Semana #67 y #68

Sigo haciendo planos tras dos semanas, y parece que se va yendo el frío. Me gusta.

What's the story? #nofilter

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

En Weblogs SL retomamos el módulo H. Había estado parado esperando a pasar el lío de principio de año para poder recabar feedback de los managers. Y volvimos sobre ello con una ronda de presentaciones – recogida de feedback con todos los departamentos implicados.

Mi jefe revisó mis presentaciones antes de hacerlas y me dio algunos consejos que luego ayudaron, como enseñar también los fracasos, es decir, las propuestas descartadas y razonar por qué, claro (no sea que luego quieran una de ellas!), hacerlo entender en lugar de convencer.

Ha ido bien y ya tenemos las alternativas que vamos a probar para ver cuál es la que mejor funciona. Ahora nos toca el diseño visual, y después implementarlo en HTML y CSS, y documentar las interacciones para pasarlo al equipo de desarrollo.

Estuve trabajando en el módulo C, integrando su CSS en el del entorno de desarrollo. Es muy distinto del que usamos hasta ahora, estamos pasando a CSS orientado a objetos y formando una guía de estilo más estricta. Al final del año pasado estuve leyendo mucho sobre las guías de estilo de github, Medium y ahora también la de Trello y creo que ésta última es muy apropiada para nosotros, así que, con pequeñas modificaciones, ése es el estilo que estamos siguiendo para los nuevos módulos.

Al final de la semana seguí completando el moodboard para el diseño visual del módulo H, y también estuve haciendo unos informes estadísticos sobre las resoluciones de pantalla que nos visitan desde cada parte del mundo, para detectar tendencias y puntos interesantes a tener en cuenta para el diseño de este módulo, que es responsive.

Tuvimos también la reunión quincenal con los directivos, parece que el año va bien! y de las de planificación con mi equipo me perdí la última porque el viernes unos trabajos de mantenimiento en mi edificio me tuvieron con problemas de conexión toda la mañana. Tengo un backup para esos casos, pero esta vez me falló, tengo que buscar un backup del backup ya.

Esclavos del e-mail. Algunas ideas para mejorar esa relación

Hace unos días llegué gracias a @antonello a un interesante artículo de The Guardian donde cuentan cómo afecta a nuestro cerebro el uso que hacemos de la tecnología.

Del artículo me gusta especialmente la comparación del correo electrónico con el correo tradicional (o snail mail, como lo llama), sobre todo dos reflexiones:

– Que lleva mucho más trabajo escribir y enviar una carta analógica que un email.

– Que en el correo tradicional está más clara la jerarquía del mensaje en el envoltorio. La diferencia entre una carta, una “carta de Hacienda”, una postal, un post-it o mensaje que dejas en una pizarra es relativamente clara. Dos emails es más difícil clasificarlos por jerarquía hasta que has leído un poco, porque no hay un sistema universal que los identifique, y la mayoría no sabemos “titular” bien los asuntos.

Es un tema muy recurrente estos días, y a mi personalmente la gestión del email me ha dado muchos problemas, sobre todo por no darme cuenta de que tenía un problema con él.

Es una herramienta magnífica, pero adictiva. Es “gratis”, eficiente, flexible, asíncrono, tiene poca fricción comparado con llamar por teléfono o ir a hablar con alguien (oh! ir a hablar con alguien!), que parece que se reservan para grandes ocasiones en algunos sectores profesionales.

Pero es una tecnología relativamente reciente, así que las buenas prácticas no están muy extendidas, o no se conocen lo suficiente, y además, lo usamos mal.

Es asíncrono, pero muchos respondemos inmediatamente. Y eso se realimenta: cuanto más rápido respondes a los emails, más expectativas generas de que vas a responder rápido, y la gente se acostumbra.

Usarlo da sensación de estar “trabajando”, tanto que llega a apetecer a ver si puedes “despachar” algo y sentirte productivo, que hacer algo de trabajo real (más sobre esto en el mencionadoartículo de The Guardian).

Es demasiado fácil escribir o responder. Así, en lugar de ponernos a pensar cómo resolver por nosotros mismos un asunto, es habitual sentirse tentado a echar la pelota al campo de otro, y postergar el asunto hasta recibir la respuesta.

Y mucho más. Por ejemplo, una tontería, siempre dudo si enviar un último email diciendo “gracias”. Cortesía que en realidad molesta más que otra cosa, pues genera otro mensaje, que es una interrupción para el interlocutor. O la pesadilla que puede llegar a ser el responder a todos.

Así que haré una lista de herramientas y técnicas que yo estoy usando para intentar mejorar mi uso del correo electrónico.

1. Conocer mis números: ver cuánto y de quién recibes/envías más y conocer tu propio comportamiento para detectar las mayores anomalías y poder corregirlas. Yo he usado Gmail meter para controlar esto.

2. La mejor forma de dominar el email es recibir menos emails.

3. La mejor forma de recibir menos emails es escribir menos emails. Si yo dejo de escribir un email, yo me ahorro uno, y a alguien le he ahorrado otro. Así que, cuando es posible, intento buscar la respuesta por mi misma.

4. Dominar la bandeja de entrada, tenerla vacía. el sistema de Keith Rarick a mi me ha funcionado, a veces los que llevan estrella se descontrolan un poco, pero se elimina la ansiedad de lo pendiente.

5. El mute es tu mejor amigo.

6. Ayudarse de los filtros para los mensajes que se tienen previstos/clasificados (newsletters, github…). O mejor aún, si no los vas a leer, borra esa suscripción.

7. No me permito tener notificaciones de aplicaciones, en ningún dispositivo. No sólo las del email, también de redes sociales etc. Solamente tengo activas las de Whatsapp para los chats con contactos, ni siquiera grupos.

8. No usar el email para cosas que es mejor hacer de otra forma. Ej. cosas urgentes, rondas de feedback, presentación de trabajos… lo he hecho mucho por email o sistemas de gestión como basecamp (al final es lo mismo) pero ahora lo presento, aunque sea en remoto, y todo va mejor y más rápido.

9. Si nada de esto te sirve, echar 20cents. a una hucha cada vez que envías un email, como si fuera un sello, hará que lo uses con mesura.

Lo que más echo de menos es un sistema estándar para dar la jerarquía, como en el correo ordinario… pero es más complejo y desde que aparezca, llevará su tiempo que se extienda y se respete.

Todavía no he conseguido llegar a mi punto deseado: mirar el correo electrónico un par de veces al día, y evitar hacerlo porque me apetezca o por inercia, pero he mejorado mucho de esta forma.

Hay que tomar las riendas, porque el email es una herramienta para trabajar, pero no es el trabajo.

Semana #66

Fin de semana de planes y planos. Lo malo es que se quedarán en palabras, como siempre.

Perdiendo el miedo a las masas pegajosas

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Acabé la semana igual que la empecé: con el reventón por bandera. El domingo hice por primera vez tortas de pringue tradicionales, y la verdad es que salieron bastante bien.

Y el viernes, otro estreno con comida tradicional, arroz al horno, que incluso estaba más bueno de lo que parece en la foto.

????

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

En Weblogs SL empecé la semana corrigiendo el planteamiento del módulo E para hacer que pudiéramos integrarlo más fácilmente en nuestro panel actual. Lo que no esperaba es que esta corrección llevara a encontrar un flujo mejor que el que había planteado inicialmente.

Yo había querido reutilizar algunos componentes, hacer su uso lo más cómodo posible para un proceso por lotes añadiendo lógica ayudante por detrás. Pero cuando hablé con mi jefe, me propuso que mejor eliminar esa lógica adicional, y replantear el componente principal que había mantenido.

Asi pues, ahora el proceso por lotes será más cómodo porque ahorramos un paso en cada iteración. Lo que queda, para mi, algo menos intuitivo, es la parte que no representa el grueso del trabajo, porque sólo se hace una vez. Así que en neto, hay ganancia. Según el éxito que tenga esta herramienta, podemos plantearnos mejorar más esta parte.

Después empecé con una nueva parte de La Tarea. El módulo P, que es uno de los más grandes y que tengo que planificar bien para ir haciendo por fases.

Así que lo primero, me hice la planificación, y después empecé a investigar sobre ella: recopilar ejemplos de competidores y de otros sitios que, aunque no lo sean, tienen algo interesante al respecto. En estos casos siempre intento hacer una lista bien enriquecida. Además del ejemplo en si, anotar lo que me interesa, lo que me gusta como resuelven, lo que creo que no funciona… detallar el caso para luego poder volver sobre él fácilmente.

Tras hacer esta recopilación, lo presenté a mis jefes en una reunión el viernes, donde pudimos comentarlas y priorizar. La semana que viene empezaré a hacer los bocetos y wireframes, y a preparar un moodboard que me sirva de guía para orientar el diseño visual.

También estuve ayudando a mi compañera Esther con un producto nuevo que está definiendo, aportándole mi experiencia con nuestra plataforma, y también algunas cosas que había sacado de mi investigación para el módulo P.

Algo de trabajo de relleno, ajustes de CSS y resolver algunos bugs terminaron de completar mi semana.

Semana #65

Fin de semana de reencuentros con amigos, familia… ya me hacía mucha falta, un mes es demasiado sin juntarnos!

Muchas ideas para disfrazarnos que, como casi siempre, quedaron en nada, pero… ¿y lo que nos reímos con los disfraces de matanza, Semana Santa, 50 sombras o Atina Turner?

Y con noticias de una pareja de queridos amigos que se embarcan en un nuevo proyecto… y que me da mucha envidia. Sana, eso sí. A ver si me dejan negocierear a mis anchas, que es un tema que me gusta mucho.

Por fin volví a ver a mi hermana tras su época de exámenes a la vejez y pudimos hacer un montón de planes, sobre todo los que implican ropa, rebajas, casas y decoración, y comida, nuestros temas favoritos.

Y hoy aprovecho el domingo para la lectura, con How to make sense of any mess, uno de los libros del reto de lectura al que me he unido, empezado por el amigo Skeku de Criterion. Ironías de la vida, el año pasado ése era uno de mis propósitos y no lo cumplí, a ver si este año que ha sido más improvisado me va mejor.

En Weblogs SL empecé la semana documentando los tests que queremos hacer con el módulo C. Tanto listar los casos y documentar los prototipos para desarrollarlos, como explicar los escenarios que vamos a probar en la primera iteración.

También para esta tarea tuve una reunión con el equipo Editorial para enseñarles los pequeños cambios de diseño que hemos hecho, que no son muchos pero sí marcan diferencias, las mejoras que he propuesto para este módulo, y para explicarles los tests que planeamos, los motivos y lo que esperamos obtener. Ellos me dieron muy buen feedback, sobre todo de una funcionalidad nueva que yo había propuesto para resolver un problema actual, y que al revisar con esta información creo que ha mejorado muho.

Para la tarea del módulo E, que es la incorporación a nuestro panel de edición de una nueva funcionalidad, empecé estudiando el proceso que tendrían que seguir para utilizarlo, e intenté identificar los puntos de fricción que podrían sufrir, para mejorar la experiencia.

Después elaboré unos wireframes muy básicos con UXPin, herramienta que estoy probando esta semana en mi búsqueda de algo que sirva para bocetar y prototipar a la vez fácilmente. Y tuve otra reunión con Editorial para probarlo con ellos y detectar carencias. Pobres chicos de Editorial, que últimamente les llevo asainaos, pero la cosa da sus frutos, pues aquí también sirvió para detectar una funcionalidad que faltaba y era muy útil para ellos.

Después tocaba crear el mockup HTML directamente, pues para el panel de edición ya tengo una librería completa de recursos visuales, y las jerarquías habían quedado claras con los wireframes. Y después, nueva ronda de pruebas con Editorial, donde también pude sacar un par de cosas para corregir.

Lo malo de todo esto es cuando fui con ello a mi jefe de desarrollo, y parece que me había venido demasiado arriba con las funcionalidades extra. Yo ya había estado reutilizando la mayoría de componentes y tenía pensado cómo hacerlo de forma sencilla, pero no se lo supe transmitir bien, y además no le había enviado la documentación aún. La semana que viene me tocará corregir este prototipo para facilitar su implementación, y documentarlo todo bien para que quede claro lo que subyace.

Tuvimos la reunión quincenal con los jefes de otros departamentos, para ver cómo estamos empezando el año, y la cosa pinta bien, proyectos nuevos en el horizonte, y el equipo en un estado de ánimo excepcional. Espero que todo pueda bajar a tierra sin perder esa efervescencia.

Semana #64

Semana de cocinillas, lectura, y casi no poner un pie en la calle con este maldito frío. Como alguien más me diga invierno hermoso, no respondo.

Hoy, caldero

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Me voy haciendo mayor. No me importó pasar el fin de semana anterior todo el domingo por la mañana en la cocina, marcándome unos panes caseros y un buen caldero con una lubinilla olvidada que tenía por ahí.

Pocas cosas hay que me gusten más que cocinar con una cerveza en la mano alternando con el cuchillo jamonero cada pocos minutos.

Empecé a meterme más a fondo con el libro del pan casero de Ibán Yarza, que me regalaron por mi cumpleaños. Qué maravilla de libro. No puedo dejar de recomendarlo. Después de comer un pan bien hecho por ti mismo, no hay vuelta atrás. Y con el libro he conseguido pan de molde y chapatas muy decentes a la primera.

Chapatas! El libro de @ibanyarza está genial, y es facilísimo de seguir

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

La semana un poco más intensa en trabajo de lo que esperaba. En Weblogs SL seguimos avanzando con los dos módulos de La Tarea de los que me estoy ocupando.

El lunes, tras la atrasada reunión de planificación del departamento de Diseño, enseñé a mis compañeros lo que había estado haciendo y cómo lo presenté a Julio hacía dos semanas.

Queremos incorporar formalmente un momento para compartir entre nosotros las cosas que hemos hecho o aprendido durante la semana. Aunque a veces lo hacemos extraoficialmente, está bien tener esa obligación y hacerlo con todos, pues yo misma a veces comparto con quien creo que puede interesarle, y seguramente me equivoco, y sería útil también para los demás.

También tuve mi sesión de evaluación del año, donde mi jefe y yo oficializamos que dejaré de ocuparme de gestionar para poder dedicar el 100% de mi tiempo al diseño. Hemos de ser honestos: no es algo que se me haya dado bien. Mi jefe en 3 meses ha conseguido organizarnos de forma productiva y sobre todo, libre de estrés. Algo que yo ni siquiera habría llegado a oler.

Como se suele decir, zapatero a tus zapatos, y yo feliz y ya notando los beneficios de no tener que tener mil cosas en la cabeza y poder centrarme en lo mío.

Respecto al módulo H de La Tarea, fui trabajando con la información que recabé con Editorial, y exploré muchas opciones, estudiando cada una y comparando entre si sus pros y contras, y estableciendo una serie de requisitos por mi parte para refinar.

Finalmente acabé con 2 propuestas que el viernes presenté a Julio, aunque claramente apuesto por una de ellas. También establecí los siguientes pasos para seguir avanzando, ahora toca un momento para trabajo de los managers aquí.

Del módulo C no quedaba mucho trabajo pendiente pero lo testeé con algunos compañeros de Diseño antes de presentar los avances a Julio. Estuvimos empezando a plantear los tests que nos gustaría hacer para probarlo y optimizarlo, y también la necesidad de confirmarlo antes con el departamento Editorial. Lo haré la semana que viene.

Y algo que hace un par de semanas que no tocaba, algunos fixes de CSS en nuestros sitios. Uno de ellos, para dar soporte a unas novedades que hacemos en las imágenes responsive (cambiamos de picture a srcset), y quitar de nuestras listas de enlaces un par de publicaciones que hemos fusionado con otras más grandes, Peques y Más y Motorpasión F1. Echaré mucho de menos ésta última, a pesar de que todavía tenemos la actualidad de las carreras en Motorpasión.

La semana que viene entraremos con el módulo E. Una nueva parte de La Tarea en la que partimos de un producto artesanal que queremos que los editores puedan crear de forma fácil, flexible e independiente. Por lo tanto, habrá trabajo en el panel de editores, que hace bastante que no toco y me apetece.