Rindiéndome

Estoy cansada, muy cansada.
Cansada de luchar, de gastar mis energías inútilmente, de darme de cabeza contra el muro del spam.

Hace poco criticaba a Miguel por pasarse al lado oscuro, pero creo que yo también voy a tener que hacerlo. No tengo tiempo de diseñar un mejor sistema para prevenir el spam. Por el momento he cerrado los trackbacks, la solución que propone Juanjo no me sirve porque sólo dejaría pasar los pingbacks (diferencias entre trackbacks y pingbacks).

Aunque los trackbacks es lo más grave ahora mismo, también está en los comentarios, el libro de visitas, los referers y cualquier cosa que vaya a mi base de datos.

Creo que sería traumático ahora adaptarme a un CMS, después de haber tenido el control sobre absolutamente todo lo que pasaba aquí, pero tal como está la cosa, es eso o dejarlo.

Porque el tiempo que paso cada día limpiando es tiempo que me quito de escribir lo poco que tengo que decir. Además, bastante ya tengo con limpiar en mi casa, cohone!

Así que, después de tanto tirar del carro de los CMS artesanales… es hora de probar y valorar los ajenos.

Cambiando de Hosting

Llevaba un tiempo queriendo escribir sobre mi cambio de hosting. No tenía tiempo, pero quiero aclararlo por si a alguien le sirve. Quizá algunos se dieron cuenta, porque estuvo un tiempo esto inaccesible, aunque no mucho, pequeños problemas durante el día de la transferencia del dominio, y poco más.

Tengo 4 dominios a mi cargo, en 3 registradores diferentes, y Aruba prácticamente no me daba opciones para gestionarlos. Después de pensar en frames (no!), htaccess… llegó Zootropo hablando de Dreamhost. 20GB de espacio, 1000GB de transferencia mensual y un dominio, MySQL sin límite, subdominios, 3000 cuentas de correo… $8.95 al mes.

Nunca había contratado un hosting de los buenos pero con uno de los códigos de promoción que dan, se podía probar el primer año por unos 24