaremos mucho a la hora de trabajar el front end.

Seguimos avanzando con el panel de edición, hemos añadido ya las herramientas para el manejo de los artículos compartidos entre blogs, cuando se envía una noticia desde uno a otro. He usado como recurso el famoso icono del retweet. Creo que es interesante porque el concepto es paralelo (a otro nivel, claro) y su popularidad puede ayudar a la comprensión de esta funcionalidad.

Y hemos añadido un sistema de notificaciones, aparte de los mensajes de estado que teníamos, y que mantenemos. Es para mensajes de distinta naturaleza: por ejemplo en los mensajes de estado avisamos de que un artículo se acaba de publicar, que se ha programado etc. Las notificaciones son permanentes hasta que se gestionan.

Continuamos con las reuniones periódicas del departamento técnico, y ahora además tenemos una nueva convocatoria de lo que se podría calificar de reunión de directivos. Están resultando muy valiosas, la verdad. Dan mucha visibilidad de temas que antes me llegaban tarde, y me dan una visión global que antes construía uniendo puntos.

Además, un nuevo cambio se aproxima… He estado haciendo algunos experimentos por mi propia iniciativa que espero que lleguen a buen puerto y sean un éxito.

En el proceso de esta tarea he recuperado espontáneamente una forma de trabajar que no usaba desde… la universidad por lo menos. Escribir. Lo había cambiado por bocetar directamente, pero, en esta ocasión, no sé por qué me ha dado por volver a hacerlo, y ha resultado un gran éxito. Es verdad que me pasé un montón de tiempo escribiendo y reescribiendo, pero me ha funcionado tan bien, que creo que lo voy a incorporar al día a día.

En el fondo, es verbalizar el pensamiento lo que creo que ha funcionado. En lugar de intentar directamente plasmar en bocetos, escribir, y de ahí, bocetar. Me ha resultado más fácil reordenar las ideas como palabras que como dibujo. Un poco raro esto, quizá.

Y para la semana que viene, empezamos un curso de formación. En mi caso, para manager, que aunque no quiera serlo, en realidad tengo que gestionar al equipo, y nunca me he formado para ello. Espero que me resulte útil.

Por otra parte, he estado dedicando buenos ratos a poner en práctica los consejos que Danny Saltaren me dio para mejorar mi visual.

En el nuevo diseño de mi portfolio, en la aplicación que estoy haciendo para Digio, y en la definición de la gráfica de los Premios Xataka estoy siguiendo el mismo proceso. Por los resultados me parece que voy mejorando algo, aunque muy lento.

Semanas #39 – #42

¡Tres semanas de vacaciones! perfecto para desconectar, descansar y recuperar la apetencia del trabajo, si tienes suerte y te gusta lo que haces.

Las vacaciones, empezaron fuertes con fiestas en el pueblo. Lo mejor de esos días, poder pasar más tiempo con los amigos y la familia, recuperar aficiones como la bici, tras más de año y medio aparcada, y tener tiempo para dejar vagar la mente y hacer planes estúpidos.

Luego pude disfrutar unos días de Mallorca, un viaje fallido en lo gastronómico, pese a la foto, y salvo las deliciosas ensaimadas, pero totalmente satisfactorio en cuanto al resto.

Naturaleza amable pero también impresionante. Sobre todo me gustó mucho la combinación de sierra y mar, pinares verdes y aguas turquesa.

Había estado antes en Menorca y no esperaba una isla tan montañosa. En todas las zonas que visitamos, y especialmente en la zona de la Sierra de Tramuntana, al Oeste. También me pareció muy especial el ambiente y el tono de los pueblos, me recordaban más a las zonas del norte que conozco que al litoral mediterráneo.

Y lo montado que está para el turismo. Bello, cuidado… pero en todas partes tenías parking, un supermercado, varios restaurantes, máquinas expendedoras… me sorprendió.

Luego unos días de hacer deberes y planificar los meses siguientes -muchos objetivos en el horizonte- antes de empezar de nuevo con el trabajo. Aunque se perfilan dos trabajos como freelance en el horizonte, por ahora la cosa va calmada y he empezado la semana en WSL con relativa tranquilidad.

Había dejado bastante trabajo planteado para el equipo de desarrollo, y ahora ha surgido una nueva tarea relacionada con el panel de administración. Hace tiempo que estamos aprovechando los contenidos de nuestras publicaciones relacionadas para enriquecerse mutuamente, y vamos a mejorar la forma en la que se comparte y se gestiona internamente. Por ahora sólo he leído las especificaciones y visto el sistema actual, y la semana que viene tenemos reunión para conceptualizar.

Tenía una pequeña cola de tareas de las que nos piden de vez en cuando los editores, que la verdad, me gusta mucho hacerlas porque son muy colaboradores y agradecidos.

Los compañeros de desarrollo me necesitaron poco para soporte y bugfix esta semana, así que pude seguir con el refactoring. He terminado la implementación de iconos con webfonts en las versiones de móvil y tablet, y pronto acabaré la de escritorio.

Tuve varias reuniones con compañeros, para ponerme al día, y luego, la reunión de status del departamento. El equipo de diseño para Servicios a Empresas ha dado lo mejor de si mismos este verano. Enhorabuena a Javi y Diego por su gestión y trabajo, que se irán viendo pronto con los lanzamientos y rediseños que vamos a publicar. Por ahora el primero es el blog de Lenovo.

Luego otras noticias no tan buenas, algunas bajas y no podremos contar con mi excompañero Dani para un evento importante, pero habrá que sobreponerse. Si no soy optimista tras tres semanas de vacaciones… ¿cuándo lo seré?

Y ya fuera del trabajo, estoy haciendo unos ejercicios y dedicando tiempo de calidad a mejorar mi faceta de visual. Mi querido compañero Danny Saltaren, tras leer mi último artículo, ha sido tan encantador de echarme una gran mano y ahora tengo un camino para probar. Le debo un mail y muchas cervezas.

Y aprovecho para hacerlo retomando el proyecto personal M, que ya era hora, aunque sé que si salen adelante los proyectos freelance que tengo en vista, peligra de nuevo.

Fresh start

When I feel stuck with a design I save versions and start from a fresh blank document instead of constantly seeing a graveyard of design options floating around on your artboards

Vacaciones. Semanas #37 y #38

Último resumen antes de las vacaciones, aunque no tenga mucho que contar. Es una época tranquila, previa a la tempestad de septiembre.

Este año recibo las vacaciones con expectación. El año pasado las tuve muy repartidas, y éste no he tenido días libres así que va a ser la primera vez que tenga tres semanas seguidas. Quería planificarlas bien para aprovechar, pero por ahora solamente me he dejado llevar por eventos y sensaciones.

En el trabajo hemos tenido dos semanas bastante planas. Se notan las vacaciones del resto del equipo, así que he aprovechado para seguir con el refactoring. Es un poco pesado pero nos dará agilidad y flexibilidad que nos hace falta. Es una inversión para hacer el trabajo más fácil después.

Estuve documentando los cambios para añadir estadísticas en el panel de edición, para que los compañeros de desarrollo puedan empezar con la implementación.

Y también del panel, dando soporte a desarrolladores para probar y volver a probar algunas de las mejoras programadas. Lo malo es que a veces en ese momento encuentro una forma mejor de hacerlo. Creo que un día me matan. Y esto además significa que no lo había probado lo suficiente antes.

Hubo una tarea inesperada, para la que tuve que preparar un widget de producto en muy poco tiempo. No estoy 100% contenta con el diseño, a mi vuelta veremos los resultados que da, e iteraré sobre él.

Lo malo es que hay poca materia prima. Fotos de calidad muy mejorable, sin poder procesarlas (es para una producción automatizada y por lotes), la información disponible para cada producto no es homogénea… Pero puedo dejar esta primera versión para que se implemente en mi ausencia, y luego estudiar los datos.

Tuvimos la siguiente reunión de status del departamento, ya en formato estandarizado con lo que decidimos en la anterior. Más corta y bastante eficaz. Y por mi parte, pedí a mi jefe hacer una reunión para que me diera la valoración de mi rendimiento en lo que llevamos de año.

El año pasado, entre viajes por el curso y más cosas, había bajado mi nivel, y este año quería dar un buen empujón. De lo que me ha comentado, coincidimos bastante en mi punto débil: la estética y la creatividad. Literalmente, me dice que funciono muy bien cuando hay una tarea muy definida, pero que cuando hay más libertad, me quedo muy corta.

Hay una parte relativamente fácil de resolver, la más técnica, tipografía, color, composición… que ya he ido mejorando un poco, y sigo estudiando. Pero la parte de las ideas es la que más me cuesta.

Yo también lo creo, siempre lo he visto como mi mayor limitación, incluso en los ejercicios del curso del año pasado. Y recuerdo lo que me decía mi compañero Danny, “hay que mirar, mirar y mirar”. Él es una de las personas con más talento para el visual que he conocido en persona, y además gracias a él conocí también a Marta Romero, cuyo estilo también me parece de un buen gusto y equilibrio excelentes.

Así que en esas estoy, intentando reunir fuentes de inspiración para ir mirando, mirando, mirando, y practicando. Otra idea que tengo es retomar alguna afición, como los abandonados dibujo y fotografía.

Aparte, continúo leyendo Now You See It, que está siendo muy didáctico, y en el tema de filosofía del diseño, si se puede llamar así, sigo con Design for the real world de Victor Papanek. Por ahora creo que es el diseñador con cuya visión más llego a congeniar.

In persuading people to buy things they don’t need, with money they don’t have, in order to impress others who don’t care, commercial design is probably one of the phoniest fields in existence today.

¿Suena la frase? Recomiendo este breve artículo sobre Papanek, y, por supuesto el libro.

Y en el ocio, estoy en una etapa extraña. Hace mucho que perdí el interés en el cine, y tuve una época de series. Pero con el final de Breaking Bad me quedé muy vacía, y en los últimos meses el entretenimiento audiovisual que más he consumido son los deportes y documentales.

Pero en los últimos días he vuelto a tener sensaciones con sendas Dune y Blue Velvet. Pese a que no son lo primero que veo de David Lynch, son películas extrañas, y traen sensaciones extrañas, buenas y malas. Pero sensaciones al fin y al cabo.

Lo único malo de Lynch es que luego necesitas el antídoto…

El fin de la obra de El Escorial. Semanas #35 y #36

Se va haciendo costumbre publicar cada dos semanas… si es que no me puedo dejar sola…

Al margen de las típicas actividades veraniegas, piscina, terraza, mojitos, poca vida social. Pronto serán las fiestas en mi pueblo y entonces vendrán los días de salir todas las tardes.

En WSL sobre todo he estado centrada en la tarea de visualización de datos. Terminé de leer Digital Diagrams, pero me ha sabido a poco. Tiene muchos ejemplos básicos pero no es esclarecedor. Y he empezado con Now You See It, que finalmente compré, y por ahora me está encantando. A ver si cuando acabe tengo algo de tiempo y cuento un poco más por aquí.

Así pues, la primera semana estuve trabajando en el diseño de la primera versión de estos gráficos, y, por extensión, del panel donde se alojan. No solamente se trata de plantarlos ahí, sino de reestructurar para que todo tenga sentido.

Era bastante necesario, pues habíamos ido añadiendo características sin ser un sistema extensible. Ahora funciona mejor pero todavía no llega a ser un sistema, eso necesitará más trabajo después, por ahora ponemos el foco en las nuevas estadísticas.

La siguiente semana estuve implementando el front de ambas cosas. Usaremos Google Charts para los gráficos, así que mi gozo en un pozo con los diseños pixel perfect. La herramienta está bastante bien pero no he conseguido sacar con ella todos los detalles visuales que había preparado. Así que he tenido que cambiar algunos elementos de la forma, texturas por colores por ejemplo.

Con el refactoring un poco parado debido a esto y a otras tareas de arreglo de bugs con los snippets para ayudar con el código que habíamos implementado consumí prácticamente la primera semana.

Y después se añadió el final del proyecto largamente retrasado, el rediseño y reconversión del sitio corporativo de Weblogs SL.

Un año, ¡un año! hemos tardado en sacar la primera versión. Como ya explicó Julio Alonso en el blog, muchos proyectos de clientes se han colado por delante, y desde el verano pasado que empezamos, lanzamos ahora.

Por mi parte hice el diseño, y mi compañero Javi lo implementó con una plantilla para WordPress, con maquetación responsive y un montón de detalles, como siempre hace. Enhorabuena y gracias Javi, hiciste un trabajo increíble!

