Semana #6

Un par de días de retraso en el resumen semanal, para no spoilear lo que había estado haciendo esta semana en el trabajo. Empezó torcida y de mala leche, por el tema de la ley del aborto, pero la semana se fue suavizando con las fiestas y el ambiente tranquilo en el trabajo, se han notado las vacaciones.

Uno de mis días favoritos de las fiestas es el de la lotería. Toda la mañana tomando chocolate y dulces, y luego comida navideña con los amigos. Esta vez, sin amigo invisible. Al final lo eché de menos, la verdad. Lo de menos es lo que te regalen, pero es divertido ver las ocurrencias de cada uno. El año que viene a ver si lo recuperamos.

A lo que no he faltado es a la tradición de ver “Lo que el viento se llevó” una vez más en Navidad. ¿Por qué no la programa alguna nacional? Por suerte la pillé al final en la autonómica.

Pero me extrañó no verla, ni tampoco otros clásicos familiares como “Sonrisas y lágrimas” (ejem), “Mary Poppins”, “Qué bello es vivir”… en su lugar, bodrios de películas americanas para televisión. Las llamadas “películas de sábado a las cuatro de la tarde”. En fin, para qué esperar algo ya de ninguna cadena televisiva… </abuela cebolleta mode off>

Imagen de Xataka en los 90

En el trabajo, esta semana fue de bajada de actividad, acabamos las cosas urgentes y me dediqué a preparar la inocentada de este año para Xataka. Han reseñado productos de electrónica “clásicos”, y hemos preparado un diseño acorde (aunque quizá un poco moderno aún para esos productos), inspirado en los sitios web de los 90, mucho gif animado, mucho flúor y todo bastante ilegible. Menos mal que era para un día.

También empecé a trabajar con Optimizely, la herramienta para test A/B que estamos usando para nuestros últimos experimentos, y, con la ayuda de mi compañera Aanchal, preparé un experimento para probar qué tal funcionan las diferentes posiciones para nuestro formulario de suscripción en la página de artículo de nuestros blogs. Yo tengo mi hipótesis, basada en mi experiencia y principios de diseño que sigo, y estoy deseando ver si los resultados me avalan o me refutan.

Y acabé la semana con más experimentación, pero esta vez la puñetera me va a costar tener que echar un rato mañana, ya que no he conseguido mi objetivo. Anuncios responsive para tablets, que no se comportan como yo les digo. Es muy fácil maquetar código sencillo, el código que tú quieres escribir. Pero cuando se mete un adserver por en medio, con iframes, y elementos sobre los que pierdes el control, se hace más difícil y tedioso, porque depurar es muy muy pesado. En fin, espero acertar en la próxima sesión, que tengo que irme de vacaciones!

Hubo algo de trabajo con la red social de moda, además algo que va a tener más visibilidad que los detalles de UX en los que trabajé hasta ahora, ya que estará en la portada.

Y todavía sin retomar el proyecto bancario. Empezamos con mucha energía y cumpliendo plazos puntualmente, pero en esta fase final se ha ralentizado mucho. A ver si cogemos impulso, damos el toque final, y podemos publicar.

En fin, una semana tranquila y agradable, sin estrés, como hace tiempo que no tenía. Lo que más me estresó fue la sesión de repostería de ayer por la mañana. Galletas y magdalenas, con una novedad: probé con té matcha pero no estoy satisfecha del resultado. Mucho color algo de aroma y cero sabor. Game over, insert coin to try again.

Y para cerrar la semana, una canción que hace tiempo quería poner aquí, y ahora tengo que hacerlo por un motivo diferente, más triste.

Próxima parada: vacaciones.

Semana #5

Versión corta: Relax, repostería, TRABAJO, TRABAJO, TRABAJO, trabajo, zampar.

Versión larga: semana de traca fin de año en el trabajo. El fin de semana aproveché para coger fuerzas, porque sabía lo que me esperaba (aunque al final fue hasta más extenuante de lo que pensaba). Así que sábado de relax total, lectura, huerto, una cerveza mirando por la ventana. Y el domingo, algo diferente, hice dulces navideños.

En Weblogs SL, tres días infernales, contrarreloj, para hacer lo mejor posible el especial retrogaming que hemos sacado esta semana. Mi compañero Dani Candil realizó las maravillosas ilustraciones, y yo me encargué del diseño y maquetación de los contenidos. Y de meter algún easter egg. Me apena que con el poco tiempo que hemos tenido no hemos podido hacer que quedara todo como queríamos, creo que se quedaron el 60% de las ideas en el tintero, habrá que aprovecharlas en próximas ocasiones.

La semana anterior había estado preparando el esqueleto de la criatura. Ejercitando el tema tipográfico, probando en móviles, tablets y varios ordenadores. Construyendo un sistema de maquetación para poder reutilizar en el futuro, responsive y flexible, pero que aún tengo que depurar y mejorar. Por ahora parece que está funcionando bien.

Ha sido agotador por la premura, pero estoy contenta con el resultado, porque creo que ha salido muy bien, creo que se realza y se hace más dinámico el contenido, que era muy textual y largo, y a los lectores les ha gustado, que era lo importante.

Y una vez parido el hijo lanzado, de vuelta a los experimentos. Esta vez me va a tocar investigar para mejorar el ratio de suscripción a los blogs.

Y, al margen del trabajo diario, he empezado a diseñar una encuesta que quiero hacer a mis compañeros para que me cuenten qué tal el año, y hacer un balance del cambio en el modo de trabajo que hicimos en octubre-noviembre de 2012. Básicamente pasamos de ser 3 a 5 y medio, organizados en departamentos separados, en lugar de hacer “guerra de guerrillas”. Mi valoración es positiva, ya no vamos locos perdidos, pero también cuesta más tener visión de todo lo que pasa.

Sin nada del proyecto bancario en el horizonte hasta el día 26, y una nueva tarea para la red social de moda, ya para la semana que viene, hoy tocaba cambiar de tercio, darle una vuelta a la oficina en casa (todavía tengo que encontrar la disposición que me satisfaga), y comida de empresa de freelance.

Este año hemos fallado en el Enso, cambio radical hacia Foster’s Hollywood. No solo de sushi vive el diseñador.

Semana #4

Una semana más fichando por aquí. Esta vez, con muy buenas sensaciones, aunque no sé muy bien por qué, ya que he trabajado tanto o más que la anterior.

Será que eché un buen fin de semana con los amigos, que buena falta me hacía: la deliciosa cena con maridaje de viñaelenas (que no me mataron) en el Club de Tenis de Cieza, la comida en la que casi salimos ardiendo, y el domingo que no se acababa.

O que recibí suculentos regalitos por mi santo.

O quizá también que el trabajo de esta semana me está gustando especialmente.

La cuestión es que a pesar de haber trabajado como una mona, hoy sigo con sonrisa, y no porque sea viernes (TGIF? NO.).

Por fin en la recta final del proyecto bancario. Hice la última entrega y falta el feedback e impresiones del cliente tras revisarlo con su equipo. Con muchas ganas de ponerlo ya en marcha para ver cómo afecta el rediseño a sus números, ya que lo tienen todo medido al milímetro. Además, van a hacer pruebas A/B con dos de los diseños que les he propuesto. Aunque no sé aún si podré contar mucho de este experimento.

Acabando una tarea breve para la red social de moda. Lo fue porque hay muchos benchmarks de competidores de todo tipo, así que intenté fijarme en sus fallos y aciertos, y teniéndolo en cuenta, crear una solución adecuada. Era una cuestión básica en sitios que manejan “stock” de marcas (en este caso de ropa), así que es un patrón frecuente, y tocaba aprender de los que lo hacen bien.

En Weblogs SL casi todo mi tiempo se lo ha llevado el trabajo con el equipo editorial. Por ahora sólo puedo decir lo mucho que me gusta trabajar con mi compañero Dani Candil. Es un verdadero crack, como he visto pocos, y con una actitud y aptitudes que para mí las quisiera.

Algo que me gustó menos fue trabajar en los espacios de marca, concretamente en uno que tenemos de larga duración (gracias Toyota!). Es un trabajo más repetitivo, aunque esta vez fue un poco más duro, trabajo de front-end que casi consigue volvernos locas a mi compañera Esther y a mi. El front de WSL es relativamente sencillo, pero en estos espacios de marca se vuelve complejo porque cada uno quiere cosas diferentes, especiales, y por eso hay que andar con cuidado especial cuando trabajamos en ellos.

Y he trabajado bastante una de mis debilidades más graves. Tipografía. ¡Si es que tiemblo sólo de escucharlo! Tipografía. Buuuu.

Pues he estado intentando construir un sistema tipográfico basado en una escala, preparada para móvil, tablet y ordenador. He revisado las notas de la clase que José Román nos dio en el Programa Vostok, también he consultado el artículo de A List Apart More meaningful typography y he utilizado la herramienta Modular Scale, con la escala 1:raíz de 2.

También conocí otra herramienta interesante, A Visual Type Scale, pero no la utilicé porque prefiero construir una paginita HTML con contenido real y probarlo directamente en todos los dispositivos.

Creo que poder hacer código real es lo mejor para no atrancar, y no depender de terceros. Creo que es una gran inversión para un diseñador, porque además no es tan difícil aprender lo suficiente, lo básico.

A ver si consigo terminar y validar este sistema, y me animo a aplicarlo al blog.

Y antes de irme de relax, os dejo un artículo muy bueno de Fernando Blat, Qué le digo a un programador que está en paro.

Semana #3

Agotamiento! También es casualidad que desde que empecé este resumen semanal no haya tenido relax apenas. No he podido leer ni una página del libro que tenía pensado acabar este mes, Sistemas de retículas así que empezamos regular.

Me prometía un fin de semana de ermitaña, pero acabé haciendo galletas, magdalenas y pan, yendo de compras, limpiando (tener terraza mola, menos cuando hay que levantarlo todo)… y esta semana igual, trabajando a tope de 8 a 20h. La energía se agota, y toca descansar de verdad.

Y menos mal que cancelé la visita a Ikea que tenía pendiente. Renovando la oficina en casa, ahora que tengo un poco más de espacio puedo permitirme decorar un poco y por fin meter allí el sillón de pensar. Aunque el que de verdad me gusta por ahora sólo me lo puedo permitir en forma de lámina:

En Weblogs SL me dediqué a preparar pruebas nuevas, esta vez enfocadas al tema de compartir en redes sociales. Arreglar algunos bugs y hacer los primeros bocetos para un sistema interno más eficiente para organizar nuestros archivos de estilos.

El hecho de tener +40 blogs con versiones diferentes para móvil, tablet y escritorio tiene sus ventajas e inconvenientes, pero los que podamos evitar, como el mayor coste de desarrollo y mantenimiento, hay que hacerlo. Y por ahí van los tiros, centralizar y reutilizar, como haría en un solo sitio responsive, aunque luego en el cliente sean distintos sitios. Muchas ideas tengo volando alrededor de este tema… que aún tengo que ordenar para poder aprovechar.

Y un proyecto nuevo, para trabajar con mi compañero Dani y el equipo Editorial… que puede ser muy bueno si sale como quiero. Así que a tirar fuerte.

En el proyecto bancario, cerrando frentes, calculo que estamos al 75-80%. Una vez completado estoy pensando tomarme un descanso de freelances para poder retomar “los estudios”.

Lo primero, un postmortem del Programa Vostok, y un planning para ahondar en cada tema que tocamos, y hacer (y rehacer) los ejercicios pendientes. Lo típico que siempre dices que vas a hacer y que nunca haces, pero que esta vez sí voy a hacer. Y para hacerlo, tengo que planearlo, eso es así.

En fin, una semana corta, pero intensa y agotadora. Media hora para descansar, y salgo a una cena con maridaje que veremos cómo acaba. Porque cansancio + vino… zzz.