Un Año. Semanas #51 y #52

Bonitos números para este recopilatorio semanal, o intento de tal.

Es curioso que me de cuenta ahora de que los números no cuadran. La semana 52 debería ser la del 17 del mes… pero después de saltarme tantas, sobre todo últimamente, seré indulgente conmigo misma, y seguiré con la cuenta tal cual. Total, al menos duré más que Daniel, jeje, mal de muchos…

Parece que por ahora Noviembre me trata mejor que el sádico Octubre.

Se van resolviendo algunos temas, coche nuevo ya en casa, aquel nuevo trabajo ya rodando, mi abuela ha salido hoy del hospital -aunque yo tengo mis reticencias- y unas buenas semanas en el trabajo me dejan hoy agotada pero en paz, así que puedo volver a mis problemas del primer mundo:

En Digio, con la aplicación que rediseñamos, la propuesta para listados parece que ya está bien encaminada, nos queda un tema pequeño por resolver. Tenemos que poner mucha atención en este elemento, y vaya que si lo estamos haciendo. Espero que quede perfecto.

Sigo avanzando con el resto de vistas, unas mejor que otras. Creo que el tema de las interacciones mejora la aplicación actual, pero el visual no está todavía a nivel suficiente.

Al principio, cuando usé un moodboard para inspirarme, funcionó muy bien, pero para estas vistas lo he ido dejando un poco de lado. Tendré que volver a él para reconstruir y que la aplicación tenga un visual a la altura, como pretendía con los primeros diseños. Ha sido como un despegue muy fuerte, que luego ha perdido potencia.

En WSL muchas muchas muchas reuniones. Lo bueno es que todas van dando fruto.

La semana anterior nuestro CTO nos propuso probar un nuevo sistema de organización de trabajo, y esta semana nos hemos ocupado de implantarlo y probarlo. Seguiremos especializados, no tanto como hasta ahora porque compartiremos más trabajo, y trabajaremos más en equipo. Además, este sistema permitirá a parte del equipo trabajar sin interrupciones, e iremos rotando en ese tipo de puestos.

Me ha sorprendido lo rápido que lo hemos puesto en marcha, y lo bien que creo que ha salido, al menos en esta primera prueba. Imagino que por ser un sistema que él ya había probado con el equipo de desarrollo, y que sabía bien cómo tenía que probar con nosotros.

Seguimos también con el curso de formación, que aunque no estoy de acuerdo con algunas cosas que nos enseñan, sigue siendo muy interesante porque hay otras que son muy valiosas.

Mucho sobre gestión de personas… hay parte de esa gestión que no me sentiría cómoda haciendo. Ingeniería social, inteligencia emocional… al final creo que son técnicas para llevar a la gente a la posición que tú quieres, y es un terreno gris en el que no me siento muy cómoda. Pero hay otras cosas, aprender a preguntar, actitud ante los conflictos… que veo muy útiles y practicaré todo lo que pueda.

La Tarea la hemos pausado un poco con la implantación del nuevo sistema de trabajo. Hubo una subtarea que sí completamos, pero esta última semana no hemos avanzado en el diseño. Sí nuestro jefe en la especificación, así que imagino que la que viene será más intensa.

Terminé la tarea F y la acogida ha sido buena por parte del cliente, y pronto la probaremos con los usuarios. Espero que la semana que viene ya esté en producción.

Seguimos preparando los Premios Xataka y a estas alturas todavía no sé si podré ir. Con todos los líos en casa la verdad que se me hace más difícil, pero oye, parece que si todo sigue por buen camino, es posible que la semana del 27 esté por Madrid… si a alguien le apetece una cerveza y quiere quedar, será un motivo más para hacer el ánimo 🙂

Semanas #48, #49, #50

Casi otro mes sin pasar por aquí. Bueno, ni por aquí ni por ningún sitio. Tengo Instagram, mi nueva vieja red social favorita, abandonada. Y por Twitter más de lo mismo. Pero en estos momentos tampoco me preocupa mucho eso.

Algunos problemas familiares, con visitas al hospital, la compra de un nuevo coche, alguien de la familia que consigue un esperado trabajo… muchas noticias y asuntos que atender, que han hecho de octubre un mes muy denso y que tenía ganas de que terminase. Espero que Noviembre se enderece un poco y pueda aburrirme algún rato.

Fuera del trabajo, una vez más vuelve a surgir en la conversación el siempre comentado, y siempre postergado proyecto de negocio pasivo. Esta vez espoleado por la publicación de Txarly, de nvivo, sobre cómo han lanzado un sideproject rentable.