Diagramas, un doctorado, refactoring y rebajas! Semanas #33 y #34

De nuevo voy a contar dos semanas en una, mi disculpa: estaba de shopping :-)

Mi debilidad, las rebajas, compras por internet a horas intempestivas, pero también una actividad familiar que ya es tradición ir con mi hermana y mi madre. Tan buena para nosotras como ir al cine o de cañas, o incluso mejor, me atrevo a decir. Lo malo es que sufrimos bulimia de compras, término acuñado por Suso Lahuerta para describir la forma de comprar típica de mi madre.

Pero no toda la actividad familiar fue tan superficial, ya que este jueves acompañamos a mi hermana en la lectura de su tesis doctoral en Filosofía: El problema de la interpretación en el arte: intención y significado.

Una presentación impecable, un saber estar en la tarima y la forma de responder a las preguntas, con naturalidad pero contundencia, un dominio del inglés hablado que para mi quisiera la mitad, y, sobre todo, valentía al elegir un tema actual, desarrollado por filósofos contemporáneos y generando contenido original. Enhorabuena Ali!

En el trabajo, han sido dos semanas muy diferentes. La primera, dedicada a cerrar frentes, como el proyecto largamente retrasado, revisión, ayudar a la implementación de los snippets de código en el panel de edición, hacer algunos prototipos para implementar la votación de comentarios en nuestras versiones móviles, y dar soporte a algunos compañeros de servicios a empresas, que han tenido mucho trabajo estos días y necesitaban un poco de ayuda.

También empecé una tarea que llevaba tiempo pendiente: refactorizar el CSS de nuestra capa de visualización. Decir que el código no estaba optimizado es ser muy amable: tras tres versiones de diseño y dos del backend completamente diferentes que tuvieron que convivir durante un tiempo, con las versiones para tablet y móvil que desarrollamos en base a un framework genérico (Twitter Bootstrap), y haber introducido LESS en medio de todo este proceso, la cosa está de mírame y no me toques.

Así que, como la arquitectura está muy definida en este momento, he empezado a hacer limpieza y a crear módulos reutilizables pero extensibles, para, por ejemplo, tener una definición base de botones, y luego sólo tener que ajustar las mínimas propiedades necesarias para adaptarlo a móviles o tablets (ej. tamaño del área pulsable, o del texto), todo a través de LESS. Así tendremos un código más sencillo, modular, con menos sitio para errores, y más fácil de mantener.

Botones, iconos, formularios, colores… es lo básico que he abordado esta emana, pero aun queda la mayor parte, que seguiré haciendo poco a poco. Después además quiero construir una guía del estilo de la de Mapbox o Heroku que permita a front-ends y desarrolladores usar los componentes fácilmente, y respetando el estilo.

También he empezado a preparar una escala tipográfica nueva, que no será tan sencilla de incorporar en esta refactorización como el resto de componentes. Necesita mucho más trabajo de diseño previo, pero es necesario también.

Y la siguiente semana ha venido marcada por una nueva tarea que me han pedido para el panel de edición, relacionada con la visualización de datos.

En este tema estoy bastante verde, así que lo primero que hice fue dejar mi lectura de verano y coger un libro que tenía pendiente desde hace tiempo, Digital Diagrams (uno de los recomendados por el profesor Cañada), que por ahora me parece bastante básico, y con muchísimos ejemplos, lo que me viene de perlas, y buscando un poco más, di con Now You See It: Simple Visualization Techniques for Quantitative Analysis, que Yusef Hassan ha recomendado alguna vez en su blog, que me he pasado esta semana. Tengo que buscar alguna referencia más de este libro, a ver si voy a por él o no.

Con todo esto, y repasando los principios de la Gestalt y la teoría de diseño de información que aprendí el año pasado, espero poder hacer un buen trabajo. Estoy un poco nerviosilla con esto.

Por último, acabamos la semana con una reunión de departamento. Normalmente las hacíamos entre dos compañeros, sin periodicidad, y dábamos reporte de actividad al resto del equipo, pero ahora hemos cambiado el método y vamos a mantener un documento con el estado de los proyectos, de forma que quien quiera pueda consultarlo en cualquier momento y tener una visión global de los avances. Y cada dos semanas, reunión de departamento para contarnos entre nosotros.

A ver si esta manera, sencilla pero más metódica que lo anterior, nos permite mejorar nuestra comunicación y visibilidad, ya que tenemos un problema grave con esto: los otros departamentos no tienen conocimiento de la mitad de o que hacemos.

Y ahora, a darme un remojón!