Semanas #150 a #155

Como decíamos ayer…

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

El tiempo pasa volando. Entre post y post, estuve de viaje en Granada, visitando los pequeños pueblos de la Alpujarra, y otros de los alrededores —Montefrío muy recomendable— además de la capital. En principio lo había planeado como un viaje astronómico ya que nos quedamos en una casa rural con su observatorio propio. Nos pilló en fechas de luna llena, pero aun así pudimos tener una bonita sesión a la carrera, antes de que saliera, y ver unos cuantos objetos del catálogo Messier.

Y menos mal que en el viaje le di un poco a la cámara, porque con el dichoso Pokémon Go, la tengo abandonada totalmente!

❄️❄️❄️

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

☝️

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

💦

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

⛄️ #A6000 #sierranevada

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Aparte del viaje, no me he aburrido este mes, casi a fiesta por semana, entre cumpleaños y comidas. Dos de mis mejores amigas, que suelen celebrarlo juntas, pero esta vez no pudo ser —las cosas cambian—, pues nada, dos fiestas en vez de una :-). Y el 40 cumpleaños de la hermana de una de ellas, que tuvo el detalle de invitarnos también. Y tengo que agradecérselo de verdad, porque menudo evento se marcaron, al nivel de algunas fiestas patronales 😀

Y otra muy buena amiga está de enhorabuena… pero aún no lo sabe todo el mundo, así que shhhh… ya lo celebraremos 🙂

Mis aventuras inmobiliarias siguen su curso. Esta semana será decisiva… pero mientras, de paseo por los bancos sólo para ver que inutilidad, condescendencia y pillería es una mezcla tan habitual que me pregunto si no serán asignaturas de algún MBA. Ni siquiera teniendo las cosas muy claras, y pidiéndolas tal cual es posible tener una conversación profesional, y hay que aguantar que te traten como si no supieras ni sumar. Vamos, que un poco más y hasta me ofrecen la vajilla, pero no saben decirme a qué valores del IBEX se referencia un producto. Y luego que por qué tienen los días contados… porque es que ya no es que no aporten, es que restan.

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

En el trabajo, empezamos a lanzar en lo que he estado trabajando recientemente: cambios en la portada de Xataka. Es un proyecto que empezamos a principio de año, pero que descarriló un poco cuando no supe mantener el rumbo correcto —me vine demasiado arriba, con funciones creciendo exponencialmente en complejidad— y que retomamos cuando encontramos a nuestra directora de producto. No pudimos hacer el proyecto juntas, solamente plantearlo, y ahora vamos trabajando en fases pequeñas, sacando cambios y midiendo el impacto para ver si estamos en el buen camino.

El primer cambio que hicimos fue añadir una sección de contenidos importantes al principio de la portada. Es una selección manual del equipo editorial que les permite no depender del orden cronológico, y destacar lo importante. Algo que ya una vez intentamos hacer con un slider y no funcionó. En esta ocasión, parece que está yendo mejor, pues ha bajado nuestra tasa de rebote en portada, tanto en visitas desde móvil como desde escritorio, y han aumentado las páginas visitadas desde la portada.

Y esta semana cambiamos la estructura y diseño del river of news, el listado de noticias en orden cronológico inverso. Teníamos contenidos muy grandes, con mucho texto, el típico formato de listado de blog, que permite consumir mucho contenido ahí mismo. Pero el objetivo de nuestra portada es dirigir tráfico, y ahora tenemos un listado más escaneable y corto, incluso habiendo doblado el número de noticias en la lista.

Además, he diseñado distintos formatos para los distintos tipos de contenido. Artículos más trabajados, longforms, guías de compra… tendrán ahora un aspecto distinto y reconocible desde la portada, cuando antes eran todos iguales.

A ver qué resultados obtenemos en esta iteración. Por ahora, menos comentarios negativos de lo que me esperaba, pero algunos, claro. Y mientras ya está en el horno la siguiente…

Este proceso está siendo muy intensivo para mi. Tengo que trabajar por delante del equipo de desarrollo, y además de UX, diseño visual y front-end, estoy asumiendo una parte de lo que hacía nuestra directora de producto. Y no me queda nada de tiempo para la documentación, que me había propuesto llevar al día.

Nuestro sistema cuando pasamos a diseño responsive seguía estando basado en plantillas, pero poco a poco pasamos a un sistema modular basado en Atomic Design y SMACSS. Algún día me gustaría escribir sobre ello, pero es parecido a como contó Carlos Matallín que lo hacen en CARTO.

Y ya se ve en el horizonte la edición de los Premios Xataka de este año —por cierto, estrenan web— y mi intención es ir a Madrid unos días para poder estar, y ver a algunos amigos también. Espero que para entonces me quede algo de energía, porque a pesar de la pequeña escapada, ya voy demasiado justa.