Semana #10

Semana agotadora, domingo gandulón. Recuperándome un poco de la celebración de mi cumpleaños ayer, aunque fue la semana pasada, escribo estas memorias con el cuerpo remolío. Ha pasado rápida, pero la semana ha sido muy densa.

En el proyecto bancario finalmente cerramos todo el diseño, los clientes han quedado contentos con él. Ahora nos falta comprobar los resultados reales. Tenemos fecha de entrega del diseño maquetado para la semana del 3 y empezarán la implementación. Se me va a hacer larga la espera hasta verlo en vivo.

Con la red social de moda tenemos una nueva tarea en marcha. Hay un paso en el proceso de registro donde hay una tasa de abandono grande, y vamos a averiguar cuál es el problema. Es curioso porque los pasos anteriores, que llevan trabajo, se completan, y aquí es donde hay un bajón grande, sin ser un paso más complejo en principio.

Tengo una tesis muy clara, haré dos propuestas de diseño para probar, una sobre el mismo caso que hay ahora, y otra con una funcionalidad extra que quieren añadir aquí. Así vemos qué tal funcionaría arreglando lo actual, y cómo influye esta nueva forma de registro que se propone.

En Weblogs SL de nuevo trabajé en el panel de edición. Tuve una reunión con nuestro coordinador de editores, un buen stakeholder, fue muy esclarecedora para establecer prioridades, y saber cuáles de las mejoras que planeamos son más críticas para el trabajo diario.

Esta tarea la estoy enfocando partiendo de la base de que tenemos usuarios expertos y básicos. Dar toda la potencia que unos necesitan, consiguiendo una experiencia óptima para los otros, que son mayoría. Para esto reviso el tema de modelos mentales que vimos en el Programa Vostok, pero tengo que buscar más bibliografía y ejemplos.

Tengo en consideración a Gmail, Google analytics, Trello… pero tengo que buscar más, enfocados al mundo editorial. Por un lado está Medium como buena referencia para usuarios básicos, y para los expertos, he pensado en los editores de código como Espresso o Coda. Al final, se trata de vista código vs. WYSIWYG, control o comodidad. Con unos buenos accesos rápidos y sistemas como Markdown, la vista código bate al WYSIWYG. La semana que viene seguiré investigando por aquí y haciendo algunas pruebas con un prototipo.

En el experimento “C” no hemos hecho nuevas pruebas, aunque por mi parte he estado diseñando la siguiente fase, con nuevas posiciones y combinaciones de las que mejor nos han funcionado en el experimento actual. Sin nuevo diseño visual en esta iteración.

Y el viernes acabé con una reunión de estado de tareas con mi nuevo product manager, mi jefe de siempre. Sacamos algunas ideas interesantes, sobre todo para el panel de edición, y pensamos nuevos enfoques, ideas de esas que salen en la conversación como por casualidad y que que se atrapan, oye, ¿y por qué no?.

Para mi cumpleaños por fin celebramos la deseada fiesta del empedrao. Aún no sé cómo llegamos a ello, tanto que se han reído de mí algunos personajes por mi predilección por esta comida, y luego dejaron los platos limpios. Y me alegro, que me encanta cocinar para ver a la gente disfrutar. Aparte de para tener conejillos de indias para mis ideas de bombero, claro.

Y al llegar a casa, después de tres horas de trabajo y doce de fiesta, no se me ocurre otra cosa que registrar un dominio para empezar un proyecto personal nuevo.

Me recordó a esos momentos del sábado en la madrugada cuando llegas envalentonado y coges el móvil cuando no debes 🙂 Al menos comprar dominios es barato y sin muchas consecuencias. Y así de rebote me entero que Google Apps for Domains ya no es gratuito! probaré con Outlook esta vez.

Hoy domingo, para qué descansar, comida familiar de nuevo, con algún que otro personajillo suelto por ahí, hacer este resumen… Y mañana lunes 🙂

Semana #9

Semana corta, de nuevo, marcada por una visita al hospital (sólo como acompañante!) y de postre cumpleaños inolvidable.

En Weblogs SL estuve trabajando en unos cambios que queremos hacer en el panel de trabajo de editores. Y mi jefe dio un buen repaso a la propuesta que hice, una lección para anotar. La propuesta no era mala, pero sí muy muy mejorable con cambios sencillos. Me cuesta mucho menos revisar bien cuando el trabajo no es mío. Esto se atenúa si puedo dejar reposar el trabajo y volver sobre él unos días después, lo malo es cuando no hay tiempo para ello porque los desarrolladores esperan. Pero esto me hace dudar de este planteamiento.

Por otro lado, ya tenemos resultados concluyentes de uno de los experimentos que hemos hecho. Leyendo los otros resúmenes semanales creo que es confuso porque hablo de ellos indistintamente. Llamaremos a este experimento “C”, y al experimento para el que probaré un diseño con más texto, “S”.

Pues en el experimento “C” estamos probando cómo influye el diseño y la posición de una pieza en su rendimiento. Estoy contenta porque los resultados avalan mis hipótesis para las dos pruebas.

En los cambios de diseño, propuse algo tan sencillo como aplicar la ley de Hick: con más opciones lleva más tiempo elegir. Esto puede provocar que no se realice una acción que a mi me interesa que se haga. En este ejemplo, pasamos de 4 a 3 opciones, y hemos tenido +113% de conversión.

Además, también probamos un cambio de diseño puro y duro, diferente aspecto, tamaño y color. Sorprendentemente para mí, éste fue el cambio que menos afectó, el anterior fue mucho más efectivo. Así que plantearé nuevas pruebas combinando los dos cambios, a ver qué tal funcionan.

Y en los cambios de posición, también +100% de cambio con mi propuesta preferida. Hubo una segunda opción, que planteé por hacer el experimento completo, y también ha tenido buen rendimiento. Lo bueno es que, de nuevo, son propuestas combinables y sobre esto trabajaremos esta semana.

Aparte de esto, tuve una reunión con mi jefe para plantear el modo de trabajo de este año siendo él mi nuevo product manager y adoptando una metodología muy basada en probar, probar, probar. Tenemos que avanzar mucho, pero lo bueno es que tenemos un objetivo claro, que ya contaré cuando lo consigamos.

En el proyecto bancario envié mis nuevas propuestas y todo ha ido bastante bien. Trabajé en una propuesta primero, y después hice una bastante diferente. Y de ésta, que para mí era la mejor, dos variantes. El planteamiento fue diferente del anterior.

Al principio lo enfoqué como presentar el servicio de una forma didáctica, y después como una landing page, explicando menos y animando a realizar una acción. Vamos a ir adelante con ésta finalmente. Así que sólo quedan algunos detalles, cerrar la versión móvil de la portada, y podremos implementar los cambios.

El jueves y viernes no estuve trabajando, acompañé a mi madre en el hospital cuando le hacían una operación, por suerte rutinaria y salió todo bien. Pero siempre es complicado estar en ese tipo de sitios. Como dijo mi hermana, no estamos preparadas para la vida. Viendo allí a gente que tiene verdaderos problemas se quitan muchas tonterías.

Y terminando muy bien. Ha sido mi cumpleaños y, aunque lo celebraremos oficialmente la semana que viene, ya he tenido varios regalos maravillosos, sobre todo estos churros que me pusieron en guardia para un dia largo y estupendo 🙂

Semana #8

¡Vuelta al trabajo!

Tras aprovechar el último fin de semana de las fiestas comiendo todos los dulces posibles (los he terminado hoy) y un día de Reyes un poco extraño pero con muchos regalos chulos, he vuelto al trabajo con un nuevo horario que ya he empezado a saltarme.

Porque esta semana he sustituido la hora del deporte por la hora de las rebajas, incumpliendo varios de mis propósitos, pero fue divertido: cacé algo que había fichado hace meses a mitad de precio y de rebote cayó un Componibili y otro para mi hermana. Así las gastamos…

De vuelta a Weblogs SL he empezado a ver los resultados de los experimentos que dejamos corriendo. No tenemos aún suficientes datos como para resultar concluyente, por ahora la opción que me parecía la mejor va en cabeza pero con muy poca diferencia respecto a la más conservadora de las otras. Una vez lo demos por terminado, pasaré a probar un nuevo diseño que he preparado, con más texto, bueno, con algo de texto. A ver si hay diferencias.

Aparte de eso, me he puesto al día, he tenido cuatro reuniones para planificar los siguientes movimientos en i+d y hacer balance con mis compañeros. Creo que no me lo he preparado suficiente, porque, aunque pude hacer un buen análisis de lo que había sido el año, y les di bastante feedback, no conseguí que ellos dieran sobre mí. Solamente sobre procesos o posibles mejoras técnicas, pero no sobre mi forma de comunicarme, de organizar… Creo que funcionaría mejor con una encuesta anónima, o también con preguntas más concretas. Quizá como una entrevista, preparándola como aprendí en el curso de UXLearn el año pasado. Pero es poco natural para hacerlo a gente con la que hablas cada día…

Cerré las tareas pendientes para la red social de moda, y me reuní con mis clientes del proyecto bancario. Había presentado una propuesta para la portada bastante conservadora, y, la verdad, no tuvo mucho éxito. La estructura y zona de contenidos sí se aprobó, estaba en la línea de las páginas interiores que habíamos trabajado antes, pero la zona de presentación del servicio above the fold era poco potente visualmente. Ahora estoy trabajando en la nueva. He pensado hacer varios ejercicios con el contenido presentado de distinta forma, aunque luego tenga que hacer recortes para presentar la versión final.

Este fin de semana, desconexión, matanza con los amigos (gracias Patricia) y a coger la siguiente con energía, aunque con el dolor de muelas que arrastro desde el viernes casi no me llega ni para escribir la retro de esta semana 🙁

Semana #7

¡Vacaciones!

Aunque el lunes estuve trabajando en una tarea pendiente para la red social de moda, modificaciones tras enseñar la primera versión al cliente y ver el diseño implementado, esta semana he tenido vacaciones en Weblogs SL, así que respecto al trabajo, poco más que contar.

Un poco de arte y música el fin de semana en el evento Inocentes de Blanca. Interesante. Me hubiera gustado comprar algo, aunque no entiendo de arte más allá de distinguir lo que me gusta y lo que no. Me quedé en mediados del siglo XX. Pero todo lo que me gusta está fuera de lo que me atrevo a pagar 🙂 Y, como siempre me pasa (ya sea con deportes, comida, arte…), me despertó las ganas de hacer algo artístico. Pero se me pasa pronto.

Luego celebraciones y más celebraciones. Estupenda cena de nochevieja con amigos (cada año cenamos menos, a pesar de ser más!), comidas de lujazo, aperitivos, hacer buenos propósitos, reducir la pila de lecturas pendientes y relax.

Termina la semana pero queda lo mejor: el roscón, las sorpresas y la fruta escarchada. Sí… la fruta escarchada, lo mejor de la navidad!

2014

Una vez más, propósitos para el nuevo año, y repaso del anterior. Me siento mayor porque me parece que hace muy poco de la última vez que lo hice. Que el año ha pasado volando sin darme cuenta. Siempre se dice lo mismo, que hay que aprovechar el tiempo. Es difícil cuando dejas que la rutina te lleve, y sólo vas a remolque. O será la crisis de los 30 y tantos o algo de eso.

El cansancio también tiene algo que ver. Empecé con mucha energía y ganas, y llego con las pilas fundidas. Ha sido un año agotador, y completo, con todo: grandes alegrías, sustos muy grandes también, que por suerte quedaron en eso, he conocido gente genial, que considero amigos de verdad, y me he replanteado cosas que pensaba que tenía muy claras. Termina con todo en orden pero con necesario examen de conciencia.

Porque he echado de menos hacer más cosas, y es estúpido, porque depende sólo de mi. Esta semana leí un artículo que me encantó de Alfonso Morcuende, Behavior, donde reseña una teoría según la que para realizar una acción deben producirse tres fuerzas en un mismo momento: motivación, habilidad y un disparador. Yo creo que veces la motivación es suficiente, puede actuar de disparador, pero me doy cuenta de que no para mi. Necesito disparador.

Los propósitos deportivos del año pasado, correr y bicicleta, fracaso estrepitoso pero no absoluto. De bici, cero total. La primera mitad del año hubiera sido muy difícil, con los viajes a Madrid, pero la segunda, simplemente, no hice el esfuerzo.

El correr, algo mejor, pero se torció al final. Al principio de año mantuve un mes las salidas, a pesar del crudo invierno. Pero al reorganizar mi horario para poder viajar los viernes, lo eliminé de la rutina, y sin hacer nada hasta julio. En agosto volví a retomar y conseguí llegar a 5-6km por sesión, 2-3 días a la semana. Estuve muy muy cerca de lograr mi meta, la San Silvestre, pero lo dejé por el pico de trabajo que tuve a finales de noviembre y diciembre. Que creo que hubiera sido posible, la verdad, sin la dejadez de la última semana. Pero ha estado tan cerca que no me desanimo, no voy a renunciar al deporte.

En cuanto al blog, no he rediseñado pero estoy contenta por haber empezado a hacer el resumen semanal, copiado de Torresburriel. Hace un mes este blog cumplió 10 años y creo que nunca había estado tan abandonado. No tenía sentido rediseñar si no hay algo de actividad. Me propongo seguir con las revisiones semanales, y volver con algo de contenido interesante de diseño y UX. Entonces merecerá un rediseño, que ya he bocetado en mi cabeza.

Salió mejor que el año pasado el huerto. Un éxito los tomates, acelgas, brócoli y lechugas. No fue bien con los pepinos, ya no pongo más rastreras, no merece la pena en casa. Y el misterio de los guisantes que nunca germinan no tengo paciencia para resolverlo.

Pero es una afición que requiere dedicación en épocas muy concretas, ocupa mucho espacio y tiene algunas desventajas desagradables, no tengo claro hasta cuándo me va a merecer la pena. Creo que me tomaré el año más tranquilo que el anterior, me centraré en lo que me ha funcionado y no probaré nada nuevo esta temporada. Sólo intentaré mejorar la productividad sin complicarme la vida.

Mejoré bastante en la cocina. He entendido mejor el tema de las masas, y el pan este fin de año ya es digno de enseñar. Incluso mi abuela se lo come en lugar de insultarme por llevárselo, es mi crítica más feroz. Las magdalenas también están dominadas, pero no he vuelto a hacer sushi en casa. Creo que estoy en otra etapa, “El año del hidrato”, o algo así.

2013 parco en viajes. Playa y más playa, así que no debería quejarme. No tenía ganas de ir a ningún sitio, sólo de descansar tras los viajes semanales. Pero es de lo que más me arrepiento no haber cumplido ahora.

Y parece que en lo que mejor me ha ido ha sido en los objetivos de formación. Conseguí hacer el workshop de responsive web design de los chicos de Swwweet. Aunque ya tenía nociones de la mayoría de lo que vimos, fue útil para asentar y relacionar conceptos que conocía por retazos sueltos, para concienciarme de la importancia de pensar mobile first y abrirme los ojos con la tipografía responsive, que ahora me parece de lo más complejo.

No me di cuenta de lo útil que me había sido hasta hace poco, cuando tuve que preparar un sistema desde cero en muy poco tiempo, y todo fue muy rodado. Todavía tengo que mejorar mucho con ello, y el rediseño del blog será la oportunidad perfecta.

Y el Programa Vostok. Una experiencia que no olvidaré, en la que he aprendido y me queda por aprender muchísimo, recorriendo todos los caminos que nos han enseñado. Pero lo más importante es que me ha dado valores, amigos que los comparten, y un mentor que ha conseguido que vuelva a tener ilusión por aprender. Sólo puedo decir gracias.

Es bueno revisar y reflexionar lo conseguido, incluso si es poco, para animarse uno mismo a seguir. Y el año que viene:

  • Retomando el C25K si es necesario, llegar a los 6km de nuevo, pero alternando con días de ejercicios en casa, para así tener todos los días la dosis de ejercicio. Me he dado cuenta de que hacerlo un día sí y uno no me hace más difícil ser constante. ¿La bici? Lo que caiga, bueno será como extra.
  • Viajes: Islandia, julio. Patricia, Jesús, y quien se apunte…
  • Formación: un libro y un ejercicio al mes.
  • Hacer una recopilación de lo que hemos visto en el Programa Vostok poco a poco, recoger todas notas al margen, libros, personajes mencionados y organizar los apuntes. Merece la pena, pero es uno de los que más me va a costar, porque llevo ya seis meses postergándolo.
  • No hacer freelances. Necesito experimentar y equivocarme para poder mejorar profesionalmente. Algo que vi en el PV4 es que soy demasiado conservadora, no arriesgo y así no voy a crecer. Y sé que cuando hay un cliente al que satisfacer voy a lo seguro. Así que me limitaré a WSL y las colaboraciones puntuales con la red social de moda, cerraré el resto de proyectos pendientes y durante una temporada, usaré ese tiempo para estudiar, experimentar y otras cosas…
  • Mantener la publicación semanal en el blog, y dedicarle un poco más de mi atención. Luego me da más alegrías que las redes sociales, así que les quitaria atención a ellas. Twitter, sí, te miro a ti.

He visto por ahí mucho “que te den, 2013”. Yo, al contrario, creo que ha sido un año muy bueno, voy con ánimo y buenas sensaciones al nuevo. Que al final, es el día siguiente. Cómo nos ponemos por el cambio de año, cuando lo importante es cada día 🙂

Editado 02-01-2014 @ 21:03: se me olvidó incluír algo que he conseguido este año sin habérmelo propuesto explícitamente. Gracias a un sistema bastante sencillo he logrado dominar el email, tener la bandeja de entrada vacía y reducir el estrés que me provocaba.

Este año voy a intentar de la misma forma, como quien no quiere la cosa organizarme con Bullet journal, un sistema de anotaciones e índice para organizar con un solo cuaderno de papel las notas, agenda, to-do lists, calendario…

Merece la pena echar un vistazo al vídeo. Hasta ahora usaba agenda, folios, pizarra, varios cuadernos y pockets para distintos temas… y con esto creo que podré limitarme a la pizarra para las tareas semanales y solamente un cuaderno para lo permanente. Por el momento pinta estupendo.