Semanas #113, #114 y #115

Y seguimos en primavierno! Pero no me alegro nada de nada 😓

🌥

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Hace un par de fines de semana aproveché para salir a hacer fotos tras casi todo enero en el dique seco. Visité la presa del Azud de Ojós y la zona de la huerta de Bulila, o Buila o Bulida. El día estaba regular, nublado y sin gracia, y saqué poco provecho, pero me quiero acostumbrar a salir aunque el día no acompañe mucho, para poder practicar cosas diferentes.

🌾

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Y saqué un rato para ver “Soylent Green”. Conocí esta película porque es la que da nombre al Soylent, ese producto que facilita alimentarte a base de batidos. Me gustó bastante -la película, no el Soylent-, es una distopía en la que se ha producido algún tipo de accidente ecológico, y la comida tal y como la conocemos es algo prohibitivo. Y a la vez, está muy en la línea de lo que creo que pasará si seguimos tratando el planeta así.

El domingo, celebré mi cumpleaños con retraso con una comida familiar. Algo sencillo. Me hubiera gustado hacer pan o algún postre, más entrantes… pero la verdad es que llevo un mes sin energías y esta vez me lo tomé con más calma. Y tampoco es tan grave, lo pasamos igual de bien.

🎓✨

Una foto publicada por Inma Bermejo (@inmabermejosalar) el

Y viernes 29 volví después de mucho tiempo en la Universidad de Murcia,para ver el acto de Santo Tomás, donde daban un premio extraordinario de doctorado a mi hermana. Además, un evento muy fotogénico. Los doctores con sus colorines me parecieron muy divertidos, y desde luego que parece que a la universidad le encanta este tipo de celebraciones para sacar las galas. Qué pena que no llegué con tiempo y me tuve que conformar con hacer cuatro fotos cuando “el cortejo” hizo entrada, y de la propia entrega.

A pesar de ello, no aguantamos todo el acto y escapamos a celebrarlo tomando unas cañas con mi hermana y mi madre en la barra de El Churra, uno de los sitios que tenía pendientes probar en Murcia. Me lo habían recomendado mucho, y 👌

He empezado “House of Cards”, me está encantando. Quería alguna serie para sustituir a “The Good Wife”, la única serie que seguía en este momento y que ya termina, pero ni a eso voy a llegar. En el hiato de la Superbowl me he acabado la primera temporada, y ya voy a por la segunda. Muy adictiva.

Y claro, mi ritmo de lectura ya se está viendo afectado. Aún no he acabado “Designing News”, y voy a empezar ya “Rama II”, para ver si con algo ligero vuelvo a engancharme.

Y gracias a este vídeo de mis vacaciones haciendo snorkel en Cabo de Palos, ya estoy pensando dónde ir este año. Lo pasamos genial y no se me ocurre un sitio mejor ahora mismo para esto, aunque cualquier sugerencia es bienvenida.

En el trabajo, volvimos a la normalidad tras el lanzamiento de nuestro longform sobre la historia de la televisión. Estas semanas he estado entrevistando usuarios para nuestra nuevo rediseño en front-end, y luego analizando esa información. Tenemos una buena serie de conclusiones y caminos abiertos, pero nos hemos dado cuenta de que nos ha faltado un poco de diversidad, había una visión que detectamos que nos faltaba, y preparamos tres entrevistas más para cubrir ese flanco.

Una vez hecho esto, hemos pedido informes al departamento de analítica para contrastar lo que nos dicen los datos con lo que nos dicen las entrevistas, y mientras los envían, me dedico a analizar lo que hacen los competidores en esto que nos ocupa ahora, y a buscar buenas referencias que nos ayuden a encontrar la mejor solución.

Necesitamos diseñar un sistema y estoy muy contenta de haber encontrado el ¿artículo “del año”? Content patterns and display patterns. Diseñar sistemas es difícil, yo todavía no he conseguido hacerlo bien… Este artículo me ha ayudado un poco más a encontrar una forma práctica de aproximarme a los problemas para construir un sistema que funcione.

Además, estoy preparando la documentación de todo el trabajo front-end que he realizado este año, y que no había ido haciendo poco a poco, como siempre, por la falta de tiempo. Y ahora eso dificulta que mis compañeros puedan trabajar de forma ágil con nuestro código propio. Es una tarea por la que siento amor y odio a la vez. Imagino que los programadores me entenderán…

Tras asentarnos después de las vacaciones he vuelto a respetar mis horarios, y además, ahora con un 90% menos de email. Amo Slack.

Gracias a seguir estrictamente el horario de uso que me puse, y a unos consejos que me dio mi amigo Carlos, voy llevándolo muy bien, y me está resultando más productivo que el email, ya que muchas cosas que antes llevaban varios correos, se resuelven al momento con frecuencia. Quizá antes estaba abusando de la asincronía del email, y me estaba perjudicando.

En estas fechas toca la evaluación de mi trabajo. El año pasado había dejado de gestionar al equipo de diseño, así que ahora dependía solamente de mi trabajo técnico. Estoy bastante contenta porque me han felicitado, y yo misma ya me había dado cuenta de que me había ido mucho mejor. He estado más centrada y enfocada, he podido investigar más…

Para mi no ha funcionado compaginar diseño y gestión, quizá otros puedan, pero no es mi caso. La forma de trabajo de los managers me pone en modo multitarea y me cuesta mucho cambiar al modo hacer.

Ahora que ha llegado nuestro nuevo director creativo, él se ocupa de la parte de gestión, además de también algunas propuestas para clientes.

¿Es no ascender un paso atrás? ¿Que contraten alguien para hacer lo que se supone que esperaban de ti es un fracaso? Se podría entender así, si es hacer ese trabajo lo que quieres. ¿Quieres ser un manager o un maker?

Yo lo he tenido claro siempre, quiero hacer cosas.

2 comentarios

Responder a Alberto Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *