Nadie es perfecto… Vulnerabilidad en Gmail

Si tenéis cosas importantes en la cuenta de Gmail, ya podéis empezar a guardarlas bajo llave porque, según he leído en Zootropo y también en Mangas Verdes acaban de descubrir una vulnerabilidad en Gmail por la cual sabiendo el nombre de usuario y haciendo que clickee en cierto link (enlace maligno, como dice Zootropo jeje) le roba la cookie que identifica en Gmail y podrá entrar cuando le de la gana, aunque el usuario cambie su contraseña.

Muy mal, muy mal, ya empiezan a crecer los enanos… a ver si encuentro un buen POP3peador para el Gmail y me bajo todo… os recomiendo hacer lo mismo.

Por cierto, si alguien aún no tiene cuenta y quiere, que me deje un comentario, me queda alguna.

Interlagos – se cierra el telón

Montoya bañado en champán …y con una ovación para todos esta vez.
¡Si es que hasta se me ha caído una lagrimilla y todo durante la ceremonia del champán!
Estoy casi por decir que la del domingo ha sido la mejor carrera del mundial, aunque en Spa también estuvieron increíbles.

Una carrera tan interesante que sólo fue posible gracias a que Michael Schumacher sufrió un accidente durante la clasificación y tuvo que salir desde el puesto 18, acabando al final 7º. Me gustaría haber visto los comentarios del señor Lobato si hubiera sido Alonso el que se hubiera visto en esta situación, pero como es M. Schumacher… “Alonsitis”.

Al final, menos de un segundo de diferencia entre mi querido Montoya y Kimi Raikkonen hasta la última vuelta. Una maravilla. Al final ganó el colombiano, supo mantenerse y ahora puede mirar con desdén a su ya ex-equipo Williams BMW, donde últimamente parece que no sabían apreciarlo (y por supuesto, no supieron domarlo).

Y el año que viene McLaren va a dar miedo…

Gran carrera también de Fernando Alonso, un poco extraña su entrada a boxes antes de tiempo (presuntamente) que le ha perjudicado. ¿Podía haber sido tercero? No creo, sinceramente, Barrichello estaba muy motivado y tenía mucho coche. Realmente ha sido una pugna muy interesante también la que hubo entre Alonso, Sato y los dos Schumacher, lástima, como decían en TeleCinco, que no hubiera dos pantallas.

Un consuelo esta carrera para un mundial más que aburrido. El dominio de Ferrari ha sido desolador, y ahora que parecía que se iba a igualar más la cosa, se amotinan los más grandes (gracias por el enlace a corsaria).

Y sinceramente, si realmente las cifras son esas (según el director deportivo de Ferrari perciben el 47% de los derechos de televisión y alrededor de 1/4 de las ganancias totales), lo veo casi lógico.

También entran en juego las nuevas normas que entrarán en vigor el año que viene, que aunque propiciarán la igualdad entre equipos, también nos quitarán bastante del espectáculo. Cambios aerodinámicos (coches más altos), motores más fiables (tendrán que aguantar dos grandes premios) y neumáticos más resistentes (solo un juego para la clasificación y la carrera), todo contribuye a hacer los coches más lentos y los grandes no podrán lucirse como hasta ahora (pobres Ferrari, qué pena me dan).

Habrá que poner atención para enterarse de todas las novedades y de cómo acabará el baile de pilotos, menuda locura, que parece que sobran y todo.

Y genial el especial de Telecinco, como dijo xergio, vimos cosas que si no hubiera sido por lo que se ha volcado la cadena con la Formula 1 nos hubiéramos quedado a dos velas, y han permitido conocer entresijos de este deporte que, al menos yo, no había visto nunca.

A pesar de su “Alonsitis”, es de agradecer lo que explican antes de cada carrera, que nos acerquen un poco a los pilotos (entrevistas a Montoya, mmmmmmm) y que siempre saquen algo en la sección de deportes de las noticias. Esperemos que mantengan este ritmo hasta que vuelva el Mundial (127 días!) ¿cómo voy a aguantar? no veré más la tele… Bueno, en la página oficial podemos ir viendo unos resúmenes de la temporada para entretenernos hasta entonces.

How “well designed, popular and accessible” is your website?

Es que traducido sonaba muy mal emo

¿Como de bien diseñada, popular y accesible es su web?. En uno de los pocos blogs en inglés que leo, Redemption in a blog, concretamente aquí, he encontrado una herramienta que, según unos criterios que… bueno… mide qué tal está el diseño, marketing (¿?), experiencia de usuario, accesibilidad…

Yo no he salido muy malparada para ni siquiera validar los estándares, aunque tampoco me puedo fiar mucho ya que los criterios no los tengo muy claros todavía, al menos me ha servido para darme cuenta de algunos errores, y también de que ahora es ilegal en Gran Bretaña que las webs no sean accesibles para discapacitados.

Ahora que en España la ley actúa, ¿se pondrán las pilas en este asunto también?

Un 7.5, notable aunque me ha sorprendido gratamente un 8.9 en cuanto a diseño emo
Y vosotros, ¿qué sacáis?

Toothing

Seguro que la mayoría sabe lo que es el Bluetooth y quizá también el bluejacking, pero ¿y el toothing?

Para entrar un poco en materia, esto del toothing es algo tan simple como el aquí te pillo y aquí te mato por bluetooth, en adelante BT. Si tienes un teléfono móvil (lo más común) o un PDA con BT y muy poco tiempo para las relaciones sociales y sexuales, ésta es la tuya, simplemente juega a descubrir dispositivos en cualquier estación de tren, aeropuerto o simplemente el hall de un hotel hasta que caiga alguien.

Se suele comenzar con el mensaje “toothing”, avisando, vamos, si a partir de ahí te siguen el rollo, ya puedes localizar a tu partenaire y, si entonces sigues dispuesto (que no todo el monte es orégano, y todos los poseedores de dispositivos BT están buenos/as) os podéis desfogar, como diría el señor Parada, en los lavabos públicos más cercanos.

Hace ya unos meses que se comenzó a hablar de esta nueva manera de comunicarse, creo que también lo vi en el blog de pjorge o bien en la zona tecnológica de Denken Über, en foros, en noticieros digitales y hasta el telediario de la hora de comer… y de la misma forma pasó de moda o al menos eso parece.

No he vuelto a saber de ello, y mira que la cosa prometía… porque hay gente para todo, ¿no? emo

Menos mal que mi móvil tiene pocos extras, porque con tanta tecnología vamos a acabar quitando el encanto hasta al ligoteo…