Novedades en Bloglines

Ayer seguro que a más de uno le pasó como a mi, estuvimos un buen rato trasteando Bloglines porque estaba fallando más que una escopeta de feria. No sé si la causa serán las mejoras que acabo de encontrarme. Quizá ya estaban ahí, pero yo al menos acabo de darme cuenta.

Nueva interfaz de gestión de suscripciones de Bloglines Al Editar mis suscripciones me he encontrado con un menú desplegable diferente, ahora las opciones que tenemos son para ordenar de diversas formas, para marcar como públicos o privados nuestros feeds, ignorar (o no) en el notificador, y displayed in mobile, que no he utilizado pero que puede que haga referencia a cuando se accede desde dispositivos móviles.

La forma de crear carpetas y manejarlas es mucho más sencilla, con un simple click se crea una carpeta, y para mover las suscripciones, arrastrar y colocar, qué alegría, qué alboroto!

¿Inconveniente? cuando tienes muchas muchas carpetas o muchas muchas suscripciones y tienes scroll en el marco de edición, y arrastras una de muy abajo a muy arriba, el marco de edición no se mueve, lo tienes que mover tú para ver la zona de arriba (con el teclado, ya que con el ratón estás arrastrando…). Sería demasiado pedir que al arrastrar el elemento que quieres mover, se moviera el foco del marco hacia la parte que te estás moviendo… ¿o no?

Borrarlas es igual de simple, seleccionar y click en el botón de borrar.
Y cambiar el nombre, exactamente igual que a los archivos en Windows (no sé si en Mac será así), click y luego otro click para editar ahí mismo. Doble click (uys, ¿esto no estaba patentado o algo?) para editar la suscripción.

A mi al menos me ha encantado la experiencia de uso, me ha hecho mucho más rápida la reorganización de mis suscripciones, y por eso mismo, a quien lo lo use, le recomiendo al menos que lo pruebe.

Esta tarde lo seguiré probando a ver si hay más cositas nuevas emo

Rollyo: motores de búsqueda personalizados

Rollyo: aplicación para crear motores de búsqueda personalizados A través de Tooler, una bitácora que me encanta, aunque actualiza poco, he recuperado Rollyo, que ya conocía por su aspecto Web 2.0 que fue reseñado en CSSMania, cuando aún estaba bajo la protección de GaBuBu.

Rollyo es una sencilla aplicación que permite crear motores de búsqueda especificando en qué páginas quieres buscar. Por ejemplo, yo he creado un motor para buscar recursos de diseño web en mis páginas favoritas. Similar al que crearon en Tooler, pero con las páginas que yo he querido.

Me ha gustado mucho que el registro es uno de los más rápidos y fáciles de los que he encontrado, puedes estar creando tu primer motor en unos segundos. También es muy fácil de usar e intuitivo. El único problemilla (que no es un problema una vez que te das cuenta) con el que me he topado es que la gestión de los motores se encuentra bajo el elemento de menú Profile en lugar de en Tools, donde están todas las utilidades y cositas que podemos hacer con los motores de búsqueda creados.

Motor de búsqueda de Rollyo integrado en Firefox
¿La mejor?
Bueno, tiene varias cosas interesantes. La que a mi me ha gustado más es la posibilidad de añadir los motores a Firefox, muy muy cómodo para usarlos en un click.

Como veis en la imagen, las ñ no le caen bien emo

Tiene cosas típicas, como mostrar las últimas búsquedas que has realizado en tu perfil, o agregar motores creados por otros usuarios. También ofrece la posibilidad de crear un cajetín de búsqueda de forma automática, para colocarlo en nuestro sitio web, de crear un motor de búsqueda a partir de nuestros marcadores (favoritos), simplemente subiendo el archivo que genera Firefox. Mucha simbiosis, jeje, quiero decir, integración, entre el rollito y el zorrito.

Y, como todo lo Web 2.0, potencian las relaciones y se pueden compartir fácilmente motores, ponerlos a disposición del público y ver los de otros usuarios, hay un top de motores, y hasta un concurso que tenía un Ipod Video como premio.
Mira que bonito todo, que felicidad y que buen rollyo emo

En fin, que pinta muy bien, pero lo he usado poco. Ya contaré si me da castigo.