Semana #92

Hace noche para sacar la hamaca a la terraza y quedarse durmiendo al fresco. Hay que aprovechar.

??

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Y también los días que se pueda ir a la playa, que ya son contados. Aunque me he propuesto secretamente ir todos los fines de semana mientras sea verano, sin poder conducir, lo tengo crudo. Ayer tuve suerte y de nuevo acabamos en La Manga con mi madre y mi hermana, uno de nuestros viajes con las Salar.

Algunas medusas y muchísimo oleaje, que no impidieron que apenas saliéramos del agua -salvo para el aperitivo y la merienda-, pero que me dejaron K.O. incluso hasta hoy. ¿Tener resaca de nadar? ¿Será esto la edad?

Mi proyecto personal analógico está parado pero tengo claros los siguientes pasos, y también que necesitaré ayuda, porque de contactos en esos temas estoy a cero.

Y de mi proyecto personal digital he dado un pasito más, y y tengo ya a mi socia de motivación hasta arriba para empezar a crear contenidos.

Tras terminar Viaje al centro de la tierra, y recuperar el gusanillo por ir a Islandia, ahora retomo Matar a un ruiseñor. Ya lo empecé en marzo y no lo acabé, pero ahora que he encontrado momentos para la lectura tendré más adherencia. Y también porque me han prestado el nuevo libro de Harper Lee y quiero acabar el otro antes.

En el trabajo, sigo repartiendo mi tiempo entre el front-end de nuestra nueva versión responsive, y el proyecto W. Esta semana, mucho arreglo de bugs y crear plantillas para el tipo de post slideshow y para los espacios de contenidos que las marcas tienen en nuestros sitios.

En esto, tengo la problemática de automatizar la elección del color de texto para que sea “legible” sobre los colores que se personalizan para algunos elementos, como las cabeceras, disclaimers… pues no quiero añadir complejidad al código que usan mis compañeros para preparar estas personalizaciones.

Así que empiezo a investigar, sin mucha fé, pues no esperaba encontrar algo para LESS, y me encuentro algo para calcular automáticamente un color con contraste adecuado con SASS. Por suerte sigo buscando, y veo que alguien ha encontrado algo similar para LESS usando “ifs”, o guardas. esto nos va a solucionar bastantes casos.

Y en esa búsqueda, doy con un interesante artículo sobre qué función de contraste de color es más conveniente usar para buscar el color del texto según un fondo dado. Y, casualmente, de Brian Suda, de Analog.is. Qué pequeño es el internet.

Para el proyecto W tuve varias sesiones de chat con los compañeros de desarrollo para ver cuáles eran las dificultades con las que se habían encontrado hasta ahora (yo me acabo de incorporar) y cómo podía ayudar.

Y con mi jefe convocamos una reunión para el viernes discutirlo todo. Yo tan tranquila… no pensé que esa reunión incluiría a nuestro equipo de desarrollo de India y que sería una videoconferencia en inglés. Lo que me acordé entonces de mi amiga Carmen y la oportunidad que dejé pasar de practicar la conversación en clases con ella.

Es que no me va a servir de nada practicar la conversación una temporada si luego no lo utilizo, pues voy a acabar igual que estoy Yo misma, siempre tan clarividente

Mi problema es la pronunciación y la soltura en la conversación. Todos los días me comunico por escrito en inglés sin mayor problema. Tampoco es muy difícil, pues casi todo es lenguaje técnico. Pero a la hora de hablar, si se unen mi falta de práctica, los nervios por lo mismo, y mi acento murciano -cerradísimo-, tenía todas las papeletas para que nadie me entendiera.

Bueno, no sé aún cómo, conseguí hacerme entender y seguir la conversación sin mayor problema, aunque con más vergüenza que miedo, que ya es decir, pero ahora hay que tomar cartas en el asunto para mejorar, y rápido.

Vuelta al cole. Semanas #90 y #91

Acabaron las fiestas, las vacaciones, y… por la pinta del tiempo, parece que quiere acabar el verano también.

??

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Y es que, como amante del verano tradicional, este mes me está dejando mucho que desear, con tanta cabañuela y tanto nublado. Muy raro estar en la piscina mientras llueve.

Pasé el fin de semana en las fiestas de Blanca, este año empañadas con algunos desafortunados sucesos. Por desgracia, una persona murió durante el encierro. A veces pensamos que asumimos riesgos controlados, y luego, mira.

Al margen de eso, buenos días con familia, amigos y lectura. Tras acabar el tercero de Wallander -sí, me he picado-, cambié hacia Julio Verne con Viaje al centro de la tierra. Sigo con el entretenimiento ligero. Es curioso que cuando me pongo con este tipo de libros, me absorben totalmente, me olvido de las series, la televisión, el cine… Ahora, ponme delante un ensayo, que en menos de cinco minutos ya estoy distraída.

Además di el primer paso para empezar un proyecto analógico que contaré cuando esté más claro. Porque ese primer paso para empezar ha sido un buen tropezón. Pero bueno, a ver si a la segunda o tercera damos en el blanco.

En el trabajo, ya estamos prácticamente a ritmo normal -alto-. Sigo trabajando en el front-end de las vistas para tablet y escritorio del nuevo diseño responsive, y con la expansión de éste al resto de blogs. Ya nos queda solamente un tercio, y esperamos dejarlo listo la semana que viene en todos.

Tenemos un proyecto nuevo también, lo llamaré W, una tarea muy enfocada a producto, y tenemos que hacer investigación para conseguir un buen resultado. Por ahora tengo que trabajar sobre los primeros requisitos, buscar benchmarks, recopilar lo que ya sabemos, y lo que sabemos que no sabemos, diseñar las pruebas para verificar lo que vamos haciendo… Para todo esto, estoy revisando apuntes del curso de UXLearn que hice, para seguir un proceso guiado.

No hemos tenido todavía la ocasión de aplicar el proceso para crear longforms que habíamos propuesto, pero nos han adelantado que en septiembre podremos hacerlo. Pero medio equipo sigue de vacaciones, y en septiembre estaremos un par de semanas igual, así que me preocupa un poco que esta tarea llegue en momentos de pocos recursos.

Y desde la vuelta, estoy probando además un nuevo horario empezando a las 7, para no tener que trabajar por la tarde ningún día (excepto reuniones), y, sobre todo, aprovechar al máximo la mañana. Es increíble la diferencia de productividad hasta las 10 u 11 de la mañana, y la que tengo a partir del mediodía. Esto me permitirá mejorar un poco más y seguir rescatando mi tiempo, cosa que, por suerte, va bastante bien. Ya contaré un poco más si sigo en el buen camino…

Vacaciones y fiestas. Semanas #86, #87, #88 y #89

Otra anotación mensual. Las malas costumbres se cogen rápido!

??

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Última semana de trabajo a principios de julio, y luego tres semanas de vacaciones. Desde que empecé por mi cuenta he ido cogiendo semanas sueltas o 15 días juntos como mucho, pero este año quería volver a esa sensación de no ver la siguiente tarea a la vuelta de la esquina, así que opté por coger casi todas las vacaciones juntas. Fue una buena idea, me permitió desconectar mucho más, aunque no me he ido muy lejos.

Nos quedamos en La Manga aunque pasamos casi todo el tiempo haciendo snorkel en Cabo de Palos. Calas rocosas, pequeñas y poco concurridas, aunque con accesos aceptables. Casi todo buceadores aprendiendo a manejar sus aparatos.

Unos días magníficos, me dejó en un estado de relajación que va a ser mi referencia a partir de ahora para valorar las vacaciones que vengan después.

🐙🎥@jcanosoriano #murcia

A video posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Dejamos la playa y luego estuvimos unos días en Blanca, viendo a la familia y amigos, y aproveché para seguir trabajando de nuevo en los arreglos del huerto de casa de mi madre. Todo está mucho más despejado, aunque ya empieza a notarse que va a necesitar mantenimiento mensual al menos para mantener a raya los despojos de los árboles.

Un fin de semana pintando y ahora ya nos queda lo más agradable: planificar los nuevos espacios para plantas y elegirlas. Lo único que sé es que serán todas autóctonas, las que menos mantenimiento necesiten, que ya hemos aprendido.

Y durante este tiempo he cambiado las lecturas técnicas por las de ocio. Ubik, una novela de ciencia ficción, distópica, a la que tenía ganas desde hace tiempo, y que casi acabé de una sentada. No llegué a entender su peculiar humor, me pareció desasosegante pero adictivo, me enganchó muchísimo y, pese a que no era lo que esperaba, lo recomiendo.

Luego empecé con la serie del detective Wallander, que ya me había recomendado mi amigo Pau. Novela de misterio, ligera, con contextos políticos relevantes de los 90, bien para entretenerse. Más bajado a la tierra que los originales ingenios propios de Agatha Christie, pero bien, una lectura fácil para evadirse un rato.

Me animé a ir con la bici tras mucho tiempo aparcada. No las tenía todas conmigo, rechacé un montón de propuestas, pero acepté una salida cicloturística y al final acabé llegando al Mirador de la Navela en Blanca. El terreno era muy malo para lo que estoy acostumbrada y en la bajada tuve más miedo que once viejas, me dolían las manos de tanto apretar los frenos, pero lo pasé muy bien. A ver cuándo repetimos por algún sitio nuevo. Con lo poco que conozco de la zona, no va a ser difícil.

Despidiendo las vacaciones ?????? una vez al año no hace daño

A photo posted by Inma Bermejo (@inmabermejosalar) on

Este domingo, visita inesperada y muy agradable. Pude quedar a comer con mi profesor del Programa Vostok, Javier Cañada, que pasaba unos días por aquí cerca. Me dio mucha pena cuando estuve hace unas semanas en Madrid y no pudimos coincidir, así que me alegré mucho de poder vernos y contarnos qué tal nos va. Y, como siempre, me quedo con cosas que preguntarle o que plantearle para que me aconseje y acabamos por temas como la ISS, los cócteles o la comida. Es más divertido.

Y ahora ya llegan las fiestas de Blanca. Se nota ya en el ambiente al llegar allí. La gente va y viene con prisa, comprando y preparándose para recibir, saludando a los que solo vienen estos días en todo el año. Me quedan un par de días de vacaciones, próximos jueves y viernes, aprovecharé para ir allí y ser una de las que vienen para las fiestas. Imagino que por eso mi ánimo todavía es más de ocio que de mi normalidad.

En el trabajo, antes de las vacaciones tuve una semana muy intensa, con mucho trabajo en varios frentes:

Reunión y ronda de feedback de los diseños para tablet y móvil del nuevo diseño responsive, con las correspondientes presentaciones, cambios y aprobación final. Curiosamente, cuando empecé a trabajar en base a los wireframes creados antes de empezar siquiera a diseñar la vista en móviles, planteé algunos cambios con la colaboración del resto de equipo de diseño. Pero al final, cuando hemos trabajado con más equipo y dado muchas vueltas, hemos regresado a la solución planteada desde el principio.

Tras tener via libre, empecé a construir el HTML y a la vez preparé documentación y roadmap con instrucciones a mi compañero para seguir con ello en mi ausencia. No usamos frameworks pero seguimos la guía de estilo de Trello (adaptada), pero además quería dejarle algunas pistas de cómo maquetar una parte que puede ser bastante complicada debido a cómo debe verse para determinados tamaños, y cómo debe adaptarse al crecer la pantalla.

Mientras tanto, preparamos la expansión de la nueva versión móvil a otros blogs. Ya está en todos los tecnológicos, y hemos recibido un par de quejas por haber quitado el enlace que teníamos antes para ir a la versión de escritorio. Tengo que volver sobre eso y averiguar las causas de estas quejas, pues cuando tengamos todo en versión responsive, ya no habrá una versión de escritorio a la que volver.

Estuve dando apoyo para crear el primer longform que realizamos para un cliente. No pude dedicarle mucho tiempo a ver detalles porque sólo me quedaba una semana y con las otras tareas ya iba a contrarreloj. Así que participé sólo en el planteamiento y en resolver dudas técnicas de mis compañeros.

Tendría que haberles dado más apoyo, pues cuando fui de vacaciones y siguieron, se encontraron problemas técnicos que yo no había encontrado antes. Y también problemas creativos. Aquí faltó más trabajo en equipo entre Diseño y Editorial para construir la narrativa, y, sobre todo, tener un concepto inicial más claro.

Voy a proponerles usar lo que en arquitectura es el parti, un concepto que conocí en el libro 101 cosas que aprendí en la escuela de arquitectura y que cada vez me parece más importante usar trabajando en diseño.

Básicamente es la gran idea que da cohesión a un diseño, casa, jardín… lo que sea. Lo importante, lo que lo distingue de otros. Y a la vez, una herramienta para que el equipo esté siempre en la misma página. Más sobre qué es el parti referido al diseño paisajístico, pero tal y como lo explica, es aplicable a muchas áreas, recomendada lectura.

Tras tres semanas, agradezco que la vuelta al trabajo haya sido un aterrizaje suave: puesta al día, revisión del trabajo de mi compañero con el HTML de nuestra nueva versión responsive, revisión de las otras expansiones a móvil de nuestros sitios, y un nuevo proyecto para mejorar nuestro panel de edición. Mucho trabajo, pero pocos frentes.

Aunque esta semana ya se está poniendo la cosa más durilla. Los compañeros van volviendo de vacaciones, los proyectos se van desperezando y tienen hambre. Hambre y sed de sangre de diseñador! 🙂