Semanas #163 a #167

Pasaron las navidades, volví a hacer roscón y enero ha sido visto y no visto pero lleno de experiencias.

❤️

Un vídeo publicado por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el


Los reyes magos se portaron muy bien, con un nuevo trípode que sí puede sostener el teleobjetivo de mi cámara y me abre muchas posibilidades, y mi primera crema para la cara! La verdad es que yo no creo en las cremas. Sé que es absurdo, pero es así. Aun así, he aceptado la que mi madre me ha regalado, y a ver si me tomo más en serio el mantenimiento de la piel, y no solo el de los músculos.

Y al fin hicimos una comida en casa de mi padre, que llevábamos en palabras años. Ha sido muy buen anfitrión, a ver si la próxima no se hace esperar tanto.

🌨😍

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Nevó en Murcia ciudad por primera vez en mi vida. Puede parecer una tontería a la gente acostumbrada, pero aquí es algo tan raro, y tan espectacular… No sólo por la nieve sino por las reacciones de la gente, como por ejemplo, cuando salí a mi terraza a verla caer, escuchar a los niños de un colegio coreando “nieve!”. Duró un momento, pero yo creo que ese ratito más de media Murcia estaba mirando y sacando las manos por las ventanas.

Qué bien lo pasamos ayer! 🍾🎂❤️ gracias a todos!! 😘

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

He celebrado de nuevo mi cumpleaños como antes, un primer paso para conseguir pasar más tiempo con mis amigos. La pena es que no pudieron estar todos, pero lo pasamos genial. Es mucho más cómodo ir a un restaurante, sobre todo para el organizador. Pero todo el esfuerzo en preparar la comida, hacer la compra… valió la pena.

También hemos hecho avances en nuestro proyecto de casa. Hemos dado los últimos toques al proyecto básico, y hemos hecho el estudio geotécnico para saber cómo es el suelo y poder empezar los cálculos del proyecto de ejecución. No veo posible tenerla casa para el verano, como en nuestras mejores previsiones, pero al menos el próximo roscón esperamos comerlo allí.

He avanzado un poco en el proyecto personal que empecé antes de navidades. Se trata simplemente de una librería UI-kit en Sketch, que estoy usando para practicar con los símbolos anidados y que publicaré pronto por si es útil para alguien. He terminado los elementos de formularios, los estilos de texto, y he empezado con los iconos. Pero ¿cuándo son suficientes iconos? 😀

En el trabajo, tras las vacaciones la vuelta fue un poco dura.

Estuve con tareas pequeñas y con bastante interacción con otros equipos. Así me cuesta más concentrarme, así que he probado http://tomighty.org/ para hacer la técnica Pomodoro durante estos días, pero no me está funcionando y creo que voy a pasar de ella. En parte creo que porque necesito periodos más largos, pero como no le estoy haciendo mucho caso, no sé si seguir esforzándome o no.

Ahora he vuelto a las tareas más grandes, por un lado una integración de una red social. Por otro, un estudio para mejorar la usabilidad de nuestro editor más avanzado (que ahora abruma un poco usarlo). Y por otro, redactar una propuesta para otra tarea que queremos hacer, de optimizar uno de nuestros formatos publicitarios para pantallas grandes. Un poquito de project manager, como dice mi CTO.

Además esta semana ha llegado una nueva persona de producto con la que voy a trabajar, Miguel, y nos hemos reunido varias veces para contarle un poco la situación actual, cómo hemos hecho las cosas hasta ahora… para que pueda tener una visión completa y poder ayudarnos con nuestro proceso. Pinta muy bien por lo que he visto hasta ahora!

La próxima semana tenemos las evaluaciones del año, y yo quiero hacer también la mía personal. Me había propuesto evaluarme cada tres meses, pero solamente lo hice una vez en todo 2016. A ver si preparo una plantilla para autoexaminarme o algo así, porque creo que no lo hago por falta de estructura. Tengo que ponérmelo más fácil. Y como eso, para todo, allanar el camino marca la diferencia.

Un poco de música para el fin de semana, de lo nuevo de Raphael. Con un videoclip que me ha gustado mucho:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *