Blog de Ibarretxe: 40.000 euros

No sé qué tendrán las empresas que se amarran los proyectos del Estado, si será su encanto, su savoir faire en los negocios, su respeto por los estándares (¿he dicho eso?) o bien otras habilidades que quedan fuera de mi capacidad imaginativa… algo tienen que tener.

Esta vez es el blog de Ibarretxe que parece ser que ha costado 40.000€ + 86.000 para publicitarlo, una instalación de WordPress con personalización incluida. Al menos esta vez la portada cumple la validación W3C, pero se nota que hay cosas que están hechas para ponerse la medalla y nada más.

Por ejemplo, cogemos la web, konpondu.net, calificada como accesible AA, y le deshabilitamos las imágenes… nos encontramos que algunas tan importantes como el nombre de la web, desaparecen, y otras tienen como desafortunado texto alternativo el título del post en cuestión, información que repetida no aporta nada y no suele corresponder con la imagen.

Y no lo critico porque esté mal, porque mucho peor está el congreso, ¿no? sino porque estando tan tan cerca de haberlo hecho bien, se ha quedado en el intento.

13 comentarios

  1. Uy, y no sabes tú lo peor…. Aquí, por la zona del País Vasco existe cierta tendencia sobreprotectora y enchufista en lo que a dar proyectos se refiere, así que no te sorprendas si indagando te encuentras con que quien lo ha hecho es el “hijo de”, “primo de” o “amigo de”…. alguien se está dando la vidorra con esos 126.000 leros

  2. Pues si, no estaria de mas que hicieran esos cambio. En fin, habra que darles un poco de tiempo…

    Si no, siempre te podran contratar como asesora ;-)

  3. Es una vergüenza cómo se gasta el dinero público, yo llevo varios años trabajando en una consultoría de las grandes y me da vergüenza ajena ver la cantidad de dinero que se tira.

  4. No te comas la cabeza. Para amarrar un proyecto de este tipo hace falta ser el sobrino o coleguita de alguien del ayuntamiento. Y preferiblemente no tener ni idea de diseño.

  5. No me parece el mejor camino para “dignificar” el trabajo de los diseñadores web el que se critique con tal fiereza y argumentos demagógicos cada proyecto público relacionado con la web. Luego nos quejamos de que estamos mal valorados y nos pagan poco por los proyectos y después, nosotros mismos tiramos piedras contra nuestro tejado. Para saber si ha sido “caro”, habría que saber cuantas horas de reuniones, desplazamientos, revisiones, mantenimiento,.. etc. han tenido que “soportar” los diseñadores. Me parece que, al igual que no es bueno caer en el corporativismo, tampoco se puede juzgar a la ligera (y lo digo yo que ni siquiera he visto el dichoso blog 😉

  6. Creo que más que criticarse si está bien o mal hecho el trabajo, lo que realmente molesta, por lo menos a mi, es que se gaste un porron de dinero en ese tipo de webs, que en mi opinión sólo sirven para eso, para gastar dinero.

    Y estoy totalmente de acuerdo con la gente que ha dicho que hay que ser primo de… es más diría que hay que ser a cierto partido político.

  7. Hola Antonio,
    por qué demagógicos?
    En este caso, lo que critico más que lo que se han gastado es que estando a punto de hacerlo bien, acaban haciéndolo mal.
    Porque si lo que te importa verdaderamente es la accesibilidad, haces las cosas con una calidad diferente, pensando en las personas, no en los validadores, no? ;-)

  8. Sí, como puse en mi comentario aún no había visto en detalle el blog. Y claro que hay cosas que están mal, y tú las has señalado, y otras que yo haría de manera muy diferente. En lo de demagógico, quizá me pasé un poco, pero es que me resulta curioso el que casi cada nuevo proyecto web “público” sea automáticamente tildado de despilfarro y lo primero que se ponga para hablar de él, sea lo que ha costado. Tengo la sensación, quizá sea sólo eso, de que en otros campos, en los que se invierte con mucha más generosidad, las criticas desde el sector correspondiente no son tan destructivas. Sólo es una opinión y tampoco la he documentado lo suficiente, pero me parece interesante el que, sin caer en el corporativismo a ultranza, empecemos a ver como normal el que las administraciones públicas (y la empresa privada) se gasten ese dinero (y más) en proyectos web de ese tipo.

Comments are closed.