¿Se puede repartir el trabajo?

Con la técnica moderna sería posible distribuir el ocio sin menoscabo para la civilización… En un mundo sensato, todos los implicados en la fabricación de alfileres pasarían a trabajar cuatro horas en lugar de ocho, y todo lo demás continuaría como antes. Pero en el mundo real esto se juzgaría desmoralizador. Los hombres aún trabajan ocho horas; hay demasiados alfileres; algunos patronos quiebran y, la mitad de los hombres anteriormente empleados son despedidos. Al final hay tanto tiempo libre como en el otro plan, pero la mitad de los hombres están absolutamente ociosos, mientras la otra mitad sigue trabajando demasiado

(Bertrand Russell,1935, Elogio de la ociosidad)

Via estratega.

3 comentarios

  1. Si puedes leerte el libro entero no tiene desperdicio. A pesar de que es un libro de ensayo se hace muy ameno y entretenido. No es para nada pesado. Y todo lo que dice es perfectamente aplicable a la sociedad actual. Excepto algunas cosas en las que se requeriría tirarlo todo y volver a empezar de cero, la mayoría de cosas podrían ser aplicables perfectamente y tienen todo el sentido del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *