No me hagas ¿robar?

We believe that content providers are a wee bit lost. They see us as their enemy. But we’re not! We love movies! And most of us understand that movies have a cost.

Portada de Don't Make Me Steal

A través del twitter de Álex Sancho llego a esta iniciativa, Don’t Make Me Steal,  que, aunque no me gusta mucho su nombre, ya que copiar no es robar, creo que tienen un manifiesto bastante interesante.

Creemos que los proveedores de contenidos están un poco perdidos. Nos ven como a sus enemigos. ¡Pero no lo somos! ¡Nos encantan las películas! Y la mayoría de nosotros entendemos que las películas tienen un coste.

Aquí las traduzco y adapto (seguro que hay algún error, me lo decís y lo arreglo):

1. Precios

En general, quiero que el modo de fijar los precios sea sencillo y transparente. No me importa que haya una ligera diferencia de precio entre películas según su antigüedad.

  • El alquiler no deber superar 1/3 del precio de la entrada al cine.
  • El precio de la compra no debe superar el de la entrada al cine.
  • El coste de la tarifa plana mensual no debe superar el de 3 visitas al cine.
  • El precio de las series de televisión debe ser 1/3 del de las películas aproximadamente.
  • Se paga por el contenido, no por la descarga.

2. Idiomas

  • Puedo conseguir el audio en cualquier idioma que el contenido haya sido producido.
  • Tras comprar una película, todos los idiomas están disponibles.
  • Los fans tienen permiso para crear y compartir subtítulos para cualquier contenido legalmente.

3. Comodidad

  • El contenido que pago está disponible inmediatamente.
  • El contenido se distribuye sin publicidad o interrupciones con advertencias sobre infracciones.
  • Puedo buscar películas o series por año, director, idioma, país, género, identificador de IMDB, etc.

4. Surtido y fechas de lanzamiento

  • La fecha de lanzamiento es global. No hay límites según en el país en el que vivas.
  • Puedo descargar casi cualquier película que se haya rodado.

5. Derechos

  • Puedo ver la película en cualquier dispositivo, sin que haya diferencias en su presentación.
  • Las películas no están vinculadas al proveedor del servicio, y en el caso de compra, deben estar libres de DRM.
  • Debo poder entender fácilmente mis derechos respecto a las películas que alquile, compre o vea con la tarifa plana.

Bueno, para empezar yo creo que no está nada mal, sería un gran paso adelante un servicio con estas características, pero yo creo que, como siempre, y más en España, el precio sería un factor crítico, que yo misma lo utilizara dependería de esto.

En este manifiesto yo añadiría algún tipo de “gratis con limitación” y/o “gratis con publicidad” para llamar a más gente.

¿Y vosotros? ¿dejaríais de descargar por otros medios si existiera uno (o varios) servicios de este tipo a precio razonable?

Os dejo con el bonito vídeo que os comentaba arriba: Copiar no es robar.

4 comentarios

  1. Me parece una propuesta razonable… aunque añadiria como dices, la posibilidad de que el precio varie segun la posibilidad de ver el contenido con o sin publicidad. Seguro que a nadie le importaria tener un paron de unos pocos (pocos eh! no como la tele actual, que ves anuncios con parones para las peliculas…) anuncios, si hace algo mas asequible el contenido. Pero con la posibilidad de tener acceso tambien sin esta a un precio algo superior.

    Ahora solo queda que los señores a que los que tiene que llegar, les llegue, y no sigan anclados en una epoca anterior a la que vivimos.

  2. Esta semana ha saltado a la palestra un “teaser” de un nuevo servicio: http://youzee.com/ que tiene toda la pinta de ser algo así: cine a la carta.

    No se sabe mucho más, salvo que detrás hay parte del que era el equipo de diseño y desarrollo de Tuenti, y es probable que sea un proyecto impecable técnicamente.

    Como siempre, el tema estará en los precios. De eso dependerá su futuro.

Responder a Jose Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *