Semanas #132, #133, y #134

Montaña rusa de propuestas, avances, retrocesos y fracasos…

#A6000

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Por un lado, me han hecho una propuesta muy interesante, una inversión que me apetece mucho. A falta de los detalles, I’m in, espero que todo salga bien y pueda contarlo pronto.

Pero otro de mis proyectos, la nueva casa que planificaba con mi hermana, ha tenido un revés duro, y no sé si podremos seguir adelante… aunque lo intentaremos. En poco tiempo pueden torcerse las cosas, pero ¿por qué no volver a darles la vuelta?

En el Día de la Región, las Salar van de primer día de playa, mejillones y Estrella de Levante, como ya es tradición.

Y en el mismo fin de semana, más dosis de sol. Estuve limpiando la piscina en casa. Todos los años igual, se echa a perder. A los árboles les viene muy bien ese riego, pero la paliza que nos pegamos cada año no está escrita!

Además, esa misma tarde, nos acoplamos a una improvisada excursión. Subimos a la Virgen y aproveché para desempolvar la cámara, que ya estoy sacando menos de lo que me gustaría, y se va notando la falta de práctica, que con los paisajes que vimos podía haber hecho mucho.

#A6000

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Y estrenamos la terraza con cena de sushi y margaritas con amigos, maridaje que me encanta para sushi tradicional —fusión no, por favor— y seguimos con el cumpleaños del poseedor de Flebi —que dice que no le saco nunca en el blog, y así es—, con comida familiar.

Sigo sin ver series, aunque estoy totalmente enganchada a un reality de minería, ”La fiebre del oro” —sí, soy lo peor— y he acabado ”Cosecha Roja”, una novela negra que se lee sola, de Dashiel Hammett, el autor del ”El halcón maltés”, muy innovadora en el estilo para su época, los 20, y que recomiendo mucho.

Volveré a leer a este autor, pero ahora toca ”Civilización y barbarie”, para volver a descubrir la historia del siglo XX, que conozco mal, en la escuela e instituto apenas llegamos, y no tengo más bagaje. Aunque no tengo claro que sea la mejor lectura con el ambiente que hay esta semana entre el Brexit y las elecciones en España, sólo me hace presagiar cosas malas 🙁

Sigo con el curso de tipografía, que estoy alargando demasiado y lo noto en el rendimiento. Llevo dos meses y me queda la mitad! a este paso, mis objetivos de I+D personal van a ser duros de cumplir. Subí a Dribbble uno de los ejercicios que hice, un logotipo usando una tipografía de Typekit, próximamente subiré más, cuando haga las correcciones que los otros ejercicios necesitan.

Julio me he puesto como límite para acabarlo… a ver cómo se da, y es que con otros proyectos dando vueltas por la cabeza, es difícil centrarse.

En el trabajo, nuestra nueva directora de producto va aterrizando y hemos empezado a retomar el principal proyecto pendiente de front-end. Por ahora, revisando requisitos y añadiendo aspectos que faltaban, como la forma de medir el éxito y sugerencias iniciales de soluciones.

Aunque el mayor esfuerzo está en consolidar un proceso adecuado para manejarnos con el equipo de desarrollo y las peticiones que nos llegan por distintos canales. Además, también lo estábamos gestionando con distintas herramientas, como RT, Jira, Trello e incluso Google Sheets. Queremos centralizarlo para simplificar la gestión, y tener una foto global de lo que llevamos entre manos, y lo primero es unificar y revisar todo lo que tenemos hasta ahora.

Poco a poco avanzo con la documentación. Es lo que siempre se nos queda pendiente, y al final acabamos sin base de conocimiento. Reservo tiempo un par de veces por semana al menos para avanzar lo retrasado, y a la vez, intento documentar todo lo nuevo, y todo lo que cambio, siguiendo la filosofía de que refactorizar y documentar es parte del mantenimiento, no sólo arreglar los bugs.

Ahora trabajamos en la expansión de nuestro nuevo diseño responsive a todos los dispositivos. Como sitio, es responsive, está preparado, pero hasta ahora seguimos usando distintas versiones para distintos dispositivos, pues necesitábamos tomar algunas decisiones antes. Y estamos en el camino para desplegarlo pronto.

Y para cerrar la semana, también decidí cerrar formulamania.com, el sitio de crónicas de F1 que empecé hace muchos años, y que ha contado con multitud de colaboradores, quiero darles las gracias desde aquí a todos, en especial a El Jose, que la mantuvo viva hasta la temporada pasada.

Es mejor reconocer que no tenemos tiempo para el proyecto y cerrarlo, y cortar ese cabo suelto, hay otras cosas que tomarán su lugar.

4 comentarios

  1. Es cuando no hay tiempo… pero fue un placer colaborar en Formulamania, y contigo, y aunque esa aventura haya terminado, nos seguiremos leyendo (aunque sea de tarde en tarde) para ver que nos va bien 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *