Compartiendo Thunderbird entre Linux y Windows

Quizá lo que voy a contar lo conocéis y os parece una obviedad (mira que no contármelo, malosos) pero yo acabo de probarlo y me va a ser muy útil ahora que tengo que estar en Linux.

No me gustaba tener un gestor de correo en Windows y otro en Linux por si aparecen inconsistencias (no tener los mismos correos en los dos sitios), y porque es un desperdicio de espacio, así que pensé si Thunderbird usara el mismo modus-operandi para los dos sistemas operativos podría compartirlo.

Efectivamente.
Se puede usar el mismo profile, compartiendo los archivos, que funciona todo perfectamente. Están las cuentas, las direcciones, los filtros… He hecho las pruebas de enviar y recibir correo, filtros incluidos, y todo perfecto.

Ya lo tenía instalado en Windows, e hice que en Linux (uso Suse) la partición de Windows se montara en /mnt/windows al arrancar, editando el fichero /etc/fstab y añadiendo esta línea:

/dev/hda2 /windows/C vfat user,rw,auto,umask=000

Con esto se consigue que monte el dispositivo hda2 (segunda partición de mi ordenador, donde tengo el Windows) en la carpeta /windows/c, y entonces podremos acceder a ella como si de otro directorio se tratase.
Ojo! si usáis NTFS esto no es tan sencillo, dependiendo de la distribución, posiblemente tengáis que añadir algo a vuestro núcleo, por ejemplo en Red Hat, pero ése no es el tema ahora.

Ahora hay que instalar el Thunderbird en Linux. Esto no es muy difícil, hay varias formas y depende de cada distribución así que no profundizo. Y una vez instalado, indicarle que use el mismo directorio que Thunderbird de Windows.

Para ello tenemos que ir al directorio de nuestro usuario en Linux, en mi caso /home/inma, y buscar un directorio (oculto) llamado .thunderbird. Ahí hay un archivo llamado profiles .ini que tendrá el siguiente aspecto cuando lo abrimos:

[General]
StartWithLastProfile=1

[Profile0]
Name=default
IsRelative=1
Path=hrxhxybe.default

Pues ahí tenemos que indicar la ruta de nuestro directorio de Windows.

Para saber cuál y dónde está podemos ir
al soporte de Mozilla y enterarnos, por ejemplo en mi caso se encuentra en la ruta c:/Documents and Settings/Inma.NOTEBOOK/Datos de programa/Thunderbird/profiles.ini y ahí encontraremos un fichero similar al anterior, prácticamente igual, con la ruta de nuestro perfil de Thunderbird en Windows:

[General]
StartWithLastProfile=1

[Profile0]
Name=inma
IsRelative=0
Path=C: hunderbirdinmahrxhxybe.slt
Default=1

Bien.
Como nuestra ruta es el valor de Path, una vez que la partición de Windows esté montada en Linux, la ruta de este mismo profile será /windows/c/thunderbird/inma/hrxhxybe.slt, que será lo que tenemos que poner en el fichero profiles.ini de Linux, que finalmente quedará así:

[General]
StartWithLastProfile=1

[Profile0]
Name=default
IsRelative=0
Path=/windows/c/thunderbird/inma/hrxhxybe.slt

He cambiado el 1 por un 0 en IsRelative porque la ruta que he indicado para el profile es absoluta.

Y ya está, arrancar el Thunderbird y a correr.
Por cierto, si vais a intentarlo, haced una copia de seguridad antes, basta con una copia en zip del directorio del Thunderbird, porque no me hago responsable de las consecuencias que pueda tener ponerlo en práctica emo

No me sigas (ii): Desconfiando

Como ya he dicho en los comentarios del anterior artículo, pensando con la suficiente desconfianza (algo normal en mí jeje) y creo que los buscadores han propuesto lo del nofollow para rebajar la influencia de los blogs en cuanto a sus posiciones para los resultados de búsquedas.

Me explico.
Supongo que recordaréis cuando se dijo que Google penalizaría o no tendría en cuenta los blogs en sus búsquedas, no?

Si nos damos cuenta, siempre estamos diciendo que con qué búsquedas más raras llegan a nuestros blogs, que suben muy arriba para texto que no tiene que ver demasiado con lo que escribimos y demás curiosidades.No creo que a los buscadores (bueno, a sus dueños jeje) les siente muy bien esto, ya que realmente y al ritmo que crece esto de los blogs al final, busques lo que busques, te va a salir un blog lo primero.

Entre comentarios y trackbacks, aparte de las referencias explícitas, los blogs son páginas muy muy enlazadas, enlazadas entre sí (es lo que tiene la endogamia, claro), hiperenlazadas, como decía
obokaman y cada vez van teniendo más peso para los robots de los buscadores, así que viéndole las orejas al lobo, nos ofrecen esta bonita solución para el spam, y, de paso, quitar parte del peso que ejercen los blogs (en cuanto a esto que hablamos, ojo).

Quizá estoy pecando de mal pensada, y realmente sean generosos y quieran darnos una solución para el spam, pero sinceramente no lo creo, piensa mal y acertarás, por qué va a interesarles tanto nuestro problema del spam como para unirse los grandes rivales como Google y Yahoo!?

Y de todas formas, a corto plazo, los spammers seguirán como hasta ahora, y a medio-largo plazo, aunque eso no les reporte más enlaces digamos “influyentes” la gente lo seguirá viendo, así que si consiguen un click de un usuario real bueno es. Yo no lo veo como una solución lo suficientemente eficaz…

No me sigas

Parece ser que Google nos quiere cuidar y evitar a los malignos y para ello propone el uso del atributo rel=”nofollow” en los enlaces de los comentarios, o cualquier sitio susceptible de recibir spam.
Aquí está el anuncio en el blog de Google.

En Xeoweb, un blog sobre posicionamiento, exponen algunas razones por las que el nofollow no es bueno, aunque hay muchos otros a los que les parece mejor.

A mi la verdad es que no me gusta mucho esta idea, las razones que dan en Xeoweb me parecen bastante acertadas, esto hará que algunas páginas queden en el olvido de los buscadores, limitando así la mejor baza del hipertexto, capando su funcionalidad y haciendo a las webs menos visibles, siendo los perjudicados finales los millones de usuarios que para llegar a algún sitio tienen que hacerlo a través de un buscador (es decir, la mayoría de los poco acostumbrados a esto).

Por otra parte, también coincido en que esto no va a ser una solución para el spam. Y aunque lo fuera, creo que los “daños colaterales” son tan malos como el propio spam.

Sería cuestión de prioridades, como todo en esta vida.
De todas formas, en este caso no es necesario elegir, hay muy muchas soluciones contra el spam y las que podemos idear todavía.