Todo pasa y todo queda…

Pero lo nuestro es pasar. Dejar un año, y empezar el nuevo queriendo mejorar.

Uy, que me ha salido una rima y todo. Pero es lo que hay, lo que quiero, mejorar! Nunca cumplo los propósitos firmes a largo plazo, los mensuales se me dan mejor, pero como todos los 31 de diciembre, quieras que no se reflexiona, y es inevitable querer hacer planes. Lo que sería pre-procrastinar 😀

Puerto de Ciutadella de Menorca

Así mis planes para 2011 serían, en la típica lista:

  • Cuidar mi cuerpo: el tradicional “apuntarme al gimnasio”, que en mi caso será seguir con la bici y darme un poco más de caña, con objetivos concretos, p.ej. subir mi velocidad media en 5km/h. Ahora uso Runkeeper, que ayuda a picarse un poquito más.
  • Cuidar mi mente: estudiar, hacerme una buena biblioteca de artículos y documentación de trabajo, y hacer un curso de usabilidad/UX, qué pena que no pudiera ser el programa Vostok, que es el que quería 🙁
  • Tener alguna afición: todas han quedado desterradas por falta de tiempo, tanto el dibujo como la fotografía, como este mismo blog, y necesito una para despejarme.
  • Trabajar menos: sí! menos! es muy goloso el freelance porque puedes trabajar más y ganas más, pero de ahí a ser un workaholic hay poco y no quiero instalarme ahí.
  • Montar un negocio: ¿incompatible con la anterior? quizá… pero es que quiero hacerlo! ya sea en la web u offline, ser freelance no es lo mismo, aunque posiblemente sea éste el propósito que no se cumpla.
  • Mejorar las relaciones sociales: cada vez se relegan más al fin de semana, tanto familia como amigos…
  • Viajar: una amiga mía y yo tenemos pendiente un gran gran viaje 🙂 no creo que sea este año, pero sí que podemos hacer alguna escapada a Europa, o incluso me conformaría con visitar Galicia, que tengo muchas ganas.

Objetivos muy generalistas, y por eso mismo difíciles de cumplir. Por eso voy a atacar mes a mes. Hasta ahora, desde septiembre, cumplí todos mis propósitos mensuales menos uno. Pues a seguir por este camino.

¿Enero? pues pongamos el de la bici. Para empezar el año con energía. Madre mía, en enero… con el frío que hace… pero, como decía, es lo que hay!

¿Y vosotros? tenéis ya vuestros ple-planes para el año que viene?