Así que tras la enésima lluvia de no-ideas con mi socia, esta vez… tenemos algo! Por fin se nos ha ocurrido una que podemos hacer realidad sin necesidad de una inversión desproporcionada, y vamos a ir a por ello.

Y ahora me doy cuenta también de que en las asignaturas empresariales de la carrera me sirvieron de bien poco, pues no sé cómo hacer los cálculos de lo que necesitamos, de los gastos que tendremos, cuánto tenemos que cobrar para que sea rentable, cómo prever el volumen de trabajo… de los pasos que hay que dar para empezar a plantear un negocio.

Tengo que conseguir algo de información aquí, buscar a alguien con experiencia que pueda contarme un poco para no lanzarnos tan a ciegas.

Estoy en medio de un cambio de móvil. Finalmente he comprado un iPhone, no tanto por gusto, sino porque es lo más razonable para mi trabajo, y ya estoy toda la semana quejándome de iOS.

Este móvil tiene cosas excelentes, como todo el mundo sabe. Para mi hasta ahora lo mejor la cámara, y el Touch ID, y eso que por ahora no le saco partido.

Pero luego hay una serie de tonterías, detalles de diseño, que me matan. La que más, el teclado mayúsculo siempre. Una cosa tan sencilla de cambiar… también tengo la sensación de que necesito muchos más toques y gestos para moverme entre aplicaciones y en ellas que con Windows Phone.

El uso más intensivo que con el iPad, me confirma que ahora mismo Windows Phone es el mejor sistema operativo para móviles. Pero la disponibilidad de aplicaciones para iOS, es insuperable.

Respecto al trabajo, con Digio seguimos con la app de la que hacemos rediseño visual. La propuesta ha gustado al cliente, aunque hay una parte importante, un listado de elementos, que no llegamos a cerrar. El cliente quiere tener mucha información visible en el listado, y yo soy reacia, pues le quita al listado su esencia, de ser escaneable y procesable, para ser una vista detalle de muchos elementos.

Ahora seguimos trabajando en una nueva propuesta para el listado, y extendiendo el diseño a todas las vistas de la app. Para las pruebas y presentaciones estamos usando Marvel App, una aplicación que permite montar un prototipo de forma muy muy sencilla, que funciona genial en el teléfono como fake. Además, su versión gratuita es bastante completa y fácil de usar.

También con Digio he estado haciendo consultoría de diseño para otra aplicación. Cuando hago esto, y este mes lo he hecho bastante, tanto aquí como en WSL, me doy cuenta de que se me da bastante bien. No me gusta mucho, pero veo cosas más fácilmente que cuando diseño yo. Creo que es cuestión de dejarlos reposar más tiempo antes de revisar. Tiempo que nunca se tiene.

En WSL la principal tarea del mes ha sido la tarea que surgió del experimento. Ahora es una Tarea con mayúsculas, importante, ambiciosa. Parece que esa prueba, ese prototipo, llegó en el momento acertado, y hemos pescado la oportunidad al vuelo. Así que seguimos trabajando en el prototipo, o más bien, destrozándolo.

Hemos hecho algunas iteraciones a lo bruto simplemente para conseguir tener un prototipo funcional con las máximas prestaciones, y un diseño visual inexistente, y ahora paramos un poco, recogemos todo lo aprendido, nos recomponemos y volvemos a empezar, ya con las cosas más claras. Así evitamos desarrollar caminos que luego haya que desandar.

Además en esta tarea estoy trabajando con mi compañero Javi. Hay que ver lo bueno que es trabajar con alguien en ciertos puntos del proceso. Lo fácil que es que salgan ideas diferentes simplemente hablando. En estos momentos me doy cuenta de que trabajar solo tiene más inconvenientes de los que he tenido presentes siempre, inconvenientes por omisión.

Una nueva tarea, F la llamaré (una nueva F), me llevó a volver a visitar los foros de Domestika, que hace mil años frecuentaba mucho. Lo bien que aguantan el paso del tiempo! y además descubrí un curso que, aunque me tienta mucho, tendré que dejar para un momento en el que no esté tan ocupada: Sastrería de papel: Ilustrando con tijeras.

Seguimos con los Premios Xataka, parece que todo va muy bien este año, y la verdad que la imagen que hemos preparado me gusta mucho. Todavía no sé si la podré ver en directo… a ver qué tal me trata Noviembre, que Octubre me ha dejado K.O.