2017

Era un buen propósito menos, pero mejor. 2016 ha sido el año en que he aceptado que mi ancho de banda es limitado.

Que si leo, no veo series. Que si hago planos, no escribo en el blog. Que si juego a Pokémon, no salgo a hacer fotos.

Y también estoy aprendiendo a no sentirme culpable por ello. Pero hoy, en mi cumpleaños, voy a hacer este pequeño esfuerzo de escribir a pesar de no apetecerme.

De mis propósitos para el año pasado no he cumplido nada:

  • Sigo yendo al gimnasio, pero no he hecho una dominada, ni creo que lo consiga si no me busco un entrenador.
  • Ahorré el 5% de mis ingresos, y me lo gasté en dos viajes.
  • Solamente trabajé la tipografía de mi plan de I+D, también hice el curso de Enric Jardí en Domestika, que recomiendo mucho.
  • He leído menos que el año pasado, lo dejé en septiembre, cuando empecé a hacer planos en serio.
  • Apenas he escrito este diario, 10 resúmenes semanales en todo el año. Y aquí estoy de nuevo, sin libro de estilo ni propósito de enmienda.

Pero también he hecho cosas que no me había propuesto:

  • He pasado más tiempo con mi familia.
  • He comprado un terreno, y estamos en proceso de crear un nuevo nido.
  • Mi primera inversión en una startup, aunque no sé si la llamaría así…
  • Ya estamos trabajando con diseño modular en WSL.
  • Y me entrevistaron por el rediseño de Xataka.
  • He mejorado mucho mis habilidades con Sketch y ahora lo domino como una prolongación de mi.
  • Uso git sin problemas.
  • Fui a los toros por primera y última vez.
  • He jugado demasiado a Pokémon Go.
  • No he hecho suficientes fotos, pero he experimentado con muchos temas y me he divertido.
  • He cerrado Formulamania.
  • He comprado menos, pero me he gastado más.
  • Dedico mucho menos tiempo a Twitter, y sin proponérmelo, que es importante.

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Mi balance es muy bueno. Siento que he simplificado mi vida, y que lo importante ocupa más espacio. He eliminado distracciones y depurado procesos. Compro menos y mejor. Aunque también algunas cosas que me gustaban se han quedado en el camino, como el bullet journal y casi este blog.

Para este año espero en general terminar más cosas, y mantener las que me funcionan.

  • Familia, gimnasio, alimentación, son logros que hay que seguir cuidando.
  • Pero la relación con mis amigos está en horas bajas por varias circunstancias. Hay que encontrar una forma de reforzarla.
  • Terminar y habitar la nueva casa. Y no perder la cabeza ni matar a nadie en el proceso.
  • Mejorar mis habilidades profesionales con mini proyectos, ya que el plan de I+D no funcionó, a ver si así…
  • Y para empezar con buen pie, publicar un proyecto personal que he empezado hace dos semanas.
  • Minimalismo físico: hacer un inventario de mis cosas, y vender o donar lo que ya no uso y esté en buen estado. Una vez controladas las compras, es el siguiente paso para reducir el tiempo dedicado a su mantenimiento y espacio a su almacén.
  • Minimalismo digital, ¿qué pasaría si mañana me robaran mis ordenadores? Crear un plan que me permita estar tranquila basado en la simplificación.

Son objetivos muy distintos de los del año pasado… no significa que no vaya a ahorrar, leer o escribir en el blog. Tienen su pequeño lugar, pero ahora hay otras prioridades que requieren mi ancho de banda consciente por encima de ellas.

Espero que sea un gran año, un año de avances. Y que también lo sea para ti, querido lector, amigo al otro lado 🙂

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *