Semana #63

Esperaba unos días rutinarios, pero al final ha sido una semana de altibajos que me ha dejado para el arrastre.

Primera vez, dim sum!

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

El fin de semana que se presentaba de relax y con ganas de hacer planes, se trastocó con un nuevo accidente doméstico familiar. Así que resignación, a tener paciencia y a intentar llevarlo lo mejor posible.

En el trabajo, envié a Digio los archivos de gráficos de nuestro proyecto, junto con la guía que preparé para colores, tipografías, botones, iconos y los elementos de navegación recurrentes.

Con esto podemos decir que el proyecto está terminado, aunque luego durante el desarrollo imagino que algunas dudas nuevas surgirán.

Lo importante es que así cierro los trabajos freelance por una temporada, como me propuse. Y tras descansar, de nuevo intentaré sacar adelante un proyecto personal que ha estado todo el año pasado en el banquillo. Lo sé perfectamente porque la semana que viene me toca renovar el dominio…

Con Weblogs SL estuve haciendo correcciones en módulo C con lo que salió en la reunión, algunas cosas son detalles pequeños, y otras sin embargo abren puertas que nos va a llevar más tiempo explorar.

Pero estuve especialmente dedicada al módulo H. Preparé con mucho empeño la reunión con el departamento editorial, pero me salió fatal. No supe comunicarles bien lo que quería, y la reunión estuvo muy dispersa, costándome que los participantes estuvieran enfocados en el tema que quería.

Tuve muchos fallos, sobre todo creo que me influyó que eran muchos y no marqué los roles al inicio, y que les enseñé las cosas de forma desordenada. Asumí que ellos tenían algunas nociones iniciales que luego resultó que no… Desastroso. Pero al final sacamos un puñado de ideas concretas y claras, sobre todo gracias a una de las participantes, todo hay que decirlo.

Acabé con un bajón impresionante. Tan contenta que había quedado tras mi reunión con Julio, aquí todo lo contrario. Al día siguiente por suerte conseguí recomponer mi ego, porque me puse a trabajar sobre lo que habíamos sacado de la reunión y la verdad es que empezaron a salir algunas cosas interesantes. Ahora tengo varios caminos por explorar y probar antes de presentarlo de nuevo.

No pude avanzar mucho más en ello porque hoy hemos dedicado el día a la evaluación del trabajo del equipo de diseño de WSL. En términos generales mi jefe parece que está contento y tiene unos objetivos muy claros para el año que viene. Bueno, ese es el primer paso para conseguirlos.

Por mi parte, creo que este año he mejorado respecto al anterior, sobre todo en la segunda mitad, pero ahora que estoy en marcha quiero echar el resto para dar un golpe en la mesa y poder decir que estoy orgullosa de lo que hago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *