5 comentarios

  1. Pues me voy a permitir discrepar… que uno deje de leer por las redes sociales, no es culpa de las redes sociales sino de uno mismo. Es perfectamente compatible un “mix” de inputs, pero es uno mismo el que tiene que controlar ese mix.

    Por otro lado, el contenido de las redes sociales es “ligero” (o no, depende de tus contactos). Pero en todo caso tienen algo muy interesante: te mantienen unido, aunque sea a base de esas “banalidades”, a gente que aprecias (si tienes gente que te da igual en las redes sociales, de nuevo es un problema tuyo!!).

    Piensa en tus amigos “de verdad”. ¿Cómo les conociste? ¿Cómo se fue forjando vuestra amistad? ¿A base de sesudas conversaciones y tertulias literarias, o a base de compartir banalidades?

  2. Cuanta razón! Mi cuenta de Facebook la he circunscrito a gente de mi círculo más cercano: pareja, familiares (con los que tengo relación estrecha) y amigos (los de toda la vida, que ya lo eran antes de la llegada de la internet social)… 42 ahora mismo, pero hay siempre hay alguno que quieres quitar y no te atreves… 😛

    Twitter lo tengo más para compañeros de trabajo y gente que me interesa seguir también por cuestiones profesionales (nada de celebrities, deportistas y demás fauna), pero ahí sí que hay más fluctuación de contactos, pues voy añadiendo y quitando según veo que me aportan información útil o ruido.

    Y luego tengo LinkedIn para contactos profesionales: gente con la que he trabajado, gente con la que trabajo, gente con la que he tenido algún contacto por cuestiones profesionales…

    Y aún así, sigue siendo demasiado…

  3. Raúl, estoy de acuerdo en eso 🙂 no son las redes sociales, “soy yo”, pero alguien tiene que ponerle fin si no se está satisfecho con el resultado.

    No hay que generalizar, pero en mi caso sí es así: las redes sociales me traen contenidos que son los que acabo consumiendo, la inercia es muy fuerte en mi caso, lo que hace que quite tiempo a otras actividades que, en el fondo, me gustan más.

    El argumento de las redes sociales para mantenerte unido… bueno, tienes razón pero depende del uso que cada uno les de. Hay gente con la que quizá no quieres estar unido de esa forma, sino solo ver las noticias que “rebotan” porque consideras su criterio bueno, yo al menos no las uso para “hacer amigos” ni cultivar relaciones, no sé por qué.

    En fin, que hay muchos casos de uso, pero en general, creo que las redes sociales han ocupado tiempo de ocio que antes se repartía de otra forma, mejor o peor (libros, tv, salir, dormir…) y es que internet se estira hasta ocupar todo el tiempo que quieras darle!

    Martín qué razón tienes en que en ocasiones es muy difícil “borrar” a alguien 🙂 el uso que yo doy es muy similar al tuyo, aunque por Linkedin apenas paso, es más puntual.

  4. Yo creo que depende, como casi todo, del uso que le des. Yo creo que debo entrar en el caralibro, y revisar rapido lo que cuentan mis pocos enlazados, en menos de 5 minutos. Asi que de mucho, no me quita.

    Sobre todo porque para leer, me he buscado un momento que estaba perdido: Mis viajes en tren. En lugar de ir mirando el techo, o durmiendo (aunque esta otra buena opcion! :p) voy haciendo algo que me gusta, y ademas hace que el viaje sea mas ameno.

    En fin, que todo es organizarse, y no abusar.

Responder a Martín Fernández Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *