Semana #97, #98, #99

No es que no haya tenido nada que contar en tres semanas… no.

☁️

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Un viaje, un concierto, dos cumpleaños, una boda, una gran release, un nuevo proyecto… mucho que contar, a ver quién se cansa antes, si la que firma o quien me lee.

Cosas que he aprendido en la primera semana haciendo fotos intensivamente:

  • Odio los cables de la electricidad
  • Odio los coches
  • Para hacer fotos hay que ser muy atrevido

Y no me dio tiempo a mucho más. He tenido que devolver la A6000 por una mancha en las fotos que tengo dudas de qué es. Una gran pena, la verdad, pero no hacía mas que una semana que la había estrenado, y no valía la pena empezar la ruta por los servicios técnicos. Por suerte, en Fnac me dieron buen servicio.

Pensé tomarme un tiempo antes de volver a comprar la cámara, ver si me convenía más solo el cuerpo y un objetivo de focal fija, e incluso dudo con la Fuji X-T10. Es una cámara diferente, considero que superior, y muy tentadora por el tipo de controles muy accesibles, pero creo que el conjunto sería muy muy muy caro (la A6000 solo muy caro).

Es curioso cuando te pones a investigar, dar vueltas y pensar más y más en el gadget que te vas a comprar lo fácil que es ir subiendo de precio límite (si es un límite autoimpuesto). Empecé en 300€ y casi me llego a ir a la Fuji de 1100€… pero me contengo y vuelvo a comprar la A6000, que creo que le sacaré el mismo partido.

Esta vez no compré el pack de Fnac, no me resultó útil la funda que llevaba, y he pedido aparte una bolsa de Case Logic mucho más práctica, donde además de la cámara me cabe hasta un teleobjetivo, y es mucho más fácil meter y sacar todo. La funda de Sony que venía con el pack ocupaba casi el mismo volumen y era muy incómoda.

Ley de Murphy, como siempre, ahora mismo hay una muy buena oferta del pack de A6000 + tarjeta de memoria + funda por 560€, al que no me hubiera resistido pese a la funda.



A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Y qué pena que no tenía la cámara de fotos la semana siguiente. Vacaciones, viaje a la sierra de Cazorla, en Jaén. Estuvimos en un hotel con casas-nido muy chulas. Me hace pensar que podría vivir en un espacio muy pequeño si el exterior acompaña.

Vimos ciervos, jabalíes, cabras… algunos se acercaban a comer restos que les dejaban a los alrededores del hotel. Luego, en la reserva que hay en la zona, el Parque Cinegético Collado del Almendral. Es interesante porque puedes verlos muy cerca, ya que hay visitas guiadas donde les dan de comer, pero es una visita un poco triste desde mi punto de vista: los animales están ahí en un ambiente semidoméstico, y tienen una zona de retiro para aves rapaces que no pueden volver a la naturaleza por haber sido criadas en cautividad desde su nacimiento 🙁

Total, que me dio bastante lástima. Me hizo mucha más ilusión ver, aunque sea desde mucho más lejos, los gamos salvajes de verdad. Un jabalí que nos encontramos durante una caminata, que menos mal que echó a correr hacia el lado contrario a los dos segundos, porque me dio bastante impresión. Una pequeña piara con 7 u 8 crías. Y hasta unas cabras montesas atrevidas cuando íbamos en coche desde Tranco hacia Pontones, por carretera de montaña.



A video posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Lluvia y mucho tiempo libre en las vacaciones me han hecho acabar en un par de días Adiós a Berlín, un libro que me habían recomendado. El diario de un profesor de inglés intentando ganarse la vida en Alemania en los años previos a la segunda guerra mundial, es el libro en el que se basó principalmente el musical Cabaret. Entretenido, y entre vivencia y vivencia, cuenta de forma sutil como el nazismo fue ganando adeptos, aceptádose y normalizándose hasta que pasó lo que pasó.

Ahora he empezado El mar, de John Banville, pero no le cojo el ritmo. Me está calentando la cabeza demasiado, y ahora no me apetece, así que lo dejo por otra de mis novelas ligeras de intriga, que me ayuda más a coger el sueño, y me entretiene. No se puede ser sesudo todo el día.

A la vuelta de las vacaciones, concierto de Raphael en la plaza de toros de Murcia. Muy diferente de los -muchos- en los que había estado antes, pues en esta gira lleva orquesta sinfónica, y la verdad es que sonaba excelente. No tenía mucha apetencia por ir, pero al final, lo disfruté muchísimo. Por cierto, que el atrezzo… mejorable. ¿Silla de oficina, Raphael? ¿silla de oficina otra vez?

Y el fin de semana, cumpleaños de dos de mis mejores amigas, boda, y cumpleaños familiar. Y firmaba ahora mismo por llegar a los 81 años como el Fraile, montando en moto y trabajando en la huerta.

Tras tanto apretar y apurar las vacaciones, la vuelta al trabajo, encima intensa.

Antes de irme, dejé a mi compañero Javi al cargo del proyecto del nuevo diseño responsive. Acabamos de resolver los bugs, la revisión de SEO, y empezamos a probar las nuevas páginas responsive en algunos blogs. Hay algunos problemas, que vamos resolviendo poco a poco. Aunque bueno, en Agile no serían errores 🙂

Algunas novedades que ya se pueden ver en algunos blogs:

  • Responsive es lo más evidente, aunque con versión móvil independiente. El diseño es el mismo, responsive, pero tenemos algunos elementos responsive server side, que necesitan distinto HTML, y cosas que no están en la versión móvil, claro. Es la misma, pero es distinta.
  • Conservamos la barra lateral y hacemos que el contenido adapte. Nos gusta que el contenido pueda ocupar toda la anchura si es necesario, pero no podemos renunciar a la barra lateral comercialmente. Esta solución nos permite conservarla, con algunas consideraciones en el contenido, como no usar toda la anchura al principio.
  • Enlaces subrayados en el texto. Esto es una prueba personal. No todos van subrayados, pero sí los del texto principal. Creo que es un atraso que se hayan ido perdiendo en casi todos los sitios web los estilos por defecto para los enlaces. Así es mucho más fácil identificarlos.
  • Nuevos menús y cabecera. Ha sido muy difícil, hay muchos requisitos aquí, y todavía no estamos bien seguros de que sea la mejor solución. Así que vamos midiendo a ver qué tal funcionan estos cambios.

Hay bastante más, pero tampoco es esto un changelog. Si alguien tiene interés en saber algo, aconsejar, comentar, opinar, o maldecir, puede contactar conmigo en los comentarios, o a través de Twitter 🙂

Por ahora solo hemos publicado la página de post individual. Es un poco raro tener la portada diferente, pero vamos poco a poco. Pronto lo tendremos en el resto de páginas, que solo adaptamos, y ya he empezado a trabajar en el rediseño de las portadas de nuestros medios, que va a ser otro trabajo grande grande.

En el proyecto W, he estado adaptando el front-end para usar nuestra nueva versión responsive. Antes trabajábamos con un framework de terceros pero el código era muy caótico. Ahora es más limpio y sencillo, con un sistema modular adaptado exactamente a lo que necesitamos, y mucho más reducido. Aunque también más complejo de entender.

Esta semana se ha incorporado mi compañero Diego al equipo para empezar a conocer el método que usamos para dos desarrollos propios y poder echarnos una mano. Además, está documentando todos los procesos (bendito Diego) y entre los dos creo que podremos hacer un manual adecuado. Si no me mata en el proceso…

Además, tengo una nueva tarea, que es la de probar y probar en el proyecto W, y ahora con un caso de uso real. Esto nos permitirá identificar las funcionalidades que más nos van a hacer falta, y no dedicar esfuerzos a cosas que creemos que son importantes pero que luego no se usan nunca.

Tras la vuelta de las vacaciones la semana fue muy caótica, acabé trabajando de más casi todos los días. Ya llevaba tiempo pensándolo, y he decidido cambiar mi horario de nuevo, porque las nuevas reuniones me han trastocado el que tenía, y que me funcionaba bastante bien. Ahora tendré que trabajar más tardes a la semana, pero no iré estresada y pensando que tengo que trabajar también por la tarde cuando ya tengo cumplida mi jornada.

Y también porque un proyecto personal que estaba en la nevera ya casi congelado vuelve a surgir, y esta vez parece que es la buena…

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *