Summertime… is over!

Ahhh...

Una constante en mi blog cuando solía escribirlo eran los posts dedicados al verano.

Que justamente se acabaron el año que empecé a trabajar de verdad… 2007. Qué distinto es un verano de universitaria, aunque trabajara en mis cosillas, a un verano de trabajadora.

Ya no hay dos meses completos de vacaciones, sino dos semanas seguidas con suerte y algún día más.

Ya no puedo desperdiciar unos días en no madrugar, no salir de casa, aclimatarme, porque hay que aprovechar al máximo cada uno.

Ya no aprovecho las tardes de demasiado calor para actualizar el blog, o rediseñarlo hasta varias veces al año, como acostumbraba.

La gran diferencia del estudiante al trabajador, uno tiene más dinero pero el otro más tiempo para gastarlo.

Así que hay que ser eficientes incluso en las vacaciones. Oviedo, Menorca, Cabo de Gata, Cádiz, Málaga, y todo lo que queda por llegar, buscar sitios donde el tiempo se detenga, o al menos cunda un poco más.

Adiós querido verano ¿algún día volveré a disfrutarte como te mereces? espero que sea antes de la jubilación!

5 comentarios

  1. Si vas a Malaga y te gustan las teterias puedes ir a Casa del Libro en Plaza la Merced. O si prefiere unos vinitos a la bodegita el Pim Pim. De cañas pues en cualquier bar del centro.

    La proxima vez avisa, 😛

  2. La verdad es que me da un poco de pena y melancolía leer lo que escribes 🙁

    Porque mientras no tenemos dinero tenemos todo el tiempo del mundo para planificar viajes que nos gustarían hacer, comprar ordenadores que no podemos pagar o cenar en restaurantes que no podríamos ni pisar. Y cuando ganamos dinero, pues el tiempo para poder disfrutarlo es el principal enemigo… Lo malo de todo es que con el retraso de la jubilación quieren que vivamos así siempre, hasta que nos muramos, esclavos de nuestro no-tiempo.

  3. @cinéfilo, gracias por la recomendación! tengo planeado volver a Málaga, pues me gustó muchísimo y me gustaría visitarla con más tranquilidad.

    @nacho pues sí, es la pura verdad! y no ya solo el tiempo, sino la sensación de responsabilidad, de obligación (que por desgracia tampoco tiene todo el mundo), que hace perder calidad de vida conforme vas subiendo en el trabajo.

    Muchas veces me he planteado trabajar menos, y supongo que lo haré más adelante, pero se que los días de relax de la universidad no volverán… ni siquiera si vuelvo a estudiar!

  4. Si, la verdad es que la vida del estudiante se echa de menos cuando ya ha pasado… pero como suele pasar, nos quedamos siempre con lo mejor, y nos olvidamos de lo menos bueno. En fin, que no era tan de color de rosa.

    Y oye, aunque tengas menos tiempo, no veo que lo hayas aprovechado nada mal eh!!! 😀

Responder a cinefilo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *