Esta noche, ahora mismo

Que noche tan genial. Perdonadas las decepciones, ya casi ni lo recuerdo, esa cerveza y esa música, que risa con el Pollo y la chica del mini-operación-triunfo (opio del pueblo en el siglo XXI?), los dueños de ese restaurante aún deben estar alucinando. No sé cómo puedo estar escribiendo ahora. Supongo que debe ser más adictivo de lo que pensaba. O bien un psicoanálisis gratuito que mañana me ayudará a levantarme más tranquila.

Que gran noche. Casi gran noche, mejor. Perfecta si no hubiera pensado en ti. Pero la cosa ya empezó mal. Esa dichosa emisora de radio que sólo pone un cd en el modo “shuffle” y deja que vayan pasando todas las canciones que me tocan el alma (menos mal que no conocen la peor). Luego está ese cielo sin una sola estrella, como la primera vez que quise mirarte a los ojos y no conseguí ver nada. Cuánto hacía que no pensaba en ti. Estoy triste.

Pero mañana tengo que madrugar, así que será mejor que me acueste ya y deje de desvariar como los locos, o acabaré buscando tu teléfono entre nuestras cenizas y mandándote un mensaje tan patético como me permitan escribir mis deditos torpes gracias a mi cantidad de alcohol en sangre; al menos me ayudará a dormir y no pensar.

Y pensar que esto debería haber hablado de fórmula 1, Michael Schumacher, y la batalla entre Jenson Button y Fernando Alonso (de lo mejorcito del mundial, oyes, a ver si sigue así…)

11 comentarios

  1. Sintiendo el momento que vives en ocasiones revivimos lo que hemos dejado atrás. Queremos olvidar y quemar los recuerdos que vienen a nuestra memoria sin llamarlos. Pero en realidad cuando hacemos eso lo único que conseguimos es que el pasado esté más vivo que nunca.

    Por eso, cuando olvidamos quienes somos, o lo que queremos, o lo que no queremos nos agarramos a esa tabla de salvación que son los sentimientos antiguos para sobrevivir en el oceanos del devenir diario.

    Cuando caminamos el dolor aprieta nuestros pies, y cuando queremos quemar algo siempre quedan las cenizas que en ocasiones sirven de abono para lo que intentamos destruir.

    No hay solución, ni fórmulas mágicas, tan solo vivir… vivir al día, vivir el futuro como si fuera ese alimento que nutre nuestra alma, y ver lo que subyace a todas las cosas, descubrir la trama de la vida.

    Por que cuando descubrimos la simplicidad de la realidad que nos rodea llega el instante que siempre hemos deseado.

  2. Llego a Madrid a las ocho de la mañana. Me voy a quedar apenas algunas horas, no tiene sentido telefonear a los amigos o arreglar algún encuentro. Resuelvo caminar solo por lugares que me gustan y termino fumando un cigarrillo en un banco del parque Retiro.

    -Usted parece que no está aquí –me dijo un anciano, sentándose a mi lado.

    -Estoy aquí –respondo. –Sólo que doce años atrás, en 1986. Sentado en este mismo banco con un amigo pintor, Anastasio Ranchal. Los dos estamos mirando a mi mujer, Christina, que bebió más de la cuenta y hace como que baila flamenco.

    -Aproveche –dijo el anciano. –Pero no se olvide de que el recuerdo es como la sal: en la cantidad adecuada le da sabor a la comida; pero si se exagera, estropea el alimento. Quien vive demasiado en el pasado, gasta su presente en recordar.

    Paulo Coelho

  3. ” Quien vive demasiado en el pasado, gasta su presente en recordar.” Ya. Pero a ver quién es el wapo que olvida… xDDD

  4. ¿Hasta cuándo aprenderemos a vivir?. Y cuando digo vivir hablo de todo ese concepto que encierra pensamiento y acción…

    Cerrar el pasado completamente es imposible. Negariamos ser humanos. Pero algo tenemos que pasar en esta vida así. Si no, seríamos cualquier programa hecho en… lo ke les guste =D

    Vale, ojalá que al final digamos que supimos vivir, porque esto no dura demasiado. Dicen que para saberlo hacer bien, hay que aprender… y aveces que mejor que aprender de nosotros mismos.

    Saludos !

  5. estoy mas perdido que un gitano en un aseo. Que os pasa? cada día me sorprende mas este site 😀

    Saludos

  6. Vaya tela,

    Pasas del frío al calor y de la noche al día en nada. En fin, que ya he visto que has puesto publi por aquí (uajjj, que asco!!!)
    En fin, que la semana que viene al fin me bajo de vakciones a alicante 3 semanitas, así que ya te llamaré un día y me re-bajo a murcia. besos (sirven como justificante virtual de los que recibirá en el próximo envío)

  7. Ralfa gracias por el apunte, voy a ver qué pasa emo

    Gracias por los comentarios a todos emo

    Angel, tranquilo jeje, a veces cuando bebes te da por hacer locuras y otras por por ponerte triste…

    Nachete, cuánto tiempo sin saber de ti… no paso de la noche al día, por suerte estoy casi tan bien como la última vez que hablamos… y me encantará que te bajes para acá cuando quieras, llamamos a Eugenia si quieres y os invito a una cerveza!

Comments are closed.