Semanas #48, #49, #50

Casi otro mes sin pasar por aquí. Bueno, ni por aquí ni por ningún sitio. Tengo Instagram, mi nueva vieja red social favorita, abandonada. Y por Twitter más de lo mismo. Pero en estos momentos tampoco me preocupa mucho eso.

Algunos problemas familiares, con visitas al hospital, la compra de un nuevo coche, alguien de la familia que consigue un esperado trabajo… muchas noticias y asuntos que atender, que han hecho de octubre un mes muy denso y que tenía ganas de que terminase. Espero que Noviembre se enderece un poco y pueda aburrirme algún rato.

Fuera del trabajo, una vez más vuelve a surgir en la conversación el siempre comentado, y siempre postergado proyecto de negocio pasivo. Esta vez espoleado por la publicación de Txarly, de nvivo, sobre cómo han lanzado un sideproject rentable.

Así que tras la enésima lluvia de no-ideas con mi socia, esta vez… tenemos algo! Por fin se nos ha ocurrido una que podemos hacer realidad sin necesidad de una inversión desproporcionada, y vamos a ir a por ello.

Y ahora me doy cuenta también de que en las asignaturas empresariales de la carrera me sirvieron de bien poco, pues no sé cómo hacer los cálculos de lo que necesitamos, de los gastos que tendremos, cuánto tenemos que cobrar para que sea rentable, cómo prever el volumen de trabajo… de los pasos que hay que dar para empezar a plantear un negocio.

Tengo que conseguir algo de información aquí, buscar a alguien con experiencia que pueda contarme un poco para no lanzarnos tan a ciegas.

Estoy en medio de un cambio de móvil. Finalmente he comprado un iPhone, no tanto por gusto, sino porque es lo más razonable para mi trabajo, y ya estoy toda la semana quejándome de iOS.

Este móvil tiene cosas excelentes, como todo el mundo sabe. Para mi hasta ahora lo mejor la cámara, y el Touch ID, y eso que por ahora no le saco partido.

Pero luego hay una serie de tonterías, detalles de diseño, que me matan. La que más, el teclado mayúsculo siempre. Una cosa tan sencilla de cambiar… también tengo la sensación de que necesito muchos más toques y gestos para moverme entre aplicaciones y en ellas que con Windows Phone.

El uso más intensivo que con el iPad, me confirma que ahora mismo Windows Phone es el mejor sistema operativo para móviles. Pero la disponibilidad de aplicaciones para iOS, es insuperable.

Respecto al trabajo, con Digio seguimos con la app de la que hacemos rediseño visual. La propuesta ha gustado al cliente, aunque hay una parte importante, un listado de elementos, que no llegamos a cerrar. El cliente quiere tener mucha información visible en el listado, y yo soy reacia, pues le quita al listado su esencia, de ser escaneable y procesable, para ser una vista detalle de muchos elementos.

Ahora seguimos trabajando en una nueva propuesta para el listado, y extendiendo el diseño a todas las vistas de la app. Para las pruebas y presentaciones estamos usando Marvel App, una aplicación que permite montar un prototipo de forma muy muy sencilla, que funciona genial en el teléfono como fake. Además, su versión gratuita es bastante completa y fácil de usar.

También con Digio he estado haciendo consultoría de diseño para otra aplicación. Cuando hago esto, y este mes lo he hecho bastante, tanto aquí como en WSL, me doy cuenta de que se me da bastante bien. No me gusta mucho, pero veo cosas más fácilmente que cuando diseño yo. Creo que es cuestión de dejarlos reposar más tiempo antes de revisar. Tiempo que nunca se tiene.

En WSL la principal tarea del mes ha sido la tarea que surgió del experimento. Ahora es una Tarea con mayúsculas, importante, ambiciosa. Parece que esa prueba, ese prototipo, llegó en el momento acertado, y hemos pescado la oportunidad al vuelo. Así que seguimos trabajando en el prototipo, o más bien, destrozándolo.

Hemos hecho algunas iteraciones a lo bruto simplemente para conseguir tener un prototipo funcional con las máximas prestaciones, y un diseño visual inexistente, y ahora paramos un poco, recogemos todo lo aprendido, nos recomponemos y volvemos a empezar, ya con las cosas más claras. Así evitamos desarrollar caminos que luego haya que desandar.

Además en esta tarea estoy trabajando con mi compañero Javi. Hay que ver lo bueno que es trabajar con alguien en ciertos puntos del proceso. Lo fácil que es que salgan ideas diferentes simplemente hablando. En estos momentos me doy cuenta de que trabajar solo tiene más inconvenientes de los que he tenido presentes siempre, inconvenientes por omisión.

Una nueva tarea, F la llamaré (una nueva F), me llevó a volver a visitar los foros de Domestika, que hace mil años frecuentaba mucho. Lo bien que aguantan el paso del tiempo! y además descubrí un curso que, aunque me tienta mucho, tendré que dejar para un momento en el que no esté tan ocupada: Sastrería de papel: Ilustrando con tijeras.

Seguimos con los Premios Xataka, parece que todo va muy bien este año, y la verdad que la imagen que hemos preparado me gusta mucho. Todavía no sé si la podré ver en directo… a ver qué tal me trata Noviembre, que Octubre me ha dejado K.O.

2 comentarios

  1. Mucho ánimo con el proyecto personal! Creo que todos pasamos por esos momentos en los que queremos que la hucha se vaya llenando sin la necesidad de ir metiendo las monedas nosotros directamente.

    De hecho en una de las ideas de mi lista infinita de “cosas que puedo/debo/quizá/” tenía una para enviarte a ti precisamente por mail sobre montar algo a partir de afiliación y hablar de cosillas relacionadas con hacer huertitos en casa/terraza. Pero al analizarla un poco por encima consideraba que era algo que a pesar de requerir una inversión mínima, sería lento de rentabilizar.

    Yo lo que buscaría es algún asesor porque si es alguien realmente bueno, es una inversión que merece la pena. He estado metido en la creación de planes de empresa a bajo nivel y también he visto qué supone tirarse a la piscina en negocios familiares y yo en estas cosas no me vuelvo a mover si está todo super claro o la inversión tiende a cero y el riesgo es mínimo. Invertir tiempo no me cuesta tanto pero cuando hay que rascarse el bolsillo, todos sabemos que duele más.

    Y saludos a mister Javi. Supongo que es el Javi que tenemos en común y es un profesional como la copa de un pino 😉 Creo que los astros se han alineado y este mes por fin volveremos a vernos!

    Nos leemos en el siguiente!

    1. Hola Skeku!
      perdona la tardanza en responder. Gracias por tu comentario, me ha animado mucho con el tema del “negocio”, y más ahora que llevo dos semanas con él en el dique seco.

      Lo del asesor, buena idea, aparte de por los papeles y las cuentas, porque por su experiencia podrá bajarnos un poco las ideas a tierra, y ahorrarnos tropiezos tontos propios de técnicos idealistas, jeje.

      Muchas gracias también por pensar en mi para la idea que me comentas de afiliación+huertecillos. Es un terreno que creo que, aunque lento, yo creo que puede funcionar pero solamente creando muuucho contenido. Por lo que he visto en otros sites, a la gente los negocios de afiliación les salen rentables en temas con mucho margen (viajes?).

      Otro sistema que me parece interesante para esto de los negocios pasivos son las newsletter o suscripciones + “curación de contenidos”. Darle a la gente, o empresas, las cosas hechas. Por ejemplo, ahora está muy muy de moda el tema nutrición, fitness… En fin, no sé, son ideas que se me pasan por la cabeza, pero por ahora, nada, ni una línea de código 🙂

      Le daré tus recuerdos a superJavi, y si tú le ves, dale de mi parte también, que yo hace un año ya que no le veo! cómo pasa el tiempo…

      Un abrazo y gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *