Ecooler, un sistema de refrigeración… sostenible

¡Eres más simple que el mecanismo de un botijo!

Un dicho popular que yo en realidad no tomaría como un insulto, pues el mecanismo del botijo es uno de los que más curiosos me parecen. Enfriar el agua sin utilizar ninguna fuente de energía, de una manera limpia y gratuita. Nada mal, ¿eh?

Pues en este mecanismo se basa Ecooler, un sistema de refrigeración diseñado por Studio Kahn, en Jerusalén.

Ecooler

Se trata de una estructura de cerámica, con piezas huecas unidas por pequeños empalmes metálicos. El agua discurre por el interior y se enfría con el mismo mecanismo que el botijo.

Esto permite enfriar estancias sin electricidad, sin ruido… La cantidad de agua que consume no es demasiada, aunque depende del número de módulos que se utilicen, claro, vuelve al ambiente por evaporación. Más detalles del funcionamiento de Ecooler.

Molde de una pieza de Ecooler

Además es un bonito elemento decorativo para el estilo mediterráneo, aunque me gustaba más cuando pensaba que era más pequeño, por ejemplo de 12×12 pero claro, hay que pensar más en la eficiencia que en la estética.

Sí que puede dar juego el diseño de la pieza para adecuarlo a otros estilos menos orgánicos, cumpliendo la misma función.

Una idea que me parece muy buena, y que creo que por el clima de Murcia sería aplicable con buen resultado y a la que no veo desventajas a priori. ¿Se os ocurre alguna?

En estos momentos en que la energía es uno de los mayores quebraderos de cabeza, es importante tener en cuenta sistemas como éste para la refrigeración.

Ahora sólo me faltaría encontrar a alguien capaz de ejecutarlo aquí… seguiré investigando.

Visto en Decoesfera.

Villa Welpeloo: una casa hecha con material reciclado

Casa hecha con material reciclado

Realmente me encanta ver lo que un grupo de profesionales creativos puede conseguir partiendo de basura. Porque eso es de lo que está hecha esta casa: material reciclado.

Desde el blog Cuarto Derecha llego a Villa Welpeloo, un proyecto del estudio 2012Architecten en el que han utilizado material reciclado para el 60% del exterior y el 90% del interior de la casa. Los materiales se han recogido de casas y fábricas abandonadas en 15km a la redonda.

Más detalles en Archinet (en holandés!) y un poco en castellano en Arquifobia.

¿Puede ser este tipo de construcciones una opción de futuro?

En los artículos comentan que es un 15% más barata que una casa convencional, pero en el artículo de Archinet me parece entender que el presupuesto son 900.000€, aunque ciertamente es una casa impresionante de 250m2.

Habría que ver las posibilidades de aplicar estas técnicas a viviendas convencionales y de dónde sacar los materiales -tampoco nos vamos a poner a crear basura para hacer este tipo de casas si se ponen de moda :D-, pero a mi en absoluto me importaría vivir en una casa hecha de materiales reciclados, siempre que esté bien diseñada, claro 😉